En Colombia nos rigen dos tipos de regímenes matrimoniales, te contaremos cuáles son y así puedan elegir el más adecuado para los dos.

La nueva Constitución en el Capítulo 2 de los derechos socioeconómicos y culturales estableció que el matrimonio y sus consecuencias se regirá por la ley civil. La nulidad o disolución compete a las autoridades eclesiásticas y la sentencia produce efectos civiles.

En cuanto al patrimonio del matrimonio existen dos formas.

1. Comunidad de gananciales

Cada cónyuge tiene la libertad de administrar y disponer de los bienes que le pertenecían antes de contraer matrimonio y de los que adquiera posterior a este. En caso de divorcio se realiza una sociedad conyugal para poder realizar la liquidación y se compone de:

  • De los salarios y de todo género de empleos y oficios devengados durante el matrimonio. 
  • De todos los frutos, créditos, pensiones, intereses y lucros de cualquiera naturaleza que provengan, sea de los bienes sociales, sea de los bienes propios de cada uno de los cónyuges y que se devenguen durante el matrimonio. 
  • Del dinero que cualquiera de los cónyuges aportare al matrimonio, o durante él adquiriere, obligándose la sociedad a la restitución de igual suma. 
  • De las cosas fungibles y especies muebles que cualquiera de los cónyuges aportare al matrimonio, o durante el adquiere; quedando obligada la Sociedad a restituir su valor según el que tuvieron al tiempo del aporte o de la adquisición. Pero podrán los cónyuges eximir de la comunión cualquiera parte de sus especies muebles, designándolas en las capitulaciones, o en una lista firmada por ambos y por tres testigos domiciliados en el territorio. 
  • De todos los bienes que cualquiera de los cónyuges adquiera durante el matrimonio a título oneroso. 
  • De los bienes raíces que la mujer aporta al matrimonio, apreciados para que la sociedad le restituya su valor en dinero.

2. Capitulaciones matrimoniales

En las que se pueden pactar el régimen de separación de bienes antes de contraer nupcias. Las capitulaciones matrimoniales aplican únicamente desde el día de la celebración y una vez realizado no podrá ser alterado aún si ambos están de acuerdo.

Son válidas mediante escritura pública; pero cuando no superan más de $1000 pesos los bienes aportados a la sociedad conyugal conjuntamente, no se constituyen derechos sobre bienes raíces, bastará que consten en escritura privada, firmada por las partes y por tres testigos domiciliados en el territorio. De otra manera no tendrán valor legal.

Ahora que los conoces y aunque una vez casados no pensamos en el divorcio, ¿hablarías de este tema con tu futuro esposo? ¿Cuál elegirían?

También te puede interesar:
Capitulaciones ¿sí o no?