¿Quieres incluir en el álbum de fotografía, los instantes previos antes de dirigirte al lugar de la ceremonia? Ese "detrás de cámaras" no puede faltar. Y es que, este tipo de retratos son tan espontáneos y naturales, que no te darás ni cuenta cuando el profesional dispare su cámara una y otra vez para captar tu sonrisa, esa mirada al vestido de novia o incluso con los ojos cerrados mientras te maquillan o terminan el peinado de novia. Pensando en estos detalles queremos compartirte ideas de fotografías para ese momento clave e íntimo.

¿Qué se puede fotografiar?

Con el vestido

Su profesional de fotografía podrá hacer unos planos del estilismo completo que lucirás. Seguramente te captará mientras sujetas el vestido y sonríes o lo aprecias mientras permanece colgado. La idea es que captar al detalle cada elemento que hace parte de tu outfit: las joyas, el velo, los zapatos o el ramo de novia. O si por ejemplo, desea resaltar algo llamativo del vestido de novia con mangas: la pedrería, el escote o un toque de color que destaque en él. De esta manera podrá empezar a crear la historia fotográfica de su celebración desde ese mismo instante. 

Compartiendo con seres queridos

El profesional aprovechará la presencia de tus damas de honor, tu mamá u otras personas que estarán contigo durante la preparación. Pues, compartirán momentos alegres y divertidos como realizar un brindis, tener una charla previa, ayudándote a colocar el atuendo o colocando los aretes. 

Durante el peinado y maquillaje

Los expertos en fotografía lo que menos quieren es importunar a los demás profesionales que se encuentran en ese espacio de preparativos. Por ello, tratará de capturarte mientras revisas tu celular, sonríes con tus damas de honor, te miras en el espejo, te colocan el velo o tocado o terminan de acomodarte el peinado alto. Entre tanto te maquillan o revisas que esté todo en orden.

Momento de vestirse

Otra de las fotos de la preparación en la que, el/la profesional hará con todo respeto y dedicación es el momento de la puesta del vestido. Puedes indicarle en qué instante entrar a la habitación, él o ella sabrá qué ángulo capturar. Puedes estar junto a tu mamá, papá, una tía o damas de honor mientras abotona o cierra la prenda. 

Ajustando los zapatos

Llega el instante en el que estarás concentrada colocándote los zapatos. Dentro de las opciones de fotografía para este complemento se encuentran las de retratarlos solos, junto a algún detalle del outfit o según el lugar en el que se encuentren ubicados. Será el ojo del profesional quien decida qué ángulo será el más indicado o si hay otros elementos que intervienen y que enriquecen la imagen. Luego podrá realizarte un plano medio en el que se enfoque solo tus pies o un plano completo en el que se aprecie el conjunto.

El anillo

El anillo de compromiso, ese que dio inicio a la planificación de la boda, y que te acompañará durante los preparativos, también estará presente en tus fotografías. El/la experto/a capturará el detalle de la joya en tus manos con el decorado de uñas para matrimonio. Es posible que haga una toma mientras te tocas el cabello o justo en el momento en el que sujetas la copa para realizar el brindis.

Rumbo al altar 

Cuando estés preparada con tu vestido de novia el fotógrafo seguramente querrá capturar ese instante en el que te diriges a la cita más esperada. Saliendo de casa, cuando bajas las escaleras o subiendo al carro acompañada de tu padre o padrino.

Previo a imaginar las imágenes que te gustaría tener durante los preparativos, y en general para el día de su celebración con toda la decoración para matrimonio, si te encuentras junto a tu prometido en la búsqueda de ese profesional concreten una cita para poder hablar con toda confianza, conocer su trabajo y el estilo de retratos que realiza. Sin duda, se sentirá como un invitado/a privilegiado/a que vivirá de primera mano todas sus emociones para plasmarlas en una foto emotiva.