Mauricio Torres Fotografía

Después del “acepto” frente al altar y hacer el intercambio de argollas de matrimonio, muchas parejas prefieren disfrutar con tranquilidad de su recepción para compartir con los invitados y dejar espacio para las fotos reglamentarias con ellos. Sin embargo, antes de hacer su entrada triunfal pueden considerar realizar su sesión fotográfica de postboda, y es que en este punto no queremos concentrar, pues si el suyo será un matrimonio en la playa, no descarten la idea de tener el mar como telón de fondo para su reportaje, para ello deberán acordar con el fotógrafo el momento indicado para que puedan lucir el vestido de novia y traje de novio que con tanta ilusión eligieron. Pero antes, tengan presente los siguientes consejos e ideas que les ayudarán sacar el máximo el encanto de las orillas del mar para conseguir unas fotos maravillosas apoyándose siempre en la experiencia del profesional.

Primero: estar un paso adelante siempre

Enfoque Films

Es importante tener claro que si su matrimonio no fue en la playa, pero desean realizar una sesión postboda a orillas del mar, deberán coordinar a tiempo con el profesional aspectos como el lugar, el desplazamiento, costos y duración. Pues se requiere de toda una logística que no se planea de un día para otro. El experto a la experta debe organizar si irá solo/a o preparará el equipo con el que trabaja usualmente. De manera que, no dejen este punto de su lista de tareas para última hora y separen cita para que se puedan entrevistar.

¡Patitos al agua!

Acevedo Fotografia

Una experiencia de inmersión total. Si lo que quieren es diversión dentro del agua de esta forma conseguirán unas excelentes fotos: sonriendo, pasándola bien o jugando juntos, sin embargo, les recomendamos dos cosas: la primera, cuidar las argollas de matrimonio en plata o del material que las hayan elegido; la sal del mar las puede arruinar, y la segunda, dejar esta fotografía para el final de la sesión, para que puedan aprovechar otros escenarios que encontrarán por fuera del agua.

En la arena

Mafla

¿Son una pareja arriesgada y que prefiere las tarjetas de matrimonio originales?, entonces en esta ocasión tampoco querrán perder la oportunidad para obtener unas fotos de postboda diferentes. Podrán gozar del atardecer, sentir la arena en sus pies y cómo la brisa los acaricia; caminar por la orilla tomados de la mano o sentarse en algún punto de la playa. No ocupen su mente pensando: ¿dónde está el fotógrafo o la fotógrafa? ¿nos estará fotografiando ahora?¿qué tenemos que hacer? intenten olvidar que el profesional está con ustedes, seguramente les dará unas directrices, pero la idea principal es que el momento sea muy natural, tendrá el ojo puesto en el lente para captar ese gesto, esa caricia o esa sonrisa, así que gócense ese instante.

Romanticismo clásico

Dairo Casadiego Fotografía

Para aquellos novios amantes de lo clásico y más conservadores, podrán conseguir espectaculares y originales fotos con la playa como escenario, en caso de que no quieran mojarse, una fotografía con un atardecer, tal vez en un viejo muelle o en algunas rocas, luciendo las argollas de matrimonio en oro les van a asegurar unas fotografías cargadas de romanticismo y toda la magia a la orilla del mar.

El mar, un telón perfecto

Andrea Alzate Photo

Tengan en cuenta que pueden incluir fotos en su sesión de postboda fuera de la playa, es decir, no necesariamente deben caminar sobre la arena o mojarse; puede tratarse de un lugar desde donde se pueda divisar el mar como un acantilado, alguna cabaña con vistas, una camino cercano, un muelle o la terraza de un hotel. Cualquiera que sea el escenario les permitirá conseguir unas tomas bellísimas. Sigan las instrucciones del profesional para que sepan cuál es el mejor espacio para ubicarse.

Las recomendaciones adicionales nunca están de más

Matrimonio de Darío & Andrea

Investigar los días menos concurridos

Esto si quieren unas fotos más privadas, y evitar que aparezca gente desconocida en el fondo, deben documentarse sobre el calendario, e investigar cuáles son los días más solitarios en la playa que escogieron.

¿En qué horario?

Hablen con su proveedor de fotografía para que le cuenten la idea de lo que desean para su sesión de postboda, si prefieren que haya luminosidad que permita resaltar por ejemplo, el cielo o la arena o si por el contrario, les gustaría algo más cálido. Nadie mejor que él o ella para orientarlos sobre las mejores horas. Algunos expertos recomiendan que se realice temprano o al caer la tarde.

Pareja prevenida

Contemplen llevar una maleta con toallas, ropa adicional y bolsitas plásticas para la ropa mojada. Les será más práctico y cómodo si cuentan con todo lo necesario.

Finalmente, lo más importante es que todo fluya con naturalidad entre ustedes para conseguir unas maravillosas fotografías de postboda, será un recuerdo para toda la vida, y ya que se dice que una imagen vale más que mil palabras, podrían incluso hacerlo coincidir con su luna de miel en Cancún si es lo que tienen contemplado y empezar con pie derecho esta increíble experiencia.