Lucir un rostro radiante el día de tu matrimonio es posible gracias a varios recursos, entre ellos el cuidado previo de la piel, las horas de sueño, y un maquillaje adecuado. Para el caso de los ojos, además de la técnica de sombreado y delineado, existen varias alternativas que logran darle un toque mágico a las mirada, entre ellas: las extensiones de pestañas para novias. Si estás pensando en recurrir a este método, es importante que primero conozcas en qué consiste, qué tipos hay y cómo cuidarlas.

¿Sabes de dónde surge la idea de la extensión de pestañas?

Sus primeros usos se remontan al siglo XIX en París, cuando sus habitantes tejían cabellos en sus pestañas naturales para que sus ojos se vieran más grandes, luego fue adoptado por los escoceses y más adelante perfeccionado y patentado en Estados Unidos. Pero fue hasta hace poco más de 15 años que en Japón y Corea empezaron a realizarse diseños más versátiles y que se adaptan a cualquier ojo. 

Fotographie
Fotographie

¿Sabes cuándo deberías recurrir a las extensiones de pestañas? 

Las extensiones de pestañas son una excelente opción cuando se quiere lucir una mirada expresiva. Son perfectas para dar un efecto muy natural y estilizado al ojo, tienen miedo a que se caigan con tanta facilidad como las que se conocen como “pestañas postizas pelo a pelo o de tira”.

Lo bueno de las extensiones de pestañas es que son resistentes al agua, así que podrías usarlas el día de tu boda y llevarlas sin problema para lucir una mirada radiante durante tu luna de miel. 

¿Conoces en qué consiste el procedimiento? 

Consiste en poner sobre cada una de tus pestañas, o al menos sobre la mayoría, una pestaña que haga las veces de extensión, para que tus pestañas propias se vean más largas.

Un buen procedimiento no tiene por qué dañar las pestañas naturales ni arrancarlas, ni maltratarlas, ya que estas se ponen a unos 2 mm de la raíz, con el fin de evitar lesiones, alergias y daños a las pestañas naturales. 

¿Y los materiales?

Las extensiones de pestañas se diferencian principalmente por su forma y materiales. Para que te familiarices, las extensiones de pestañas pueden ser: de seda, sintéticas o naturales. 

  • Pestañas de seda o silk: se trata de un material sintético (polímero termoplástico) de poco brillo, muy ligero lo cual es una ventaja puesto que se adapta muy bien a la forma del ojo y su secada es más rápido, lo que da como resultado un aspecto natural. Se suelen utilizar para pulir o mejorar el volumen o densidad. 
  • Pestañas sintéticas (polímeros): este tipo de extensión es la menos natural, ya que tiene mucho brillo y son más gruesas, aunque dada la forma de su curvatura firme, le permite mantenerse en su posición. Pueden resultar pesadas por lo que los/as expertos/as recomiendan para quienes tengan también las pestañas tupidas o compactas.
  • Pestañas naturales: extraídas del pelo natural del visón (un mamífero) este tipo de extensión de pestañas crearon mucha controversia por su procedencia, forma de extracción y precio. Por fortuna, actualmente existen opciones veganas, que no proceden de ningún animal. 

¿Estás al tanto de métodos y técnicas de extensiones de pestañas?

Seguro que habrás escuchado la más común que es la pelo a pelo, sin embargo, existen otras opciones de acuerdo con la densidad o el efecto que se quiera conseguir en la mirada.

  • Pestañas pelo a pelo: es la técnica principal que se utiliza para lograr varios efectos, consiste en colocar sobre cada pelo natural, uno artificial. Se debe tener en cuenta que es un proceso que requiere tiempo, pues puede durar entre 60 y 90 minutos.
  • Pestañas volumen ruso: estas aportan un volumen extra, lo que la diferencia de otras técnicas es que por cada pestaña natural se pueden adherir dos o más extensiones, de ahí que se pueda conseguir una mirada mucho más densa. Según sus cuidados pueden durar entre 4 o 6 semanas.
  • Pestañas efecto pestañina: también conocidas como 1D, son similares a las pestañas de seda, pero un poco más gruesas y oscuras, dando un efecto de maquillaje. Con esta técnica se logra duplicar el volumen y longitud a pestañas cortas y poco pobladas.   

Ruby Lemus
Ruby Lemus

¿Sabías que tienen un diseño?

Por lo general, el tipo de forma y tamaño lo debe sugerir la profesional, pero siempre procurando un efecto muy natural. Además, cada casa de belleza puede tener un tipo de diseño, los más nombrados son: efecto ojo de muñeca, permite agrandar el ojo por lo que no se recomienda para los redondos; ojo de gato son ideales para alargar ojos redondos, su longitud aumenta a medida que se acerca a la parte final del ojo; y ojo abierto, para pestañas naturales pobladas, la cual consiste en empezar por el lagrimal con unas más pequeñas y se sube en diagonal las más largas.

¿Cuánto duran las extensiones de pestañas y cuál es su precio? 

Las extensiones de pestañas se caen cuando termina el ciclo de vida de la pestaña natural. Para esto ten en cuenta que para que una pestaña llegue a su edad adulta (aprox. 9mm), deben transcurrir de 4 a 8 semanas. Es por esto que si se quieren conservar a largo plazo, debe hacerse un retoque cada dos o tres semanas, con el fin de reponer aquellas extensiones que se hayan caído con el ciclo natural de la pestaña.

Por su parte, en cuanto al precio de extensiones de pestañas para novias pueden encontrarse servicios que van desde los $150.000 pesos en adelante. 

Cómo cuidarlas

  • Una vez te pongan las extensiones, déjalas fijar bien sin tocar el ojo. 
  • Evita la humedad, el calor y el vapor durante las primeras 24 horas.
  • Evitar el uso de rizador de pestañas.
  • No se recomienda el uso de cosméticos y desmaquillantes que sean oleosos. 
  • Para limpiarlas y humectarlas puedes hacerlo con agua de rosas y la ayuda de un cepillo para pestañas.
  • Recuerda lavarlas cada 2 días con un producto especializado para esto, para evitar infecciones e impurezas. 
  • Si quieres conservarlas a largo plazo, programa citas de retoque cada 2 o 3 semanas. 

Anímate a lucir radiante y diferente, pero recuerda que antes que nada, es clave que recurras a un lugar certificado, con buenas recomendaciones y con experiencia en el procedimiento, así evitarás dolores de cabeza o daños en tus pestañas. Pregunta siempre qué tipo de materiales usan para el procedimiento, cuáles son las garantías y qué debes tener en cuenta en caso de una reacción alérgica al producto que te apliquen.