Jorge Goenaga Fotografia

Además de ser amigo incondicional, confidente y cómplice, el día de la boda, el padre de la novia se convierte en el “guardián” de su hija, hasta dejarla en manos de su futuro esposo en el altar donde finalmente se entregarán las argollas de matrimonio que los convertirán en marido y mujer.

Todas las miradas estarán puestas en esta filial pareja camino al altar y por esto es muy importante, que el padre se vea guapísimo y se sienta totalmente cómodo con el atuendo que elija para acompañar a su hija quien lucirá su vestido de novia.

Luego de definir el tipo de ceremonia que va a realizarse, el estilo de decoración para matrimonio y que los novios tengan claro sus atuendos y el código de vestuario que quieren para su fiesta, comienza la tarea de encontrar el traje adecuado para el padre. Este debe además de estar acorde con la estética de toda la celebración, respetar sus gustos haciéndole sentir la importancia y el gran apoyo que es para la novia el contar con su presencia y amor.

Elegir un estilo

The Making Of

El primer paso para comenzar a definir el atuendo es decidirse por el estilo que mejor se ajuste. Este debe favorecer la figura, ser apropiado para el clima del lugar en que va a celebrarse en especial si será un matrimonio campestre y sobre todo estar acorde con el look del novio, pero sin restarle protagonismo.

Los tonos del traje

Debe obedecer al espíritu de la celebración; así, si el evento es en la noche y de corte muy tradicional lo ideal es decidirse por un diseño clásico y elegante en tonos oscuros. La paleta de negros y azules media noche, estilizan la figura y otorgan gran distinción, convirtiéndose en la elección perfecta.

También pueden usarse los modelos elaborados con paños a rayas llamadas raya de tiza que definitivamente le dan al traje pinceladas de sofisticación y carácter.

Si el matrimonio quiere conservar la elegancia, pero con un tinte más divertido, puede experimentarse con azules un poco más claros como el marino y petróleo o incluso preferir los grises. Estos colores, además, reflejan confianza y tranquilidad.

Para matrimonios al aire libre, en la playa, con aire más moderno y relajado la recomendación es optar por un traje blanco, avena o beige, en un género más liviano y fresco. Aquí la opción indicada por excelencia y estilo es el lino. Teniendo en cuenta el código de vestuario, este se puede combinar con una camisa un tono más claro y corbata oscura en café, ocre o arriesgarse con un color brillante como coral o fucsia. El atuendo además dará luz al rostro y alegría a la celebración matrimonial.

Accesorios

LH Film

Teniendo en cuenta las mismas pautas de estar coordinado con el novio, el padre de la novia puede complementar su atuendo usando corbata de nudo, corbata de lazo o pañuelo. Esto dependerá exclusivamente del juego que quiera definirse entre suegro y novio.

Lo usual es que se elija el mismo color para ambos y que el padre de la novia lleve una versión más sencilla. Por ejemplo, si se decidieron por corbata pueden elaborarse en el mismo color base y que el novio prefiera la versión estampada; o que el padre de la novia solo lleve corbata y el novio además luzca chaleco.

Ambos deben llevar en la solapa el gallardete o el botonier tradicional, teniendo cuidado de hacer un poco más vistoso el del novio, pero conservando las mismas flores tanto del ramo de novia como de los arreglos florales para boda para continuar con la misma linea estética de la celebración.

Ya tienes toda la información necesaria para ayudar a que tu padre luzca perfecto. El turno ahora es para que ayudes a mamá con los vestidos de fiesta para dar con el indicado, porque ella también necesitará lucir espléndida, ya que junto con tu suegra son las mujeres más importantes de la celebración, así que hecha un vistazo a los vestidos de cóctel y recomiéndales el que se adapte a la celebración y sus preferencias.