Los detalles en la decoración para matrimonio son una parte esencial dentro de la planificación para esa gran ocasión. Pero, ¿se imaginan darle a su enlace nupcial un toque diferente y a la vez divertido? Si son una pareja que les gusta innovar y así como seguramente se decidirán por unas tarjetas de matrimonio muy originales los invitamos a ponerse manos a la obra, pues existe esta opción con la que podrán sorprender a sus invitados. Una de ellas es realizar su propio árbol de huellas, esta nueva tendencia que poco a poco reemplaza al clásico libro de firmas. Este lindo detalle consiste en que cada uno de los asistentes dejará su huella como símbolo de acompañamiento, de buenos deseos y sobretodo, para que ustedes los recuerden con todo el cariño.

Si les gustaría incorporarlo a la decoración de salón para matrimonio con un toque DIY (hacerlo ustedes mismos), les contamos cómo pueden hacer el suyo de manera fácil. ¿Comenzamos?

¿Qué necesitan?

Ya que prefieren darle un toque hecho a mano a este día tan especial, seguramente la idea de una decoración vintage para boda también los seduce. Ya con la lista de invitados finalizada, el diseño de tarjetas de invitación definido, el seating plan terminado y los centros de mesa para boda escogidos, será tiempo de ponerse manos a la obra con el árbol de huellas para lo que necesitarán los siguientes materiales.

  • Palitos de helado
  • Plantilla descargable
  • Cartulina blanca (o de colores)
  • Pegamento líquido
  • Pegante en barra
  • Tijeras

Pasos para elaborarlo

  • Para montar la estructura es necesario tomar varios palitos de helado y la cartulina blanca.
  • Cortar los palitos por la mitad y pegarlos con ayuda del pegante en barra sobre uno de los lados de la cartulina.
  • Deben descargar la plantilla que tiene la imagen del árbol e imprimirla.
  • Pegar la plantilla del árbol en el otro lado de la cartulina que quedó libre. Utilizar el pegamento en barra.
  • Con el resto de palitos de helado que sobraron se crea el marco. Hay total libertad para hacerlo, el que más les guste. Lo mejor para hacer este punto es emplear el pegamento líquido para asegurar que duren y tengan más resistencia.

¡Y listo! Ya tienen su propio árbol de huellas. Una manualidad agradable para pasar y compartir un rato en pareja. Y lo mejor es que es un detalle con el que sus invitados estarán encantados de participar, admiraran su destreza y la disposición por tomarse un tiempo para sorprenderlos gratamente. 

Si quieren añadir a los detalles de su matrimonio ideas únicas, no pierdan de vista las tarjetas de matrimonio originales y una alternativa como los conos de papel con frases de amor impresas para el arroz o los pétalos que los asistentes les lanzarán a la salida del lugar donde se casen.