Jesús Cortés
Jesús Cortés

¿Se han preguntado qué deberían saber para mantener encendida la llama del amor? Uno de los retos de la pareja después de portar un anillo de compromiso es sobrellevar la relación, aprender a llevar una sana convivencia y cumplir la promesa de estar juntos. Para que el amor que los unió sea cultivado y perdure, no solo con los típicos mensajes bonitos para mi novia o típicas frases de amor en general. Hablamos de actos, pensamientos y decisiones para que el idilio de la luna de miel quede en su interior. Solo presten atención a estos consejos de cómo cuidar la relación, el sentimiento y el matrimonio, que hemos recopilado para ustedes, de personas con experiencia en matrimonios longevos y envidiables.

La comunicación en confianza

Esa persona que estará contigo toda la vida debe ser también una la que te guste decir lo que sea, cuando sea, porque siempre sientes que está ahí para escucharte. Pero, es trabajo de ambos. Todo lo que pido o solicito debe ser también salir de mi para los demás para que el detalle sea recíproco. Cada vez que tomen un espacio para hablar, recuerda que le estás hablando a la persona a quien le pusiste la argolla de matrimonio. Si es una discusión, lleva tu mente a ese momento y así tus palabras se llenarán de ese amor con el que caminabas hacia el altar, de buena energía y la otra persona recibirá tus palabras de buena forma.

Walther Corredor
Walther Corredor

Actúa sin expectativas

Aunque suene extraño, una de las partes más difícil de los seres humanos es actuar sin esperar nada a cambio. Con la pareja debe ser más que un simple esfuerzo. Para que cada día lo vivas con la alegría, por ejemplo, de su luna de miel en Cancún, lo mejor es actúes según tu intuición, lo que te nace del alma, sin prejuicios ni prepotencias; solo porque te nace dárselo a la persona que amas, y que además ha estado contigo por tanto tiempo. Si era un consejo o una opinión, no tomes lo que le dijiste como una obligación de la otra persona. Las sugerencias, sugieren; así que tómalo así y verás que no habrá enojo ni frustración que te domine. Y si era un acuerdo entre ambos y al otro se le olvidó o no lo hizo, recuerda el punto de la comunicación y siempre díselo con amor; total nada ganas con enojarte por solo tener que repetir ni tampoco es demasiado grave el hecho de que repitas. Y esto es tan bueno que hasta la otra persona no sentirá la obligación de complacerte, por ende, el temor de volver a hablarte de lo mismo se irá y la frustración de no recibir lo esperado también.

Importantísimos los espacios personales

Es muy normal que al principio quieran hacer todo juntos. Sin embargo, como la idea es durar mucho tiempo, toda madre o abuela con experiencia de haberse casado recomienda darse espacios personales, donde cada uno tenga un tiempo consigo mismo. Además, ayuda a fortalecer reconocimiento de uno mismo y el amor propio, por lo que siempre te sentirás atractivo(a), atendido(a) y cuidado(a), porque lo estás haciendo contigo mismo. También pueden hacer un viaje con alguien diferente a su pareja. Esos planes para pasear no son solo paquetes de luna de miel. Dense momentos en donde ambos puedan extrañarse y si quedan con ganas de vivir ese momento con su pareja… ¡Súper! Aprovecha la distancia para escribirle alguna carta contándole lo mucho que le extrañaste en una hoja de papel, una servilleta o lo que sea que encuentres a la mano.

Gustavo Figueroa Fotógrafo
Gustavo Figueroa Fotógrafo

Respeta su privacidad

Entre los consejos que pueden estar incluidos los espacios personales, está también en el respeto de no abusar de la privacidad del otro. El hecho de haberse casado y que en el modelo de argolla de matrimonio tenga grabado “lo tuyo es mío y lo mío es tuyo”, no significa que tengas derecho a violar su privacidad. Si la otra persona quiere contarte, es algo; pero que te aproveches de compartir espacios privados y asumir entonces un papel de fiscalía o seguridad, dejará de ser una relación entre amigos que son esposos, para ser algo más aburrido, agotador y asfixiante. No te rebajes a esa actitud controladora que evidencia poca autoestima, aburrimiento y deseo de llamar la atención. Esos espacios privados y personales, son ideales para no fatigar la relación y por eso deben acordarse entre ambos.

