Muchos destinos de luna de miel se caracterizan por algo específico: mar, playa, aventura, descanso, cultura, gastronomía… pero pocos lo tienen todo y hasta más. Así que nos pusimos en la tarea de investigar cuáles serían esos destinos integrales para recién casados exigentes que quieren realizar diversas actividades durante su luna de miel y hacer valer cada peso y minuto de la estancia en su viaje como flamantes marido y mujer.

La luna de miel es el primer viaje que hace la pareja como esposos, debe ser inolvidable pero no nos digamos mentiras, es un viaje costoso y para que valga la pena este viaje, debe tener ingredientes que emocionen a los recién casados. Si te sientes identificada con lo que sueñas como luna de miel, aquí, nuestra selección.

1. La ruta del Pacífico

Recorran la costa oeste de los Estados Unidos y playas paradisiacas de los Mares del Sur. Inicialmente recorrerán ciudades como San Francisco, Los Ángeles, Las Vegas y allí conocerán museos, podrán hacer compras, tomarse fotos en lugares icónicos como el letrero de Hollywood, aportar un poco en la ciudad del pecado y caminar por las calles románticas de San Francisco. El Gran Cañón de Colorado los estará esperando con todo su poderío, esplendor y misterio para luego pasar por los paisajes de los Valles de Napa y Sonoma.

Una vez terminen la primera etapa de su viaje llega el relax en la Polinesia Francesa, isla volcánica con playas hipnotizantes por su arena blanca y agua cristalina en tono esmeralda. La pareja podrá descansar, hacer buceo, gozar de la hospitalidad de sus habitantes locales y completar una luna de miel de ensueño

2. Descubran las Antípodas

La segunda alternativa es una ruta que incluye a Nueva Zelanda y Australia, pasarán por la montaña sagrada de Uluru y la Gran Barrera de coral hasta llegar a la isla de los mil paisajes.

Si crees que los canguros y la Ópera de Sydney son lo más icónico de Australia, debemos decirte que el monte Uluru los supera y con creces. Esta montaña de arena rojiza y de sentido sagrado es una de las atracciones más visitadas por millones de turistas de todo el mundo. Para bucear y hacer snorkel, navegar y practicar deportes extremos como el paracaidismo, visita el arrecife de coral más grande del mundo. Pero aún hay más en tour como campamentos de lujo entre desiertos encantados, bosques tropicales, ciudades con mega construcciones, volcanes, selvas y ríos para vivir experiencias en otro nivel.

3. Sur de África

Muy lejano para nosotros los colombianos, el Sur de África es sin duda, un destino integral. Los recién casados disfrutarán de un continente aventurero con las dunas más altas del desierto de Namib, quizás el más antiguo del mundo, cataratas con belleza y magia, amaneceres de película, puestas del sol impresionantes. Podrán hacer un safari sofisticado entre jirafas, elefantes y animales salvajes que solo has visto por NatGeo en el conocido Parque Nacional Lower Zambezi. África lo tiene todo: animales, selva, paisajes, aventura, romance y cultura.

4. Tradiciones milenarias

La tierra del sol naciente, de historias ancestrales y costumbres ejemplares capturará la atención de cualquier pareja de recién casados para su luna de miel. ¿Qué encontrarán en Japón?

Desde combates de sumo, obras teatrales kabuki, gastronomía sorprendente y exótica hasta llegar a Indonesia, con sus islas con playas adorables como la de Lombok, volcanes sagrados, alojamientos de primera clase y actividades subacuáticas con tortugas como acompañantes en las Islas de Gili.

5. África suroriental

Ya hablamos de África del sur, ahora el turno es para el oriente de este maravilloso continente como Ruanda, Tanzania y Mozambique, un trio completo para explorar y mantener vivo el espíritu aventurero junto al amor de tu vida. Sobrevolar llanuras, visitar extensas selvas con mucha vida salvaje, ver desde muy cerca el imponente volcán Kilimanjaro para luego descansar con un atardecer digno de una postal.

6. Los secretos de Asia

Si uno de tus sueños y el de tu esposo es conocer Asia, la luna de miel debería ser la gran oportunidad para hacerlo realidad. Myanmar y Sri Lanka podrían ser el destino ideal para quienes buscan evocar el espíritu colonial. Pasaron años en el anonimato para luego abrir sus puertas a turistas que quieren remontarse a la época del esplendor en Myanmar. Los nuevos esposos darán paseos en calesas por mansiones coloniales, contemplar bellos atardeceres y encontrarse con mujeres maquilladas con thanaka (cosmético de color amarillo claro que suelen aplicarse en la cara y el cuerpo) y ancianas mascando el rojizo betel.

En Sri Lanka con sus llanuras de arrozales, playas impolutas y plantaciones de té que rodean pequeños hoteles cómplices del romance. Allí podrán encontrar una linda combinación entre la naturaleza con la cultura colonial, clima cálido y sonrisas en cada calle.

¿Cuál sería tu destino favorito? Y si ya hiciste tu viaje de luna de miel, cuéntanos cuál fue su destino seleccionado y cómo lo pasaron.