Aica Films

Barranquilla es sinónimo de calidez, espontaneidad y fiesta. No en vano se le conoce como 'La Puerta de Oro de Colombia' y su carnaval, famoso en Latinoamérica, fue declarado por la Unesco como 'obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad'.

Con una ubicación privilegiada que permite disfrutar del encuentro entre el río Magdalena y el mar Caribe, esta ciudad colonial rodeada de hermosos paisajes naturales, extensas playas doradas y amplia riqueza cultural, nos regala además del delicioso clima y la brisa marina ideales para los novios que quieren dar el ‘Sí, quiero’ cerca del mar, una increíble belleza arquitectónica con catedrales e iglesias perfectas para caminar al altar haciendo realidad el sueño de casarse en “La Arenosa”.

1. Catedral Metropolitana Maria Reina

Ubicada en la zona céntrica de la ciudad, es uno de los templos emblema y más queridos de los barranquilleros en especial luego de que la visitara el papa Juan Pablo II, en 1986.
Esta edificación de estilo modernista, fue diseñada por el arquitecto italiano Angelo Mazzoni. Se destaca por sus majestuosos vitrales con representaciones de los sacramentos, que permiten el paso de la luz dando un aspecto realmente celestial. Otro de sus grandes atractivos es la imponente escultura a Cristo Liberador Latinoamericano del maestro Rodrigo Arenas Betancourt que se alza solemne sobre el altar central, convirtiéndose en anfitrión de los novios y envolviéndolos en su representación del universo liberado por Cristo.

Catedral Metropolitana Maria Reina

2. Iglesia de la Inmaculada Concepción

Esta bellísima iglesia de paredes blancas y gran historia en la ciudad, está ubicada en el barrio Prado, corazón histórico de Barranquilla, de avenidas amplias, coloridos jardines y mansiones que reflejan los diversos estilos de los inmigrantes alemanes, italianos, sirios, judíos y libaneses que se establecieron en la zona.

La hermosa plaza que la rodea, el altar elaborado totalmente en madera, el aire de época republicana y el arte religioso que puede apreciarse en ella, se conjugan perfectamente con la decoración nupcial creando un ambiente clásico y muy romántico.

Una iglesia excepcional, perfecta para las parejas que quieren celebrar su unión con toda la belleza de la ceremonia tradicional.

Iglesia de San Nicolás de Tolentino

3. Iglesia de San Nicolás de Tolentino

Ubicada en el centro de Barranquilla en el Paseo de Bolívar con carrera 42, esta iglesia es una joya de la arquitectura, declarada monumento nacional, construida en 1932 y restaurada recientemente, dedicada al santo patrono de la ciudad.

Cuenta con hermosos detalles de la arquitectura neogótica tanto en su fachada con sus dos torres coloridas como en el interior, representados en apliques y detalles del trabajo en madera, que la hacen de un valor incalculable. Es custodia además de dos reliquias auténticas que gozan de profunda veneración de los feligreses: un trozo de paño impregnado con la sangre del cuerpo incorrupto del santo y un huesito del santo incrustado en el interior del altar mayor.

4. Iglesia de San Roque

Esta iglesia se levantó en honor a San Roque de Montpellier, conocido como patrono popular de la ciudad, está ubicada en el centro histórico de Barranquilla, en el barrio del mismo nombre. Fue construida en el año 1853, y reconstruida en 1900, conservando su estilo neogótico florentino único en Colombia que se describe en sus torres altas y la cúpula amplia.

La hermosa plaza San Roque que la enmarca la hace ideal para unas tomas fotográficas maravillosas que combinan su excepcional arquitectura con jardines llenos de color y vida.

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

5. Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

La hermosa construcción, resalta por su color amarillo pálido y la torre central que alberga el campanario. Declarada de interés cultural para la ciudad, esta bellísima iglesia tienen un aire oriental representado en sus arcos ojivales y las escalinatas descansadas, presentes en la arquitectura neogótica, que la hace singular y muy romántica para celebraciones matrimoniales.

Después de este vistazo, seguro estarás más cerca de decidir la iglesia donde se celebrará tu ceremonia nupcial. Recuerda siempre que en la anticipación de la reserva del lugar está la clave y así puedas disfrutar sin prisas ni contratiempos de la organización de cada detalle de uno de los días más importantes de tu vida.