Blick Media
Blick Media

El cortejo nupcial son aquellas personas que acompañan a la pareja por su paso por el altar, por lo general está compuesto por padres, padrinos, damas de honor, las damitas y los pajecitos. Y, aunque no existe un protocolo único, sí es posible establecer cómo será la entrada y salida de la ceremonia, quiénes irán primero y quiénes después. Les contamos de manera fácil de qué manera pueden organizarlo, incluso les servirá para cortejo de bodas cristinas como cortejo de boda civil.

El orden de entrada del cortejo de bodas

Gilberth y July Photo
Gilberth y July Photo

Tener la oportunidad de ensayar la entrada a la ceremonia un par de días antes es lo ideal, pero como sabemos que con las carreras del matrimonio entre que gestionan los últimos detalles con los proveedores  no siempre es posible ceñirse al protocolo es la manera más sencilla de que todos sepan cómo y en qué momento ingresar.

Si tienen damas de honor o madrina, pueden encargar a alguna de ellas que dé las instrucciones de entrada y ordene minutos antes de su llegada. Además, puede ayudarles a indicarle a los invitados el momento en que deben también ocupar sus lugares para dar inicio a la celebración.

Aunque cada vez más se promueve que los asistentes a la iglesia o recinto de ceremonia civil se ubiquen donde prefieran, si quieren seguir la tradición cada uno debe sentarse del lado del novio que los invitó, los del novio a la derecha y los de la novia a la izquierda.

Luego del ingreso de los invitados, el novio y su madre abren el cortejo nupcial. Tomada del brazo izquierdo de su hijo, caminan juntos hasta el altar donde esperan de pie el ingreso de la prometida. Seguidamente pasan el padre del novio y la madre de la novia, quienes se ubican en sus respectivas bancas en primera fila, a lado y lado de la pareja. Si se quiere que los testigos de la ceremonia hagan parte del cortejo, deben caminar luego de los padres.

Tras ellos, y con el comienzo de la marcha nupcial, van las damas de honor y los caballeros o best men si contarán con su presencia. Después, vienen los pajecitos y por último la novia y su padre ( o padrino cuando sea el caso) cerrando el desfile. Este orden puede servir tanto para un cortejo nupcial católico como para un cortejo nupcial evangélico, incluso pueden hacer las variaciones que crean oportunas.

El desfile del cortejo nupcial

Un Sueño de Boda
Un Sueño de Boda

Aunque no se pretende que el camino al altar parezca un desfile militar, sino un momento emotivo y lleno de alegría, es importante recordarles a todos, unos minutos antes, que están celebrando el amor por eso debería haber cabida solo para sonrisas.

No hay motivo para acelerarse. Caminar despacio disfrutando del instante y dejando espacio entre las parejas para que no haya tropiezos y todos luzcan perfectos. Pueden tomarse como referencia marcas en el tapete rojo o un número de bancas entre pareja y pareja.

Si la corte solo tiene damas de honor, estas deben ingresar una detrás de la otra, comúnmente en orden de estatura. Si también hay caballeros, el ingreso se hace en pareja con las damas en el lado izquierdo.

La ubicación

Casa el Misterio
Casa el Misterio

Como mencionamos antes, de ser posible un ensayo este ayudará a que todos los participantes sepan con exactitud dónde ubicarse. El novio se ubica del lado derecho del altar con su madre (u otra persona que haya designado para este rol) acompañándolo durante el ingreso de la novia hasta el altar. Los padrinos se ubican del lado del novio, lo mismo que los caballeros de honor, y las damas de honor se ubican del lado de la novia.

Luego la novia se pone del lado izquierdo, comúnmente en las sillas frente al altar dispuestas para la pareja. El padre de la novia, conduce a la madre del novio a su lugar, para luego dirigirse al suyo. La decoración puede ayudar, colocando marcas especiales como flores o pequeños corbatines de papel en las bancas, para indicar el lado asignado a cada persona.

El momento de la salida

Reyes Fotografía
Reyes Fotografía

En las bodas muy formales los invitados deben esperar a que salga la pareja luego de firmar el acta de matrimonio en el altar o la sacristía. Detrás saldrán los pajecitos de las flores o las damitas de las arras, los padrinos, los padres de los contrayentes y las damas de honor. Pueden también elegir que los invitados salgan primero, luego los padres de la pareja, los pajes y las damas de honor, para recibir a la salida a la pareja recién casada.

Con esto tienen toda la información necesaria para que este día tan especial sea perfecto de principio a fin, igualmente siempre tendrán la libertad de adaptar el protocolo según sus preferencias.