Gio Rodrigues

Con mayor frecuencia los futuros contrayentes se inclinan más por la idea de alquilar su traje para el día del “sí, acepto". Lucir un atuendo de calidad sin invertir en exceso; la practicidad del servicio; el precio y la tranquilidad son algunos de los factores que inciden en esa determinación. Si barajas esta posibilidad, deberás conocer algunos detalles antes de tomar la decisión final.

Ten presente que, seis meses previos al intercambio de argollas de matrimonio, será oportuno que además de verificar los detalles de la decoración para matrimonio junto con tu prometida, empieces a mirar el traje y puedas realizar las pruebas pertinentes para encontrar el indicado.

Meditando la opción

Aica Films

Desde la casa de moda Marcela Herrera, recomiendan que frente a la indecisión de si alquilar el traje de novio o no, el interesado se plantee preguntas como: ¿es un atuendo que puedo usar en el futuro o quedará colgado en el armario?, ¿con qué presupuesto cuento? ¿prefiero destinar una parte para cubrir los detalles de la celebración como los arreglos florales para boda? Formular estas pesquisas hará que puedas orientarte sobre lo que es prioridad para ti, según tus preferencias y necesidades.

Variedad y flexibilidad

Así como existe la opción de alquilar el vestido de novia en una casa especializada donde ella pueda elegir entre diversos modelos; alquilar el traje de novio se convierte también en una alternativa para encontrar un vestuario clásico, vanguardista, con un estilo que vaya acorde con una decoración vintage de boda o, por el contrario, algo más sencillo. Por tanto, se aleja de la idea de que se pueden encontrar indumentarias pasadas de moda o aburridas, tendrás la oportunidad para lucir un traje moderno y elegante. En ese sentido, si el tuyo es un matrimonio nocturno, podrás decantarte por colores fuertes, con texturas o Jacquard en tonos como el vinotinto, morado o azul, comparte Marcela Herrera. En cuanto a la flexibilidad, se puede alquilar de manera completa o elegir determinadas prendas.

Qué incluye el traje y cuáles pueden ser los costos

La Fotografía Inc

El alquiler suele estar compuesto por: saco, pantalón, camisa (de puño doble), pañuelo y un accesorio para el torso que puede ser chaleco, tirantes o fajón – dependiendo del traje – y, finalmente, un accesorio para el cuello como: corbatín, corbata o fular; puntualiza la casa de moda consultada.

Respecto al costo, existen diversos rangos de precio, por ejemplo, para un esmoquin clásico podría encontrarse a partir de los $100.000 pesos, el cual puede incluir saco, pantalón, faja y corbatín. Otros trajes de lino o de etiqueta pueden estar entre los $150.000 pesos hasta los $400.000 pesos aproximadamente. En el caso de desear que, testigos, amigos o los padres de ambos – novio y novia – guarden un mismo estilo, podrás preguntar en la tienda especializada por un precio especial en conjunto, además, esto les permitirá coordinar color y accesorios.

El proceso de alquiler

Dependerá de cada casa; sin embargo, lo importante es que, luego de elegir la tienda podrás contactar para solicitar una cita en la que tendrás asesoría y acompañamiento en la elección. Y si aún no sabes dónde buscar, podrás hacerlo en el Directorio de Proveedores que dispones en el portal. 

Posterior, se deberá seleccionar el estilo y el color; para ello se tiene presente cómo será la boda, la etiqueta elegida y la altura del novio.

Natalia Castro Fotografía

Entre las posibilidades está la de que un sastre tome los ajustes necesarios para que se personalice el traje. Una vez se tienen los datos anteriores, se procede con la firma del contrato o como lo estipule la tienda. Y el pago puede ser 50% de anticipo y el otro 50% contra entrega; otros preferirán formalizarlo con un abono del 40%. Estos son datos orientativos y el coste dependerá de cada empresa.

En cuanto los arreglos están realizados, será necesario efectuar una prueba para comprobar que los ajustes son los correctos, tal y como hará tu prometida con su vestido de novia sencillo. Una vez listo, el traje suele entregarse una o dos semanas antes del matrimonio.

Untercio Agencia Audiovisual

El traje de novio deberá devolverse en el plazo que estipule la tienda, por lo que, si tienen programada una luna de miel, lo mejor es que pidas a alguien (familiar o amistad) que lo haga por ti para evitar algún tipo de penalización.