ARMO Studios

Los reportajes fotográficos de preboda son sesiones íntimas que la pareja y su fotógrafo comparten días antes del intercambio de argollas de matrimonio y les permiten con mayor soltura y naturalidad obtener tomas que describan su relación, sus lugares favoritos y la personalidad de ambos. Es un momento perfecto para tomarse un respiro en medio de todo el desgaste que supone la planeación de la ceremonia y sin necesidad de un atuendo tan especial como el vestido de novia o el traje de novio, dedicar un día para consentirse en pareja mientras el profesional encuentra sus mejores ángulos que se convertirán en recuerdos únicos. Todo lo que deben saber, preparar y planear para esta sesión lo encontrarán en este artículo especialmente dedicado al tema.

Luego del compromiso

By Pixel Reflex

La sesión de preboda, que se ha popularizado en las últimas temporadas, es un momento donde ustedes disfrutan tranquilamente en un espacio cercano, lejos de observadores, en la que se establece una conversación próxima y fluida con el fotógrafo que les permitirá traducir sus gustos y preferencias haciéndolos entrar en confianza, analizando sus tomas más favorecedoras y preparándolos con algunos consejos para conseguir el mejor material gráfico del momento en que compartirán sus votos y frases de novios.

Por lo general, esta sesión se agenda después del compromiso y preferiblemente un par de meses antes del matrimonio, para conseguir que ambos estén dispuestos y relajados, sin que su pensamiento esté ocupado en los últimos detalles de la decoración de iglesia para boda u otros aspectos próximos a la celebración.

Contar con un experto o una experta

Ingemar M. Moya

Tener un reportaje exitoso en que ambos disfruten y se diviertan, comienza poniéndose de acuerdo con su fotógrafo. Este o esta seguramente, luego de explorar un poco sus preferencias, les sugerirá lugares, temáticas y motivos acorde con sus pasatiempos, teniendo en cuenta las tomas que ustedes se imaginen o haciendo énfasis en elementos, como el anillo de compromiso para hombre, si quieren fotografías para alguna publicación especial. La sesión de preboda ayudará a entrar en confianza, conocer a fondo el trabajo del experto o experta y a conseguir tomas espontáneas y diferentes.

Lugar y hora

Daniel Arcila Fotografía

Teniendo en cuenta los lugares sugeridos por su fotógrafo, más su lista de sitios favoritos incluyendo aquellos que son significativos para la relación, son ustedes los que eligen la locación. Usualmente, las fotografías se realizan en uno o máximo dos lugares por temas de logística y transporte. El fotógrafo seguro hará una visita previa, analizará las posibilidades que ofrece el espacio teniendo presente qué ángulos sirven para cumplir sus expectativas y les dirá cuál es la hora más conveniente para realizar la sesión y aprovechar la luz natural.

Preparación

Entre Dos

El o la profesional se encargará de la logística, los equipos e incluso los permisos que deban tramitarse para el acceso a ciertos lugares. Ustedes deben preparar y llevar la ropa con la que quieren realizar las fotografías ya sea una pinta informal o luciendo un vestido elegante de fiesta, acorde con el espíritu que quieran darle a sus retratos.

Es bueno tener al menos un cambio de vestuario completo para conseguir un resultado variado. Busquen en pareja colores que se complementen y eviten los atuendos que puedan parecerse a sus vestidos de matrimonio. Especialmente para las novias es importante tener un estilismo muy natural, con peinado y maquillaje sencillo que pueda retocarse con mucha facilidad. Es importante llevar elementos básicos como cepillo para el cabello, pañitos húmedos, maquillaje y un polvo translúcido para evitar el brillo.

Esta sesión es la excusa perfecta para tomarse unas fotografías espontáneas, distintas y de alta calidad, mientras disfrutan de un día fuera de la rutina, recordándose las frases de amor que han construido su historia. Decídanse a vivir esta hermosa experiencia de pareja y conseguir un recuerdo inigualable que los acompañará toda la vida.