Lucir un cabello liso, manejable y sin frizz si es posible si tienes los cuidados adecuados y te apoyas en tratamientos garantizados por manos expertas. Te contamos qué puedes hacer y cómo para que logres tu objetivo sin maltratar tu cabello antes de la boda. ¡Elije tu mejor opción!

Cuidados en casa 

1. Lavar el cabello con agua templada y no caliente 

La costumbre o el clima en muchas regiones puede impulsarte a que siempre quieras tomar una ducha caliente que pueda reconfortarte, pero ojo, el agua caliente no es lo más recomendable para bañar tu cabello, pues esta puede llegar a deshidratar la cutícula. Así que lo mejor es elegir agua templada o fría (siempre que sea posible).

2. Secar suave sin retorcer

Presta atención a la forma en la que secas tu cabello con la toalla, pues no se recomienda retorcerlo o apretarlo en forma de turbante, porque esto lo único que logra es que el cabello se quiebre. Lo mejor es secar con suavidad, usando preferiblemente una toalla de microfibra.

3. Peinar adecuadamente

¡Con calma y sin prisa! Trata a tu cabello siempre con la mayor delicadeza posible y procura que durante el peinado, este no sufra ningún tipo de lesión. Lo ideal es evitar los peines metálicos o plásticos (son menos perjudiciales los de madera), ya que activan la electricidad estática, y producen grietas y daños que ocasionan que aparezca el frizz. Asimismo, si tu cabello se encuentra húmedo, evita crear algún tipo de peinado mientras se seca.

4. Utilizar mascarilla nutritiva de forma regular

Esta sí que es una ayuda que tu cabello siempre agradecerá. Puedes usar mascarillas a base de ingredientes que tengas en tu alacena como aguacate, miel, banano u otros, pero también puedes evaluar aquellas mascarillas listas al uso y que, por ejemplo, traen vitaminas, gusano de seda y otros nutrientes. Además, si estás pensando en llevar algún tipo de peinado el día de tu matrimonio, es importante que empieces a cuidarlo desde ya.

5. Evitar el uso de productos que contengan alcohol

Fíjate muy bien en la letra chica de los envases y procura usar productos que no contengan alcohol en su composición, ya que este ingrediente atenta directamente contra la cutícula y el cuero cabelludo. Encuentra el producto que se adapte mejor a tu tipo de cabello, teniendo en cuenta si se trata de un cabello graso o reseco, de color natural o con procesos químicos de tintura.

6. Cabellos más largos, menos crespos

Otro truco al que muchas mujeres recurren para que su cabello se vea menos encrespado consiste en dejarlo más largo de lo habitual, pues el peso de este hace que se vea más lacio. Recuerda que si estás pensando en llevar un peinado que implique un moño, cola alta o trenzas, todo será más fácil si tienes mayor volumen y extensión.

7. Uso de termoprotectores

En el mercado existen muchas opciones de productos que ayudan a proteger el cabello de las altas temperaturas de la plancha y el secador, así que lo más recomendable es siempre usar uno antes del uso de estos aparatos. Esto también debe tenerse en cuenta cuando se expone el cabello al sol.

8. Usar correctamente secador y plancha

Lo recomendable es que el secador siempre esté al menos 15 centímetros de distancia de tu cabello para evitar daños irreparables. En cuanto al uso de la plancha, se aconseja no exceder su uso y procurar utilizar una de cerámica que ayude a controlar el frizz.

Alisado de keratina: tratamiento para decir adiós al encrespamiento

¿Qué es y para qué sirve la Keratina?

La keratina en sí es una proteína fibrosa que produce el cuerpo humano, y que se encuentra en el cabello, las uñas, la piel y los dientes, en poca cantidad. El alisado de keratina es un tratamiento que promete restaurar y nutrir cada fibra del cabello desde la raíz a las puntas, a través de un proceso capilar de duración de 4 – 6 meses, que a su vez suaviza el encrespamiento o deja un efecto liso duradero, todo depende del tipo de cabello y la definición del rizo.

Beneficios

  • La fibra capilar de tu cabello queda restaurada y nutrida desde la raíz. Mucho más fuerte, siempre y cuando el tratamiento sea de buena calidad y sea administrado por un profesional que sepa del tema.
  • Eliminas el encrespamiento.
  • Fácil y rápido de peinar, evitando el uso excesivo de secador y plancha.
  • Ideal para personas con cabello rizado y ondulado, porque lo deja más manejable y ligero.

Consideraciones

  • Algunos tratamientos de keratina contienen formol, principalmente aquellos que prometen un liso permanente. Estos son tóxicos y tienen otras sustancias agresivas para el cuerpo humano.
  • Puede generar quemaduras en el cabello, caída, alergias e irritación en los ojos.
  • No es apto para todo tipo de cabellos, ya que aquellos que son muy frágiles podrían empeorar. Lo importante es consultar siempre con un profesional.
  • En Colombia un buen procedimiento se puede encontrar desde los $200.000 pesos en adelante, dependiendo del largo del cabello.
  • Se deben usar productos especializados (champú y acondicionador) para su adecuado mantenimiento.

Sugerencias

Un producto de mala calidad o mal administrado, puede ocasionar daños permanentes en tu melena, así que la recomendación es que siempre consultes con tu estilista de confianza sobre la pertinencia de este tratamiento para tu tipo de cabello y/o tipo de peinado que pretendas usar. 

Recuerda indagar sobre los ingredientes del producto, evitando a toda costa componentes tóxicos. Encontrarás centros de belleza especializados en este tipo de tratamientos sin formol.

Ten presente seguir al pie de la letra las recomendaciones de tu especialista, y tener mucho cuidado con largas exposiciones al sol, piscina o mar. Separa unas horas de tu agenda de planificación para consentirte el cabello.