Compartan la felicidad de sus espacios personales

Esos momentos cuando te invitan a cine, a tomar una cerveza o a salir a comer, que a veces son reuniones de solo amigos, también es muy lindo detalle que invites a tu pareja para que sienta involucrada en tu felicidad. Dicen que “para multiplicar tu felicidad, debes compartirla”, entonces, involucrar a tu pareja en las actividades que amas para que adquieras recuerdos cargados de la serotonina con ella, los alejará de la monotonía y crearán nuevos recuerdos de ambos diferentes al diario vivir. ¿Qué tal armar un nuevo viaje como lo hicieron con los planes de luna de miel a un lugar que siempre quisiste conocer? Esos sueños o metas personales, también pueden ser compartidos. Lo que les motiva a trabajar juntos, fortalece su relación a largo plazo.

Gustavo Figueroa Fotógrafo
Gustavo Figueroa Fotógrafo

Divídanse equitativamente las responsabilidades del hogar

En casa hay tanto por hacer que dejar toda esa carga a una sola persona, no es justo y responsable. Los gastos, las labores hogareñas, compra de artículos necesarios, arreglos y reparaciones, y demás, son parte de la lista de compartir. Lo mejor es acordar turnos para que uno cocine este día, el otro lave la ropa este otro día, y así. Las actividades del hogar no deben ser una monotonía, sino que todo puede ser un motivo para disfrutar en pareja. ¿Qué tal si esta vez que es tu turno para cocinar, le sorprendes con una cena romántica con velas y rosas?

Los detalles, que no falten

Y si seguimos hablando de sorpresas, qué lindo es cuando tu pareja te sorprende con detalles que enamoran. Algo que debe permanecer en las relaciones es la capacidad de asombro y el deseo de reconquista. Si no tienes muchas ideas, escucha a Oscar de León es un consejero muy famoso en este aspecto. Y si no es suficiente, internet es la fuente de toda inspiración hoy día. Así como encontraste donde ir de luna de miel económica, encontrarás algo nuevo que hacerle o darle a tu pareja. ¿Qué tal si pones una canción un día en que estén en casa y de repente la/lo tomas de la mano y bailas con ella/él o se la cantas? A ella/él no le importará qué voz tengas o si sabes bailar; lo que amará va a ser ese detalle de atención que tuviste. ¿Qué te parece si lo/la sorprendes comprándole eso que no ha podido comprar hasta el momento? Sea una camiseta de su equipo favorito, unas entradas para un evento que le guste, una consola de videojuego o un mueble para hogar. Romper de vez en cuando la regla económica de solo compras para la casa le hace muy bien al sentimiento y la relación.

KiwiLab Visual Studio
KiwiLab Visual Studio

Dense la oportunidad de experimentar juntos

Creen momentos especiales e íntimos. La lencería no es solo para el plan de luna de miel. Así que, ponte lo mejor de tu armario y sorprende a tu pareja, prepara una noche romántica y pasional a la luz de las velas, puedes comprar aceites para proporcionarle un masaje relajante, que le haga olvidar su día en el trabajo. Dense la oportunidad de hacer cosas diferentes, les ayudará a salir de la rutina, y además no tienen que hacerlas en un mismo día, construyan poco a poco su íntima conexión.

Salgan en pareja de la zona de confort

Esa frase cliché también puede ser una actividad en pareja y de seguro que les hará muy bien al matrimonio. Esto quiere decir hacer algo nuevo que tal vez nunca hubieras hecho. Tal vez el punto anterior o quizás solo cambiar de estilo de ropa, un nuevo peinado para cabello largo, o un nuevo trabajo. La zona de confort suele darte una seguridad que puede convertirse en falsa con el tiempo, porque se vuelve más fuerte la costumbre de hacerlo que lo que realmente ganas al hacerlo. Por eso, salir de ese lugar te llenará de vitalidad, energía y pasión por la vida, por lo que si lo haces en compañía de quien compartes la vida, será mucho beneficioso para ambos. Así que, si quieres comenzar un proceso de evolución a una mejor versión de ti, permitirte nuevas emociones, conocimientos y perspectivas; cuéntale a tu pareja y reinicien juntos. Tal vez, unas clases de un nuevo deporte, ese proyecto de empresa que siempre tuviste como idea, pero no lo desarrollaste por completo. ¡Atrévete a más!

