Ubicado entre los océanos Pacífico y Atlántico, Costa Rica se ha convertido en uno de los destinos favoritos por las parejas tanto para celebrar su boda, como para hacer un romántico y maravilloso viaje de luna de miel, debido a su exuberante belleza natural, su agradable clima, la facilidad para recorrer el país y la ordenada y amplia infraestructura turística compuesta por lujosos hoteles, renombrados spas, entre otros.

Como destino de luna de miel y turístico Costa Rica ofrece la magia de una región que aún conserva costas vírgenes y grandes extensiones de parques naturales ideales para alejarse del estrés que trae consigo la planificación de la decoración para matrimonio, los afanes de la celebración, respirar aire puro y divertirse descubriendo nuevas actividades juntos.

Comenzando los planes de viaje

Lo primero que es importante tener en cuenta respecto a sus planes de luna de miel, luego de decidir que este será el destino de su primer viaje como esposos, es conocer la mejor época del año para visitar Costa Rica: los meses de diciembre a abril.

Por tratarse de un país con un amplio territorio de bosque tropical lluvioso, en los meses de invierno el clima puede ser algo pesado o incluso puede causar que algunos de los destinos naturales no estén disponibles para aprovecharse al máximo. Como causa de coincidir con el fin de año y la temporada de vacaciones, es posible que sean los meses más concurridos, pero seguro vale la pena poder caminar sin necesidad de un impermeable.

Románticos en pareja

Costa Rica está lleno de rincones únicos y diversos para tener las más inolvidables veladas en pareja para disfrutar no solo la riqueza natural sino los diversos paquetes de luna de miel, servicios que hoteles y eco spas ofrecen al aire libre para tener una experiencia de relajación completa.

Una de las posibilidades es alojarse en los que quedan cerca del volcán Arenal. Este volcán aún en actividad, se encuentra a 3 horas de San José, la capital del país y ofrece no sólo el increíble espectáculo de ver y escuchar este fenómeno natural, sino también el placer de bañarse en las aguas termales, tanto en piscinas naturales como en jacuzzis privados, gozar de días de caminata y actividades como canopy, kayak o rafting.

Podrán terminar su jornada en una de las bellísimas posadas u hoteles boutique de montaña con un masaje idílico en pareja en un bungalow privado, al aire libre, rodeado por el bosque tropical y una romántica cena llena de frases de novios acompañados de la luz de las velas disfrutando de platos típicos como el gallo pinto (base de arroz y fríjoles) o el chifrijo (su base son los fríjoles con un picadillo de tomate, cebolla y cilantro, acompañado de tortitas de maíz) o cualquiera de las opciones de la cocina internacional. 

En contacto con el mar

Teniendo océano en ambas costas, Costa Rica ofrece a los amantes del mar los más espectaculares parajes para apreciar la riqueza submarina con una fauna única de ballenas, tiburones, manta rayas, tortugas, diversidad de peces y en algunas temporadas ballenas jorobadas y extensiones de arrecifes coralinos en medio de aguas cálidas con visibilidad hasta de 30 metros que harán del buceo y esnórquel una experiencia sin igual.

Los lugares más recomendados de lado del pacífico son Isla del Caño, antiguo cementerio precolombino en el cual aún pueden encontrarse esferas de redondez perfecta hechas por los indígenas. Las playas de Guanacaste y Puntarenas e Isla del Coco, famosa por sus aguas extremadamente cristalinas y sus increíbles cuevas con más de 108 especies de moluscos marinos.

Del lado de la costa Caribe el mayor atractivo está en Puerto Viejo, Manzanillo y Punta Mona. Y si definitivamente lo que quieren es nadar entre arrecifes, lo ideal es visitar y zambullirse en las aguas de parque natural Cahuita-Puerto Vargas, famoso por sus extrañas formaciones coralinas, Isla Uvita, Isla Pájaros y la playa Portete.

En todos estos lugares se encuentran centros de buceo que prestan los servicios de alquiler de equipos, guía y planificación de la inmersión e incluso cursos básicos para las parejas principiantes que quieran atreverse a ensayar nuevas emociones.

Luna de miel de aventura extrema

Si algo caracteriza este país es la amplia posibilidad de llevar a cabo todas las actividades de aventura extrema que se realizan al aire libre. Canopy, rafting, rappel, caminatas nocturnas, escalada y kayak son algunas de las posibilidades que pueden encontrarse en parques naturales como el Parque Natural Marco Antonio que combina una bellísima playa de arena blanca con la exuberante vegetación del bosque lluvioso.

Otro destino soñado si lo que quieren es llenar de aventuras su luna de miel, es la península de Osa, donde además se tienen la posibilidad de realizar caminatas nocturnas, practicar yoga en medio de los árboles y observar delfines y ballenas en su hábitat natural. Desde allí podrán realizar también una caminata al famoso Parque Natural Corcovado y disfrutar de una deliciosa copa de vino para cerrar la noche en este paradisíaco lugar.

Como ven en Costa Rica pueden encontrar desde hoteles boutique donde compartir momentos románticos con frases de amor, íntimos y significativos, hasta lujosos spas para disfrutar de un masaje y observar el atardecer luego de un día de aventuras extremas. Por último, recuerden que deben establecer cuál es su presupuesto y con base en ello elegir el destino, sobre todo, si buscan dónde ir de luna de miel económico.