Wink Arquitectura de Eventos
Wink Arquitectura de Eventos

La prueba del menú de boda es la oportunidad perfecta para que puedan decidir cuál es la mejor opción para sorprender a sus invitados en cuanto al banquete, la decoración del espacio, el menaje y otros aspectos claves del menú de matrimonio. Lo ideal es que puedan satisfacer los gustos de casi todos los invitados y que, por supuesto, tengan en cuenta a aquellos que requieren una dieta especial, con el fin de que también puedan disfrutar de la celebración. Para afinar cada uno de estos detalles, es indispensable no pasar por alto este punto de la agenda. ¡Aquí 6 buenas razones para hacerla!

1. Asegurarse de que el menú sea delicioso

Una cosa son las fotos de los proveedores, otra la descripción de los ingredientes de la comida para bodas, pero otra muy diferente es probar y saborear el resultado final de esos platos que tienen entre los opcionados para el bufé de la boda.

Realizar la prueba de menú para boda permite convencerse de que es el más delicioso que pudieron elegir, o que definitivamente necesitan revisar otras opciones. Comprueben que los sabores se combinen bien, y evalúen qué tan grata fue su experiencia durante la prueba, pues será una réplica de lo que podrán experimentar los invitados.

Lil' Photo
Lil' Photo

2. Les permitirá reducir opciones

Las opciones de los proveedores suelen ser siempre muy amplias, y no es para menos, buscan poder llegar a todos los gustos y necesidades con comidas para bodas sencillas o con menús de boda originales, pero esto también puede convertirse en una decisión difícil de tomar.

La prueba del menú de boda les permite reducir esa amplia lista de opciones de platos, para elegir los que se adaptan al tipo de celebración, los que mejor van con los gustos de los invitados y con su presupuesto. Aquí es importante que no dejen por fuera aquellos invitados que precisan una dieta especial como los veganos, los celíacos, entre otros.

3. Podrán considerar a la familia y amigos

Se ha convertido también en un espacio en el que no solo podrán dar su opinión frente al menú de comida para boda, sino también los padres, hermanos, amigos y otras personas cercanas a quienes consideren invitar para dicha actividad. Es una buena forma de entender qué tanto esperan ellos del menú, y qué mejor que hacerlo por cuenta de esas personas que son de su entera confianza.

Aprovechen también para incluir los requerimientos especiales del menú, incluso, contemplen un menú infantil para bodas si tienen pensado invitar niños.

Miguel Velasco
Miguel Velasco

4. Pueden verificar tamaño de porciones y complementos 

Las porciones son un punto importante, y deben evaluarse de acuerdo con el buffet para bodas sencillas, a los tiempos o cantidad de platos que se incluyan en el menú. Así mismo, es importante que evalúen la parte de los postres y las bebidas con las que se le hará el maridaje a las comidas, pues de esto depende también en cierta medida el sabor final del plato. Por eso, pidan a sus proveedores de banquete para boda, que les sirvan los platos acompañados de los vinos, cocteles y demás bebidas que se ofrecerán a los comensales.

5. Pueden analizar otros aspectos en vivo y en directo

Otra de las ventajas de realizar la prueba del menú de boda es poder vivir la experiencia completa del servicio, la forma en que está dispuesta la mesa, cómo se sirve el menú 3 tiempos para boda, el emplatado, el menaje, la atención del personal, la decoración, la posición de los arreglos florales y otros detalles más. Si hay algo que no los convenza, estarán a tiempo de corregirlo.

Merwyn Betancourth Wedding Photography
Merwyn Betancourth Wedding Photography

6. ¡Dejar las cuentas claras!

Y, por último, esta prueba también les permite tener un estimado más concreto del presupuesto que necesitan invertir en este ítem de la organización del matrimonio, pues sabrán a ciencia cierta qué es lo que queda descartado, y que definitivamente sí va.

Aprovechen para revisar las cuentas con su proveedor y concreten cuál será la forma de pago. Además, pueden aclarar otras dudas como, por ejemplo, la hora de llegada, los horarios para servir cada plato, qué hacer en caso de que sobre comida, etc.

Si después de leer estas razones, han decidido programarlo y se están preguntando, ¿Cuándo se hace la prueba del menú de boda? La respuesta es: cuando falten entre 4 y 6 meses para la celebración. Recuerden invitar a sus familiares y amigos más cercanos para compartir con ellos la ilusión de la organización de su matrimonio.