Cinema Corazón

Al enfrentarte a las cotizaciones de video, te vas a dar cuenta que muchos de los especialistas en video ofrecen sus servicios en paquetes. Pueden incluir el reportaje del matrimonio completo o únicamente una parte de la celebración. Todo depende de su forma de trabajo y la decisión de los novios. Para ayudarte con esta tarea hemos creado esta lista de recomendaciones con aquello que debes incluir o no, en el contrato del video.

Podrían pensar en...

Cinema Corazón

  • La ceremonia dentro del paquete de video. No querrás perderte ni un segundo de tantas emociones, risas y lágrimas. Si te casas por la iglesia asegúrate de preguntar si se puede grabar (en la mayoría se puede) hablándolo con el sacerdote. Te recomendamos no quitarle tiempo de video a la ceremonia para tener más para la recepción. 
  • Divide el video por capítulos. Pídele al proveedor que te entregue el DVD separado por capítulos. Por ejemplo, de la ceremonia, fiesta, hora loca…Así cada vez que quieras ver el video, no tendrás que ir retrocediendo y adelantando para encontrar el momento que buscas. 
  • Incluye un tráiler del matrimonio. El tráiler es una tendencia muy presente en el mundo de las bodas. Se trata de un resumen con los momento más importantes y emotivos del día contados entre 5 o 10 minutos. Por mucho que quieras revivir cada uno de los momentos del matrimonio, es difícil aguantar un video de 5 horas. Con el tráiler puedes compartirlo fácilmente con las personas que asistieron y si quieres el video largo, te recomendamos que no se exceda. 
  • Dos camarógrafos serán mucho mejor que uno. El hecho de que los camarógrafos trabajen en equipo aporta una mirada más completa y un video más atractivo, permitiendo concentrarse en la novia y el novio. En la ceremonia es crucial. Imagina a uno grabando la entrada de la novia, y el otro la cara del novio mientras espera en el altar.

Pregunten por...

Cinema Corazón

  • Pagar extra por las imágenes en RAW. Una vez haya terminado el rodaje, los fotógrafos suelen enviar las imágenes sin editar y sin tocar, para tener una vista previa del resultado y elegir las escenas que quieren que aparezcan en el video. Si te ofrecen pagar extra por las imágenes sin editar, no vale la pena, nunca las volverás a mirar. Es mejor que te quedas con la opción del tráiler y un video de aproximadamente una hora con más detalles del día. 
  • Pedir entrevistas a los invitados. Todos suelen decir lo mismo que escriben en el árbol de los deseos, y puede ser incómodo para los más tímidos. Si definitivamente te mueres de ganas por tener sus comentarios en el video, utiliza sus voces en off para sonorizar el video. 
  • Grabar la preparación de los novios. El momento previo al matrimonio, mientras los novios se arreglan es digno de recordar pero…con fotos, no vale la pena grabarlo. Prepararse antes de la ceremonia puede ser muy estresante, y si no te gusta ser el centro de atención, es posible que no quieras pagarle a alguien para que te diga lo que debes hacer y decir para capturarlo todo. No necesitarás ver esa parte del video una y otra vez.