Agasajar con un obsequio personalizado y muy especial a los familiares y amigos a quienes invitaron con esas tarjetas de matrimonio que escogieron con tanta ilusión, para que los acompañen en su día B, es una manera de agradecer su asistencia y transmitirles lo importante y significativo que es para ustedes poder celebrar su unión rodeados de las personas que más quieren. Las bodas significan un gasto importante para poder cubrir todo lo relacionado con la decoración para matrimonio, se enfrentarán al problema de qué elegir sin que esto suponga un gran esfuerzo económico o la reducción de alguno de los detalles o cambiar los arreglos florales para boda que quieren que hagan parte de su fiesta. Actualmente las tendencias en diseño y la diversidad de opciones que ofrece el mercado permiten decidirse por objetos fabulosos, divertidos y originales con los que podrán corresponder a sus invitados, con precios asequibles.

Detalles dulces

Uno de los más usados, además de los más deliciosos, son los detalles dulces. Aquí hay un sinnúmero de opciones, desde las clásicas almendras confitadas empacadas en pequeñas bolsitas de tul o en cucuruchos de papel de colores, hasta originales chocolates de figuras que pueden representar al novio, la novia, tener alguna frase o estar decoradas con los colores de la boda.

También pueden ofrecerse selecciones de postres de tamaño personal, galletas de jengibre, alfajores presentados en frasquitos de vidrio o incluso mermeladas hechas en casa con empaque personalizado algo que va perfecto por ejemplo con una decoración vintage de boda en donde muchos de los elementos pueden tener ese aire de hecho en casa. Una bolsa de papel periódico o kraft, rellena con colombinas, bolitas de chocolate o caramelos blandos y decorada con cintas de papel de colores son igualmente una deliciosa alternativa.

En los últimos años se ha impuesto también la tendencia de obsequiar saquitos de café o té elaborados en fique, tela cruda o papel reciclado, etiquetadas con la marca de los novios. Estos definitivamente son recuerdos alegres, del gusto de todos y que se adaptan a cualquier presupuesto.

Naturales y ecológicos

¿Qué mejor que regalar vida para celebrar el amor? Las plantas son sinónimo de naturaleza, tranquilidad y belleza. Además, son ideales para obsequiar en matrimonios al aire libre o en alguna locación campestre.

Pueden elegir entre suculentas con sus vistosas hojas gruesas, en materitos plásticos decorados con papel o encaje. Plantas florecidas que den color y alegría a las mesas, sirven como centros de mesa para boda y cada invitado se las puede llevar al final de la fiesta. Lucky bambú o bambú de la suerte en envases de vidrio. Con estos últimos además aseguran su fortuna y la de sus invitados, según las tradiciones orientales.

Objetos del recuerdo

Elegir entre una amplia selección de objetos funcionales, prácticos y de diseño es una idea fabulosa a la hora de buscar el detalle para que sus invitados disfruten y recuerden su gran día. Algunas opciones pueden ser incluso funcionales durante la celebración. Por ejemplo, si la boda es en clima cálido o al aire libre una buena idea es regalar abanicos de madera o papel, sombrillas de colores o sombreros. Esto hará que el lugar de la fiesta se inunde de color.

Puede pensarse en mimar a los invitados con un detalle de belleza como un jabón fino o un frasquito de sales exfoliantes, empacados delicadamente con un toque de la personalidad de la boda. Medias de descanso o una taza para una deliciosa y relajante bebida caliente son también elecciones perfectas. Y si se quieren seguir el ánimo festivo, que mejor que regalar destapadores, saca corchos o tapas para las botellas de vino, marcadas con un mensaje divertido y el recuerdo de la feliz pareja.

De mis manos para ti

Cada vez con más frecuencia se presentan las bodas llenas de detalles hechas por manos propias de los novios. No hay además una mejor manera de dar gracias que entregando a cada uno de los invitados un producto lleno de la creatividad y habilidades manuales de la pareja. Tarjetas, mezcladores para los cócteles, bolsitas de papel con golosinas, versiones del postre de las abuelas, todo es válido cuando se quiere poner un sello personal y definitivamente gozar con los más cercanos, este día lleno de amor.

Como ven, las posibilidades son muy amplias en cuanto a los regalitos  acorde a la temática o el estilo de boda: matrimonios campestres, rústicos, shabby chic en incluso si han optado por una decoración de matrimonio sencilla,  y así podrán consentir a todos sus invitados. Quedarán como bellos recuerdos del día más especial  de sus vidas.