La actividad física, cambios de temperatura o pasar por algún momento emocionante que produzca nerviosismo como puede ser la entrega del anillo de compromiso, ocasiona sudoración. Que es totalmente normal, pero seguramente ustedes deseen moderarla el día en el que se intercambiarán las promesas y frases de amor frente al altar, sin sentirse incómodos en el traje de novio o el vestido de novia.

Les compartimos cómo pueden controlar la sudoración el día del matrimonio.

¿Por qué aparece el sudor?

El sudor permite regular la temperatura del cuerpo. Este fluido secretado por las glándulas sudoríparas es transportado por unos conductos y expulsado a través de la piel.

La aparición del sudor es normal cuando las condiciones climáticas aumentan, es decir, cuando hace calor. De igual forma, ante situaciones de estrés, nerviosismo, tensión y con la práctica deportiva.

Evaluar las condiciones del lugar de la celebración

Los matrimonios al aire libre como, por ejemplo, los playeros o los que se realizan en exteriores de fincas y con un clima muy cálido, con estas condiciones la sudoración puede aumentar.

La recomendación es que, se intente permanecer todo lo posible a la sombra antes del intercambio de argollas de matrimonio, por otro, recurrir al uso de carpas o toldos para protegerse del sol. Por lo general, los proveedores de estos mobiliarios instalan un sistema de aire fresco para mantener la temperatura en óptimas condiciones.

Evitar el consumo de ciertas bebidas

Semanas previas al “sí, acepto” podrán comenzar a efectuar cambios en sus hábitos alimenticios. Para comenzar algunas bebidas como: el licor, las gaseosas y el café se recomiendan que es mejor evitarlas, pues tienden a crear una hiperactividad en las glándulas sudoríparas haciendo que la sudoración sea más intensa o aparezca a menudo.

Al ingerir alcohol, el cuerpo trabaja más para ‘expulsarlo’ del organismo a través del hígado, aunque también a través de la micción y del sudor. El café acelera el metabolismo y el sistema nervioso. Y las gaseosas, por su alto contenido de azúcar, el cuerpo necesita quemarla por lo que la temperatura del cuerpo se eleva y, por tanto, aparece la sudoración.

Hidratarse

Durante el proceso de sudoración se pierden líquidos y sales minerales, es indispensable beber mucha agua para mantener la frescura en el organismo. Pueden solicitar a uno de sus padrinos, damas de honor o algún familiar que tenga a mano una botella de agua para cada uno de ustedes para que puedan ir consumiéndolo a lo largo del día, al menos, hasta la hora de la recepción.

Prudencia con algunos alimentos

Para controlar la sudoración antes del matrimonio es preciso evitar alimentos picantes. Asimismo, ingredientes que contengan mucho ajo o cebolla, pueden hacer, además, que el sudor sea fuerte.

Otros alimentos que hacen que el aparato digestivo funcione más lento y que, por tanto, le cueste más digerirlos son los grasos como el queso o los fritos. El organismo debe hacer un doble de esfuerzo para procesarlos, entonces, se produce un gasto de energía haciendo que la temperatura aumente y desencadene en sudor.

Contar con pañuelos y abanico

Bodas & Glamour
Bodas & Glamour

Esencial que lleven consigo pañuelos especiales que les ayuden a controlar la sudoración excesiva y a refrescarse. En el mercado podrán encontrar algunos que actúan como efecto desodorante, no contienen alcohol y puede ser usados en cualquier parte del cuerpo (manos, cara, pies, etc.).

Por otro lado, es importante que no solo ustedes puedan contar con puntos de hidratación, elementos que los ayuden a disminuir la sudoración como el uso de abanicos o pequeños artefactos que actúen como ventiladores. Incluyan en la decoración para matrimonio sencillo una mesa o estación con detalles como gafas, sombreros, agua o paipáis con los que sus invitados también puedan protegerse.

Uso de desodorante especial

Lo mejor es contar con un desodorante de protección 24 horas, libre de aluminio y que no maltrate la piel de las axilas. No obstante, para controlar la sudoración es necesario secar bien la zona antes de aplicarlo. Se recomienda usar desodorante antes de dormir, pues el cuerpo al no estar en movimiento, este actuará mejor y penetrará en los conductos.

Pueden optar por desodorantes antitranspirantes los cuales controlan el olor y la transpiración. Evitan que el sudor llegue a la superficie de la piel y reducen las bacterias que se producen en la zona.

Las telas también influyen

Algunos tejidos también inciden en que la sudoración aumente o no. Por tal razón, es preciso que tengan en cuenta si la ciudad en la que realizarán su matrimonio registra altas temperaturas, pues lo más acertado será decantarse por fibras naturales y frescas para el traje de novio o el vestido de novia con manga.

Telas como el algodón o el lino que permiten atrapar la humedad y evitan liberar olores. Por su parte, las sintéticas como el nailon o el poliéster al no ser transpirables el sudor queda adherido y puede causar mal olor.

¿Sudoración excesiva?

No debe confundirse la sudoración normal con la patología de hiperhidrosis (excesiva) que puede producirse en las palmas de la manos, axilas y parte del rostro, para el cual es necesario tratamiento médico. En ese caso lo mejor es visitar un profesional dermatólogo (a) para que pueda sugerir el procedimiento adecuado.

Con estas recomendaciones estarán listos para continuar con el envío de las tarjetas de matrimonio o revisar su lista con los destinos de luna de miel para elegir aquel donde quieren pasar sus primeros días como recién casados.