Con una exquisita mezcla entre tradición Inca y modernidad, Lima recibe a sus visitantes con un ambiente de ciudad cosmopolita que da un lugar importante a la historia, no en vano su centro histórico fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad. Este hermoso contraste la hace una ciudad perfecta para recorrer en pareja y continuar la aventura que comenzó con la entrega del anillo de compromiso. La capital peruana es ideal para dejar atrás los afanes de la planeación, el detalle de la decoración para matrimonio y tener unos días para consentirse, mimarse, afianzar su compromiso y dedicarse frases de amor en todos los rincones y estupendos parajes que ofrece la ciudad.

Salida al mar

Sin duda uno de los mayores atractivos de Lima es su ubicación frente al mar. Esto les permitirá disfrutar de un paseo por el malecón de Miraflores, sintiendo la brisa marina mientras caminan o montan en bicicleta. Si son amantes de los deportes de aventura entre sus planes de luna de miel pueden incluir una práctica de surf o un vuelo en parapente sobre el océano pacífico. Disfrutar además de la zona comercial, encontrando artesanías autóctonas y un elaborado trabajo de joyería, que combinará perfecto con sus argollas de matrimonio en plata, uno de los metales que con más maestría se trabaja en el país.

Miraflores

Ciudad de día y de noche

En cercanía al corredor costero se encuentra también una amplia zona verde creada por varios parques entre los cuales se encuentra el Parque del Amor. Con una estatua Monumento al Beso, este lugar es el escenario perfecto para dedicarse frases de novios y ver el atardecer. Otro de los atractivos imperdibles de la ciudad es el circuito mágico del agua ubicado en el Parque de la Reserva de Lima, esta construcción reciente cuenta con 13 fuentes ornamentales en las que el agua y las luces láser “bailan” al compás de la música.

Si ustedes son una pareja que disfrutan de los recorridos culturales, el turismo por la ciudad debe incluir una visita al Museo Larco, con una amplia colección de piezas precolombinas; el Centro de Investigación Arqueológica Huaca Pucllana; el centro histórico de Lima que conserva la historia de su fundación y terminar el recorrido atravesando el puente de los suspiros, ubicado en la zona de Barranco. La tradición lugareña dice que las parejas deben cruzar toda la estructura conteniendo la respiración para permanecer juntos toda la vida. La noche puede terminar en alguno de los bares y pub de la ciudad degustando uno de los cócteles más famosos de Latinoamérica, el pisco sour.

Puente de los suspiros

Deleite al paladar

Es imposible hablar de Lima sin referirse particularmente a su gastronomía. La abundancia de productos naturales, las diversas técnicas y fusiones han llevado a esta ciudad a convertirse en la capital gastronómica de Latinoamérica. Por lo tanto, si son una pareja que disfruta de sabores exuberantes y preparaciones distintas, Lima es su destino de luna de miel soñado. Por supuesto dentro de lo que no se pueden perder está el ceviche, preparado con productos muy frescos (pescado blanco, cilantro, cebolla, limón, entre otros) y distintos niveles de picante. Los platos con papa producto emblema del Perú, la causa limeña y su salsa huancaína. Si quieren atreverse con un sabor distinto disfruten del anticucho, la comida peruana callejera por excelencia a base de corazón de res sazonado con ajo y ají o las fusiones con comidas orientales que se conocen como nikkei (término para denominar a emigrantes japoneses y su descendencia) como la chaufa (arroz frito). El postre no tiene discusión, luego de una buena cena nada mejor que un suspiro limeño. Indudablemente, será una explosión de sabores inolvidable.

Planeando el viaje

Las diferentes agencias de viajes ofrecen paquetes de luna de miel ajustados a cualquier presupuesto. El plan más recomendado es el que les permita disfrutar de 4 días en Lima para recorrer el esplendor de la ciudad y un paseo de 2 días a las afueras, en especial Cusco o Machu Picchu, estos se encuentran aproximadamente de $350.000 el día, con desayuno incluido. Pueden optar también por un todo incluido en alguno de los hoteles sobre la playa, por alrededor de $430.000 el día y contratar los itinerarios a las afueras de forma individual.

Machu Picchu

Lima es una ciudad que lo tienen todo, historia, cultura, diversidad y gastronomía lo que la hace un escenario perfecto para una luna de miel llena de magia y momentos inolvidables dignos de un vestido de cóctel y de un traje casual para salir a disfrutarla.