Ir al contenido principal
Matrimonios

Matrimonio civil y religioso: ¿en la misma fecha o días distintos?

Si han decidido que la unión civil y la ceremonia religiosa es importante para ustedes, revisen los siguientes datos para que definan, según la manera en que quieren celebrar cada una, si lo más conveniente es realizarlas juntas o por separado.

Daniel Arcila Fotografía

Aunque para efectos de ley, el matrimonio civil y religioso en Colombia tienen la misma validez, muchas parejas por su historia, creencias y tradición deciden realizar ambas ceremonias y lo determinan así al momento de la pedida de mano y la entrega del anillo de compromiso.

Luego de esta decisión, además de las emociones, comienzan las preguntas sobre si realizarlo el mismo día, llevar un solo vestido de novia y traje de novio o planear dos, ajustar el lugar, la decoración de matrimonio, tener invitados en ambos. Estas y otras inquietudes las resolveremos a lo largo del artículo. Los invitamos a despejar sus dudas.

Teniendo en cuenta la personalidad

Alejandro Cardenas

Es muy importante aclarar, que, a diferencia de otros países de Latinoamérica y el mundo, en Colombia para la ceremonia religiosa, la Iglesia no exige que se realice un matrimonio civil previo. Es necesario, eso sí, registrar el acta de matrimonio expedida por el despacho parroquial.

Con esto claro y sabiendo que para ustedes es importante realizar el intercambio de argollas de matrimonio tanto con el juez como con el sacerdote, la definición de la fecha de ambos eventos depende exclusivamente de sus deseos y preferencias.

Si por practicidad prefieren llevar a cabo ambos ritos el mismo día, esto puede llegar a tener ventajas económicas, pero complicar un poco los tiempos y la logística. En algunos casos se opta por separar los eventos y celebrar por partida doble. En definitiva, no existe un protocolo establecido por lo que pueden decidir sin restricciones.

Matrimonio civil y religioso en una única fecha

Aica Films

Definirlo y aclararlo a los invitados

Realizar ambas uniones maritales el mismo día puede representar varias ventajas, en especial si quieren compañía de los invitados en ambas. Pueden aprovechar para que esos familiares y amigos que llegan de ciudades distintas asistan y hacer una sola fiesta al finalizar ambas. Por lo general, la ceremonia civil se realiza primero y se cierra con la unión religiosa. Si desean hacerlo así es muy importante que desde el diseño de las tarjetas de invitación quede clara la información para que los invitados sepan a dónde llegar y en qué horario será cada una de las celebraciones.

La planificación es clave

Es sabido que los días previos al matrimonio generan carreras y estrés y estar bien organizados evitará que el tener dos ceremonias sume a los nervios. Hay factores que pueden ayudar a que todo salga de maravilla como realizar ambas uniones en el mismo recinto; muchas iglesias cuentan con salón parroquial y en su mayoría lo facilitan para que el juez presida la ceremonia civil, posteriormente solo deben desplazarse a la iglesia para realizar el intercambio de argollas de matrimonio ante el sacerdote. Esto además evita costos adicionales como transporte o atuendos y facilita la labor del decorador para disponer arreglos florales adicionales siguiendo la misma línea de la iglesia.

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Civil en la mañana, religioso en la noche

Si son más del estilo de separar un poco, la recomendación es realizar la boda civil en la mañana y dejar la ceremonia religiosa para la noche, con tiempo suficiente para que los invitados y ustedes puedan prepararse y cambiar de look nupcial. En esta opción necesariamente deben llevarse dos atuendos, un vestido de novia sencillo para la mañana y uno más elaborado para la iglesia. De igual manera, los invitados deberán contar con dos opciones de vestuario. Al final del civil pueden ofrecer un brindis dado que la fiesta con banquete será en la noche. Pueden también optar por realizar el enlace civil solo con los más allegados y celebrar con los demás únicamente el matrimonio religioso, esta es una de las costumbres más generalizadas.

Matrimonio civil y religioso en distintas fechas

Daniel Arcila Fotografía

Sin estrés

Esta opción deja atrás los afanes y la presión, pero puede representar un presupuesto más elevado, en especial si quieren que familiares y amigos asistan a ambos. Aunque también les dará margen para identificar en qué época del año les iría mejor realizarla.

¿Una boda íntima o gran escala?

Las recomendaciones en este caso varían según la situación. Si quieren una ceremonia civil íntima solo ustedes o en compañía de los más allegados, la fecha no representa ningún problema, pueden hacerlo incluso meses antes, lucir un atuendo acorde a la hora y a las personas que van a acompañarlos y ofrecer un desayuno o un brindis con pasabocas.

Si lo que desean es que todos sus allegados estén tanto en el civil como en el religioso y tienen personas que vendrán desde lugares distintos pueden, por ejemplo, planear los dos matrimonios el mismo fin de semana y hacer de su unión un evento de varios días. Tengan presente que esto les supondrá realizar dos fiestas y posiblemente tener dispuestos hoteles y programación para los visitantes de fuera. Además, deben saber qué posibilidades tienen de que todos puedan reservarse esas dos fechas para compartir con ustedes.

Sergio & Claudia

Como mencionamos anteriormente, son ustedes los que definen según sus gustos y presupuesto, si llevar a cabo ambas ceremonias el mismo día o por separado. No importa cuál sea la decisión, la clave es una buena planeación, ponerse de acuerdo en temas como si los invitados deben llevar vestidos de fiesta distintos para cada celebración o si unificarán las reuniones. Lo esencial es que estén de acuerdo y logren darle forma a esta fecha en la que van a comprometerse con profundas frases de amor, a cuidarse y respetarse todos los días.