En el artículo de hoy te mostraremos cómo elaborar un moño decorativo para el auto de tu matrimonio. Puedes elaborarlo de diferentes tamaños y lograr darle a ese medio de transporte toda la vitalidad que merece tu día. Lo mejor es que no necesitas mucho tiempo ni dinero para elaborarlos. Vamos con los materiales:

 

Los materiales que necesitarás

  • Una cinta métrica
  • Unas tijeras
  • Cinta pegante
  • Hilo
  • Cinta de papel del ancho que prefieras

 


Lo primero que debes hacer, es cortar la cinta dependiendo del tamaño que quieras realizar el moño (en este caso, elegí una longitud de dos metros). Dobla la cinta a la mitad para que te quede como puedes ver en la imagen.

 



Teniendo la cinta bien doblada por la mitad, empieza a plegarla nuevamente, esta vez en forma de zigzag y doblándola cada 10 centímetros. Fíjate bien que los espacios sean parejos y que no se tuerzan tus cintas. Al terminar tendrás algo como un acordeón.

 

 

Busca el doblez de la mitad de toda la cinta, es decir, el punto donde marcamos un metro y haz dos pequeños cortes diagonales en las esquinas como te mostramos en la imagen.

 


Repite el mismo procedimiento con todos los dobleces que marcaste en el zigzag. Recuerda no hacer cortes muy profundos para evitar que la cinta se rompa fácilmente. Al terminar, toda tu cinta lucirá así:

 



Después de haber hecho los pequeños cortes, toma otro trozo de cinta más angosto, (en este caso usé cinta de 2 centímetros y para este paso, usé una de 1 centímetro) que tenga la mitad de la longitud de la cinta que ya usaste, en mi caso, sería un metro. Si decides hacer un moño de 8 metros, en este paso deberías usar una cinta con 4 metros de largo.

 


Cuando tengas la cinta angosta cortada, deberás fijarla de la cinta larga. Toma el doblez de la mitad y pégala con cinta para que quede muy segura. Debes poner atención a que el trozo quede bien fijo en la mitad de toda la longitud de tu moño.

 



Dobla nuevamente la gran cinta a la mitad, dejando el trozo que fijaste en las caras interiores y muy bien centrado. De eso depende que el resto del proceso tenga éxito. Luego, amarra con hilo cada uno de los cortes que hiciste en el paso número 5, tal y como lo ves en la imagen; no te preocupes por los sobrantes de hilo, luego podrás cortarlos sin problema.

 



Repite el procedimiento con cada una de las marcas de corte que habías realizado previamente hasta que tu cinta luzca así:

 

 

La clave para el moño, se encuentra en la parte inferior de la cinta que usaste. Encontrarás el trozo más angosto de cinta al final y debes tomarlo con firmeza.

 



Empieza a halar ese trozo angosto sosteniendo la otra parte de la cinta y automáticamente empezarás a observar las siguientes formas, solamente debes tener cuidado al halar la cinta y evitar que se enrede.

 



Lentamente, irá tomando esta forma:

 



Cuando termines de halar la cinta angosta, obtendrás esta forma. Ahí debes sujetar muy bien para que no tengamos problemas al pegarlo y finalizar el moño.

 



Toma la cinta angosta y llévala a uno de los costados para que puedas fijarla con cinta o pegante.

 



Finalmente, corta los excesos o también puedes rizarlos un poco usando el filo de las tijeras. Tendrás algo como esto.

 



Este es el resultado terminado. Recuerda que el tamaño depende de tu gusto y puedes usar tantos metros de cinta como quieras. Ten en cuenta que si decides hacerlo, por ejemplo de 4 metros, los dobleces del zigzag ya no deberán ser a 10cms de distancia sino a 15 o a 20 para evitar que termines formando un enredo y tengas que repetir el proceso.

¿Te animas a probar este DIY? ¿Tienes alguna pregunta o comentario? Háznoslo saber.