La elección de los accesorios que complementarán el vestido de fiesta como invitada a una boda puede convertirse en una decisión difícil, sobre todo, a la hora de elegir los aretes ¡pero no desesperes! El código de vestuario que los anfitriones hayan indicado en las tarjetas de matrimonio será tu punto de partida, empezando con la elección del atuendo con el que disfrutarás de una gran fecha, recuerda que para acertar debes tener en cuenta si es un matrimonio campestre o uno de carácter más formal. Por tanto, entérate a continuación de las nuevas tendencias en esta joya para que puedas crear el conjunto completo.

El tamaño: ¿aretes grandes o pequeños?

Decídete por unos aretes grandes si el vestido será de un solo tono, tiene diseño strapless, de tiras o una sola manga. También son una grandiosa opción si optas por un peinado recogido. Independientemente de la hora o dress code, unos aretes grandes siempre serán el centro de atracción, por eso deben combinarse muy bien para no recargar el estilismo.

Decídete por unos aretes pequeños y más sobrios, si prefieres llevar un peinado para cabello suelto, si el vestido tiene estampado de gran dimensión o un diseño con gran volumen en los hombros.

Dependiendo de la forma del rostro

Si lo que quieres es un aspecto muy estilizado y que favorezca la forma del rostro, ten en cuenta: Si es un rostro alargado, prefiere los aretes ovalados, tipo candelabro o unos topos con diseños florales o pequeñas piezas que formen una gran figura. Evitar el uso de pendientes muy largos.

Si es un rostro redondo, los aretes alargados, con bastones largos y piedras en la punta, o con figuras curvas en las que siempre predomine su longitud vertical serán un acierto. Aquí van muy bien los aretes con flecos. Harán que el rostro luzca estilizado.

Si es un rostro ovalado, los aretes redondos tipo candongas, aretes con diseño triangular o topos minimalistas con figuras geométricas le encajarán muy bien. Los aros con pedrerías son una grandiosa opción.

Perlas: siempre son una buena elección

No tienes que ser la novia para usarlas, de hecho, estas son una muy buena alternativa, aunque el dress code pueda decir: “El matrimonio más casual de la historia” o “Vístete tan elegante como puedas”, unos aretes con perlas se adaptan de manera estupenda a cualquier estilo de vestido.

Ahora bien, la variedad de joyas con perlas es bastante amplia. La opción más simple y versátil que puedes considerar son unas perlas sutiles con algún detalle en cristales, estos pendientes son ideales para usar con vestidos de fiesta cortos.

Si, por el contrario, prefieres los vestidos de fiesta largos, unos aretes colgantes con perlas que vayan en línea con el atuendo serán la combinación perfecta. De hecho, al usar vestidos por debajo de la rodilla, también podrías optar por unos aretes tipo candelabros, es decir, aquellos largos y que de su base desprende adornos como piedras de colores.

Ear Cuff: ¡en furor!

Este accesorio en forma de "C" adorna toda la oreja es tendencia en accesorios 2020. Los podrás encontrar con diseños frescos y estilos hippie chic o roquera, también en metales con pedrerías delicadas y muy atractivas. Por ser bastante llamativo, este pendiente se usa solo en una sola oreja, y usando en la otra un arete muy pequeño y sencillo estilo topo.

El peinado que mejor va con este accesorio es un peinado semirrecogido hacia un lado, dejando libre la oreja en la que se lleva puesto, o bien, puedes buscar fotografías en Internet de diferentes tipos de peinados altos y escoger el que más te guste. La apariencia para lucir este arete debe ser muy sobria, preferiblemente de hombros descubiertos y telas sin estampados.

El material, según la hora del evento

La hora del evento es clave no solo para elegir el vestido, también para elegir los accesorios.  Para un estilo nocturno, la mejor alternativa, sin lugar a duda, son las pedrerías y accesorios en los que predominan los brillantes. En cambio, para matrimonios de día, va mucho mejor elegir aretes en los que predomina el metal y las pedrerías más sobrias. Por ejemplo, una buena elección para el día, son aquellos que tienen una buena composición de mostacillas o combinación de colores fuertes.

¿Cómo elegir el color del metal?

Aquí hay un punto muy importante y es elegir el color del metal que más se adapte al tono de piel, por ejemplo: las pieles bronceadas o cálidas siempre lucirán realmente radiantes con metales dorados como el oro amarillo, mientras que las pieles frías o claras se conjugan bien metales como el oro blanco, la plata o el bronce. Esta es solo una orientación, tú decides qué tipo de metal te gusta o motiva más.

Son muchas las alternativas a la hora de elegir los aretes como invitada a boda, pero sin duda, el mejor de los accesorios para vestidos de fiesta, es que te sientas cómoda, segura y hermosa. Así podrás disfrutar de cada momento del gran evento, como la hermosa decoración para matrimonio que elegirá la feliz pareja.