Barreneche Atelier

Dentro del protocolo de una boda, existen varios códigos de etiqueta requerida, como el que solo permite que el vestido de fiesta de las damas de honor o de la madrina sean largos si la celebración es mucho más formal y si se llevará a cabo en horas de la noche. Las tarjetas de matrimonio, también hacen parte del protocolo, porque son las encargadas de establecer las pautas tanto del código de vestimenta como las indicaciones del enlace. La cuestión es que en la norma hay dos roles de personas: las que se invitan y las que se les participa. A diferencia de los modelos de tarjetas de invitación, las tarjetas de participación se usaban mucho antiguamente pero hoy día son usadas como cortesía para informar a aquellas personas conocidas y que no podemos invitar. Por eso, les traemos unos buenos consejos para sus tarjetas de participación, que seguro les ayudará a encontrar la mejor forma de dar en el punto con este detalle del protocolo.

Made to Love

¿Qué beneficios tienen las tarjetas de participación?

Cuando nos enfrentamos a la lista de invitados, suele pasar que al final logran cumplir el sueño de Roberto Carlos y hasta lo rebasaste, teniendo más de un millón de amigos. En un evento tan importante como lo es una boda, el presupuesto no siempre alcanza para tantos invitados y así tengan un matrimonio al aire libre y disposición para invitar a mucha gente, es muy difícil abarcar a cuanta persona conocen, porque probablemente tendrían que pensar en una decoración de salón para matrimonio con más detalles para cubrir espacios grandes y amplios. Y si hablamos de capacidad, tanto los salones como las iglesias tienen un número límite de asistentes. Por esta razón, nacieron las tarjetas de participación de matrimonio, para darles a los novios una forma muy cortés y elegante de “no invitar” a ciertas personas, participándoles o informándoles de dicho evento. En otras palabras, es un protocolo social para facilitar la preselección de invitados.

Formas de participación

Tienen dos opciones: participación con frases de invitación para boda, pero con la condición de elegir uno de los eventos (el religioso, el simbólico, el civil o fiesta). O bien pueden participar solo informando del evento matrimonial. Todo depende de lo que dispongan los novios y los lugares en donde se llevará a cabo el enlace. Antiguamente, las tarjetas de participación se enviaban para que la gente se enterara por boca de los novios sobre la unión de las familias, y no por rumores o boca de terceros, y quedaba bien visto invitarlas a la ceremonia religiosa. Con el tiempo, se les permitió a los novios que eligieran cuál de los dos modelos elegir sin alterar el protocolo social.

Made to Love

Modelos de tarjetas de participación

Un modelo básico para estas tarjetas, se conforma por el nombre de los novios, una frase que da apertura a la participación, seguido de los datos de la ceremonia, como la fecha. Pero si existen tarjetas de matrimonio originales, también las hay para la participación. La innovación de las empresas especializadas en tarjetas de invitación, apoyan a las parejas con nuevos modelos como el agregar un mensaje especial de los novios escrito a sus participantes, anexar un versículo bíblico o adicionar un dibujo o caricatura de la pareja, si va con su estilo.

Seguir la misma línea de las tarjetas de invitación

Si así lo desean pueden seguir la línea del diseño que han elegido para sus tarjetas de invitación, es decir, utilizar los mismos colores, la tipografía y material. Pueden asegurarse que también sea acorde a la decoración de matrimonio y fiel a su estilo. ¿Cuál es el suyo? ¿Elegante, vintage, boho o shabby chic?

Alma Invitaciones

Definiendo la lista de participaciones

Hay personas que solo son conocidas, no cercanas, con las que se nos facilita distinguir la diferencia. Sin embargo, hay otras que son también importantes para ustedes, pero por cuestiones externas a sus buenas intenciones y deseos de contar con ellas en tan importante fecha, no pueden invitarlos. Para ello, lo primero es acordar con tu pareja el rol de cada invitado en la boda, tanto en la ceremonia como en la recepción. Luego, la recomendación es iniciar la lista de participantes con aquellas personas conocidas de los novios o de sus padres, pero que no son tan cercanos. Sigan con las personas que hacen parte de un compromiso social como jefes, inversores, socios, entre otros. Y finalmente, tomen de la lista de invitados los que deben recortar, clasificando las personas por grupos de relevancia en la boda, cercanía afectiva y en grado de consanguinidad, hasta la cantidad de tiempo compartido con ellos, no secuencial sino en cuanto a momentos relevantes en sus vidas. Seguro servirá para ajustar la lista según su disponibilidad.

Fechas establecidas

Los diseños de tarjetas de invitación suelen aprobarse con tiempo, por tanto, es importante que las tarjetas de participación también se envíen hasta 2-3 semanas antes del evento. Algunas parejas han enviado sus tarjetas 2 días antes y hasta después de haberse casado, pero probablemente se pierde la intención de informar y hacer partícipes de una noticia tan importante y especial a estas personas, aunque no asistan. Si su intención es que tengan conocimiento previo de la celebración les recomendamos que lo hagan con tiempo y si lo desean pueden hacerlo por correo certificado o entregas en persona, si tienen tiempo suficiente.

Barreneche Atelier

Como las tarjetas de participación no requieren asistencia no es obligación que ellos hagan entrega de un regalo de bodas. Probablemente ustedes reciban una visita para ver el anillo de compromiso, las argollas sello de la unión, o algunas fotos del matrimonio para apreciar desde el peinado de novia hasta cada momento de la reunión. Así que prepárense para separar una buena cantidad de tazas de café, para compartir con ellos también.