Las invitaciones son la presentación del gran día. Es por eso que deben mostrar lo que se espera para el matrimonio, su personalidad e información imprescindible. Antes de diseñarlas y enviarlas a los invitados tienes que asegurarte de sigan el protocolo:

  • Debes estar muy atenta a los detalles, no puedes cometer errores ni en la redacción, ni en el diseño y las impresiones. Un error puede costarte más de lo que imaginabas.
  • En función de la temática que escogiste para tu matrimonio, personaliza tus invitaciones para darles un toque único y especial. Puedes hacer una invitación elegante y formal, semi formal o relajado, y con algún diseño especifico como: romántica, vintage, floral, etc.
  • Las invitaciones deben estar escritas en tercera persona o impersonal.
  • En su interior primero se coloca el nombre del novio y luego el de la novia.
  • No puede faltar de ninguna manera la fecha, hora y lugar de celebración. Es conveniente que vayan en líneas separadas, letra grande y con tipografía clara. Si es complicado llegar al lugar de la celebración y el banquete te aconsejamos que incluyas un mapa de calles.
  • Es importante informar el dress code del matrimonio. Es indica el tipo de vestimenta deben llevar, si es formal o informal, de etiqueta, coctel, etc.
  • Si no deseas tener niños en tu matrimonio, debes dejarlo en claro en las invitaciones.
  • En el sobre debes colocar el nombre del invitado utilizando títulos como: Dr., Cdor, Sr. y Sra., cuando sea necesario. En caso de no saber si un invitado va acompañado o no, se coloca Sr. (el nombre) y acompañante. Además, es muy cordial añadir frases como: “Esperamos contar con el honor de su presencia”, “Nos encantaría compartir este momento tan especial a su lado”, etc.
  • Coloca un teléfono y correo electrónico para que tus invitados puedan confirmar su asistencia o llamarlos por cualquier consulta.
  • Debes enviar las invitaciones unas 8 semanas antes del gran día. Así los invitados podrán agendar la fecha y tendrán tiempo para buscar su vestimenta.