Ingemar M. Moya
Ingemar M. Moya

Aceptar los cambios del tiempo, es también amarse

Si Einstein dijo que la materia cambia y se transforma, ¿cómo no nosotros que somos seres en constante evolución, crecimiento y madurez? Hay que aceptar que el tiempo pasa y con ello se lleva muchas cosas de la juventud. Así que acepta esos cambios de tu pareja, así como él o ella los acepta de ti.

Cuando una pareja se acepta, no se critica ni se juzga, no se exige ni se castiga. Tampoco le comenta a los demás las cosas malas que solo se conocen en la convivencia, ni mucho menos saca en cara lo errores del pasado. Aceptarse es saber que existen esos detalles que no te gusta mucho pero que son parte de esa persona que ha aceptado cosas malas de ti, así que hay que amarlas tal cual son. La imperfección es perfecta, ¿sabías? En las diferencias están los desequilibrios de la vida que la hacen más divertida y dinámica. Disfruta lo delicado y bello de los pétalos de la rosa, tanto como sus espinas.

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía
Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Trata de soltar el deseo de control

Hay una clave espiritual que sirve para aceptar lo diferente a nosotros y es aprende a soltar el deseo de control. Cada persona es un universo muy diferente en su interior y cada universo lleva un proceso, antes, durante y después de haberte conocido. Por ende, el único responsable de cada acción, es uno mismo. No cargues con enseñarle a tu pareja cómo vivir, cómo ser, solo porque tú crees que es lo mejor para el otro; permitirle a esa persona que viva como decide vivir es también respetarlo. ¿O acaso no es lo suficientemente bueno/a para no asumir la responsabilidad de lo que quiere y lo que no? Hay cosas que probablemente puedas tener la razón, pero con que le digas y aconsejes es suficiente demostración de amor. Si pasas el límite de vigilar cuando hace caso a tu advertencia, deja de serlo. Lo mejor para aconsejar dicen que es con el ejemplo; así que trata de aplicar eso que le pides a tu pareja y tal vez así sea más rápido el efecto que anteriormente querías obtener. Y si no, recuerda el punto anterior, actuar sin expectativas.

Preguntar antes de asumir, te libra de muchos malos ratos

Así pretendas saber la respuesta o parezca como la otra vez, pregunta. Si nunca nos terminamos de conocer a nosotros mismos, ¿cómo esperamos saber todo de la otra persona? Hay días que nos levantamos con ánimos diferentes o pensamientos alternativos, que ni nosotros mismos entendemos. De modo que cuando preguntes puede que la respuesta sea diferente. La participación u opinión del otro es importante. Por ejemplo, si te invitaron a una reunión con unos amigos a los que ella te dijo en algún momento que no le gustaba, hazle la atención de preguntarle si esta vez quiere acompañarte. Si es tu mamá la que viene a visitarlos a la casa, así creas que él “tiene” que decir sí porque es tu mamá, pregúntale. Solo te tomará 2 segundos y ahorrarás muchas discusiones. Ahora bien, si preguntar es de sabios, mucho más saber cómo hacerlo. Recuerda que una clave de la comunicación es recordar a quien le hablas para que siempre lo hagas con amor.

Gustavo Figueroa Fotógrafo
Gustavo Figueroa Fotógrafo

¿Verdad que haber caminado al altar con ese vestido de novia y darle un “sí, acepto” mirándole a los ojos, vale mucho más que cualquier momento de dificultad? Para tener una sana convivencia, lo esencial es el amor. No necesitas arreglar la casa como la decoración para matrimonio si quieres darle una sorpresa o tener una atención con tu pareja. Ambos se aman y se casaron porque querían compartir sus vidas. De modo que aplicar estos consejos, adquirir un nuevo hábito o cambiar algo que afecta el hogar, será mucho más fácil si permites que el amor te inspire hacerlo.