Gabo&Mafe Fotografía
Gabo&Mafe Fotografía

Tener un detalle con todas las personas que aceptaron la invitación de la tarjeta de matrimonio, y que se unirán a su celebración luciendo sus mejores vestidos de fiesta, es una hermosa manera de expresarles su agradecimiento y cariño por compartir con ustedes este momento irrepetible. Pero a la hora de elegir qué darle a cada uno de los invitados, las opciones son muchas y decidirse no es fácil. Hoy queremos contarles la tradición que hay detrás de uno de los obsequios más frecuentes como recordatorio de boda, para que ofrezcan a sus invitados, no solo un rico banquete, un salón engalanado con una cuidadosa decoración para matrimonio, también un detalle lleno de significado.

Andrés Gallo
Andrés Gallo

Una historia desde Grecia

Es imposible hablar de las almendras y hacerlas parte de la decoración de salón para matrimonio, sin mencionar la leyenda griega que las sitúa como símbolo de la fuerza impetuosa de la juventud y el amor eterno.

Se dice que Demophon, conocido también como Demofonte o Acamante, se enamoró perdidamente de Phyllis (o Fílide) princesa de Tracia y le propuso matrimonio, pero antes de la ceremonia el padre de éste falleció y él debió volver a Atenas, jurando a la princesa amor eterno y prometiendo volver para casarse. Transcurridos tres meses sin que Demophon volviera, Phyllis se convenció de que no lo haría y se quitó la vida.

Los dioses conmovidos por este acto de amor verdadero convirtieron su cuerpo sin vida en un árbol de almendro y cuando finalmente Demophon volvió, pudo acariciar la corteza de su amada y ofreció un sacrificio al almendro en nombre de su amor, a lo que la princesa convertida en árbol responde floreciendo de repente sin dar tiempo a que las hojas broten.

Chocolates Produl
Chocolates Produl

Pasando por Europa

Era común en la corte europea, ofrecer a los invitados a la boda un detalle dulce como agradecimiento por las bendiciones que pedían para la nueva pareja. En Italia, especialmente comienzan a usarse las almendras confitadas como símbolo del “sabor” de la vida en pareja a veces algo seco y amargo, pero siempre recubierto de dulzura. Tanto la mitología griega, como la hermosa analogía italiana han construido la tradición que nos llega hasta hoy y sigue vigente como signo de agradecimiento para los familiares y amigos acompañantes a su intercambio de argollas de matrimonio.

Para la Iglesia católica, el almendro también tiene una gran fuerza simbólica, pues el nombre almendro, vienen de la palabra hebrea scha·qédh, “el que despierta”. Por ser un árbol que florece en invierno parece estar cuidando los demás hasta la llegada de la primavera, en varios pasajes de la biblia se compara el árbol con la constante presencia de Dios.

El número y los colores

Si se quiere ser fiel a la tradición, lo que además combina perfectamente con una decoración vintage de boda, los recordatorios para cada uno de los invitados deben contener 5 almendras que representan cada uno de los deseos de la pareja: amor, salud, felicidad, fertilidad y una larga vida juntos. Pueden estar cubiertos con confitura blanca como signo del amor puro y transparente entre los novios, pero si prefieren una pincelada de modernidad pueden optar por almendras con coberturas de colores alegres y armar los paqueticos con almendras rosadas, azules y amarillas, además de las blancas.

A su estilo

Actualmente, la tradición de las almendras puede modificarse para que encaje en el estilo de su boda y vaya en línea con sus tarjetas de matrimonio originales. Pueden preferir almendras en colores brillantes como dorado o plateado, o elegir algo más excéntrico como las que tienen cobertura en colores oscuros y mate como el negro o el morado. Además, pueden presentarlas en saquitos de fique, frascos de vidrio o canasticas de metal.

Jairo Toro Fotografía
Jairo Toro Fotografía

No duden en tener las almendras como una alternativa rica y muy simbólica para ofrecer a sus invitados a la boda. Pueden incluir en el empaque algunas frases de amor y agradecimiento que les expresan lo importante que es para ustedes que los acompañen en esta maravillosa etapa de pareja.