Daniel Arcila Fotografía
Daniel Arcila Fotografía

¿Comenzaron la tarea de gestionar su lista de invitados para empezar a enviar las tarjetas de matrimonio? Seguro tendrán dudas sobre algunas personas. Una de las más frecuentes es respecto a sus compañeros de trabajo y los jefes, pues se debaten entre incluirlos aun si no son muy cercanos o excluirlos, aunque esto represente alguna incomodidad en la oficina. Es común que la emoción del momento los haya llevado a compartir con sus compañeros la entrega del anillo de compromiso o la fecha de la celebración, pero es importante que tengan en cuenta que, así como los detalles de la boda, el modelo del vestido de novia y traje de novio se manejan en confidencialidad, la lista de invitados es una decisión exclusiva y son solo ustedes los que determinan a quién quieren cerca en su gran día. Tanto si van a invitar algunos colegas como si no, les contamos como enfrentarlo en la oficina sin mayores contratiempos.

Tomando la decisión

Lo primero que es importante precisar es que el protocolo nupcial no dicta nada respecto a los compañeros de trabajo por lo que con toda tranquilidad la podrán definir a quien incluyen en su lista y a quien no. Es vital que tengan en cuenta que así hayan compartido detalles y hayan enseñado su anillo de compromiso oro blanco hasta al portero, esto no los compromete a invitar a nadie en su celebración.

Los Caballos - Wink Eventos
Los Caballos - Wink Eventos

Muchos compañeros que directamente o por casualidad los hayan oído hablar de algún aspecto de la boda o hayan notado que están en la búsqueda de diseño de tarjetas de invitación, pueden comenzar a presionarlos manifestándoles sus ganas de asistir a la fiesta, pero deben mantener la calma y recordar que la celebración es exclusivamente de ustedes y las personas que los acompañen deben obedecer a sus afectos y no a compromisos por evitar penas o incomodidades.

Entre familiares y amigos

Si definitivamente cerraron la puerta a invitar colegas o jefes del trabajo, la recomendación es mantener la discreción y evitar las conversaciones sobre el tema, en horas laborales. Eso sí es importante tener informado al jefe, en especial porque ambos van a requerir permisos para ultimar detalles y llevar a cabo sus planes de luna de miel. Por lo demás recuerden que ustedes están en su completo derecho de definir quienes son las personas con las que desean compartir el día de su intercambio de argollas de matrimonio. Si la presión y el ambiente de la oficina comienza a tornarse tenso, lo mejor es darles la cara y explicarles de manera sencilla y respetuosa que van a realizar una ceremonia íntima sólo con los más cercanos.

Daniel Arcila Fotografía
Daniel Arcila Fotografía

Los más amigos

Es indudable que en muchas ocasiones se comparte el lugar de trabajo con personas que se convierten en verdaderos amigos que quieren hacer parte de su celebración matrimonial. En este caso lo más recomendado es separar lo personal de lo laboral y entregar las invitaciones por fuera de la oficina. Así evitarán comentarios adicionales que puedan hacerlos sentir incómodos.

Esta decisión no tienen porque generarles malestar, es normal que haya algunos compañeros más cercanos y otros con los que apenas se tiene interacción y es más que entendible que elijan con quien compartir su gran día, además porque los costos de una boda son lo suficientemente altos como para tener invitados por compromiso.

LH Film
LH Film

Asisten todos

Esta es una opción muy frecuente si los novios pertenecen a una empresa pequeña o familiar en la que es normal que la relación con todos sea cercana. En este caso podrán hablar sin restricciones del tema e incluso recibirán comprensión y ayuda con algunos detalles de la decoración vintage de boda o algún otro aspecto que haga falta y seguro serán un grupo alegre y entusiasta en la celebración.

Lo más importante es que la invitación a sus compañeros de trabajo obedezca a un deseo real de compartir con ellos y no a un compromiso incómodo. Gestionen su lista de invitados y recuerden que lo importante es que su día esté lleno de momentos significativos y una atmósfera entrañable creada por la decoración para matrimonio cercana a su gusto y en la que puedan compartir con toda confianza las frases de amor que quieren dedicarse.