El viaje de luna de miel es un momento mágico, anhelado por la pareja en el que encuentran la oportunidad perfecta para consolidar su relación y compartir unos bonitos días juntos dedicados únicamente a consentirse y disfrutar. Atrás quedaron las carreras, los largos días buscando el vestido de novia y el traje de novio, las preocupaciones por que todos los detalles de la decoración para matrimonio y el banquete estén en su punto. Luego de la fiesta y de compartir su amor con familiares y amigos, este tiempo solos se convertirá en uno de los mejores recuerdos de su vida. Si han decidido que lo suyo es caminar por la playa tomados de la mano, gozarse la arena y refrescarse en el mar, Brasil es el destino perfecto. Les contamos las opciones de playa que ofrece el vecino país para un viaje lleno de sol y palmeras.

Las playas más bellas del mundo

No en vano Brasil es reconocido como de los lugares con mejor contraste natural entre mar y selva. La mayoría de sus playas se encuentran custodiadas por una exuberante vegetación que las hace un destino luna de miel perfecto para los amantes de la naturaleza. Entre sus playas más destacadas se encuentran:

1. Jericoacoara

Pedra Furada

Jeri (como le llaman cariñosamente) está catalogada como una de las mejores playas de Brasil. Se localiza en el Estado de Ceará, al Este del país. Es literalmente un paraíso de arena blanca, bañada con un mar de colores diversos que varían del verde al azul. Ustedes tendrán una amplia oferta tanto de hoteles como de restaurantes, que cuentan con gastronomías diversas, incluida la regional. Otro de los atractivos que tiene esta playa es la Pedra Furada (Piedra Agujereada), podrán encontrar esta formación rocosa a 30 minutos de la playa, se dice que, entre los meses de junio y agosto, al final del día la luz del sol pasa por el agujero regalando una vista natural increíble. Para llegar hasta allí, se debe hacer en vehículo porque no hay una carretera que llegue a la playa.

2. Bonete

Para llegar a esta playa de Brasil, situada en San Pablo (São Paulo), en el municipio de Ilhabela, deberán hacerlo por mar en las tradicionales “boneteiras” una especie de canoa en las que agencias de turismo organizan salidas e itinerarios. Otra de las maneras de llegar a la playa es a través de un sendero por el Parque Estadual de Ilhabela, para los más aventureros que prefieren realizar caminatas y disfrutar del ambiente natural, deben tener en cuenta que puede durar entre 3 y 6 horas y es recomendable realizarla con personal experto. Los visitantes que han optado por esta opción aseguran que vale la pena, pues se encuentran por el camino cascadas de agua fresca y cristalina que invitan sin duda a bañarse.

3. Baía dos Porcos

Si su temperamento es más aventurero, la recomendación es visitar el archipiélago Fernando de Noronha, ubicado en el estado de Prenambuco a unos 350km de Río. Creado por formaciones volcánicas, ofrece uno de los paisajes más espectaculares de Brasil y permite que los nuevos esposos puedan disfrutar de jornadas de buceo y esnórquel viendo tortugas marinas, rayas, delfines y tiburones de arrecife en un escenario totalmente idílico. Esta zona no cuenta con una gran infraestructura turística pero vale la pena de principio a fin.

4. Espelho

Continuando con la línea audaz, otra de las opciones se encuentra en la región de Bahía. Playa espejo, praia do Espelho en portugués, es considerada una de las más bellas del país deleitando a sus visitantes con la belleza de sus arrecifes coralinos, sus imponentes acantilados y sus aguas cristalinas que son las que le dan el nombre. Este lugar ofrece paquetes de luna de miel que incluyen alojamiento en posadas rústicas y comida casera. Es importante tener en cuenta que los bares y restaurantes cercanos a la playa son bastante costosos, pero que siempre esta la opción de hacer un pícnic con bebidas y comida propia.

5. Lopes Mendes

Esta belleza natural se encuentra en Ilha Grande, Río de Janeiro, es una de las playas de Brasil que cuenta con aguas cálidas y es casi desierta, por lo que se recomienda llevar comida y bebidas, pues no existen restaurantes. Recorran sus 3 kilómetros a pie o bicicleta. No será necesario que lleven sombrillas para resguardarse del sol porque cuenta con sombras naturales, árboles que dan cobijo a los turistas que desean pasar allí un día de relax.

6. Praia do Amor (Playa del amor)

Otra de las playas top para planes de luna de miel son las ubicadas en Pipa. Y playa del amor o Praia do Amor en portugués es una de ellas. Ubicada en el estado de Pará, en la región norte de Brasil, se convierte en un lugar ideal para los amantes de deportes acuáticos, es el sitio destacado por las competiciones de surf. Si están en Pipa, podrán llegar a la playa caminando por la calle principal, la Avenida dos Golfinhos, se recomienda visitarla cuando la marea está baja, pues es cuando se puede disfrutar de piscinas naturales que se forman cuando el agua del mar se queda entre las rocas. En general, as noches de las playas de Pipa se inundan de tambores y alegría a ritmo de forró oportunidad perfecta para celebrar su amor y aprender nuevos movimientos.

7. Isla de Campeche

Se emplaza en la costa sur de Brasil, en el municipio de Florianópolis, Santa Catalina. Es considerada como un templo de la naturaleza, no por nada fue declarada Patrimonio Nacional Arqueológico y Paisajístico. Seguro quedarán con la boca abierta al ver sus aguas tan transparentes y la combinación de su arena blanca y fina. En esta hermosa playa podrán nadar y relajarse, realizar caminatas que preparan guías expertos para enseñar el atractivo del lugar, tanto de fauna como arqueológico, pues se encontrarán en el paseo con pinturas rupestres. Para llegar hasta esta perla, pueden hacerlo en barcos de pescadores o en embarcaciones más pequeñas. Isla de Campeche cuenta con un restaurante, pero ustedes pueden llevar su comida, eso sí recuerden recoger todo para no ensuciar esta reserva.

Tengan en cuenta que...

Aunque Brasil es un lugar que goza de las bondades del trópico tiene temporadas de lluvia intensas entre abril y mayo, lo que los hace unos meses poco deseables para viajar. En términos de presupuesto y si se preguntan por dónde ir de luna de miel económico, lo mejor es evitar los meses de temporada alta comprendidos entre noviembre y enero. Lo ideal es planear el viaje entre agosto y octubre y poder enseñar a todo el mundo sus argollas de matrimonio en oro blanco, sin estar rodeados de turistas o pagar de más.

Brasil es un deleite para los sentidos, ideal para disfrutar en pareja encontrando tiempo para salirse de la rutina, olvidarse de los meses de planeación que empezaron con las tarjetas de matrimonio y gozar noches de playa, brisa y mar dedicándose las más lindas frases de amor.