Lo cierto es que en cualquier festejo siempre habrá un protocolo para que los anfitriones no se sientan agraviados y en el caso de un matrimonio no es la excepción que debas evitar comportamientos y situaciones para que todo salga tal cual lo soñaron los novios durante tanto tiempo. Si quieres saber cuáles son esas 15 cosas no dejes de leer este artículo que hemos preparado.

1. Cumple con el dress code

Sea cual sea el código de vestuario lo mejor es respetarlo tal y como lo han sugerido los novios en la tarjeta de invitación. Las invitadas a veces quieren ser creativas y arriesgarse con diseños diferentes lo cual está bien siempre y cuando se mantenga el estilo de la fiesta a la que se asistirá.

2. No llegues tarde

Llegar tarde a una cita, una reunión, una fiesta o cualquier evento, incluso en un matrimonio es de mal gusto. Además puedes ocasionar cualquier interrupción de algún momento importante que esté sucediendo. Asiste a la hora indicada para que no te pierdas ningún detalle. 

3. ¿Con acompañante?

Debes respetar las indicaciones que se establecen en la tarjeta de invitación que has recibido. Si se permite un solo acompañante por persona o por el contrario ninguno. Evita saltarte esta regla porque podrías poner en aprietos a los organizadores del matrimonio al no contar con alguien más. No abuses de la confianza de los novios al pensar que no les importará que lleves a un acompañante. 

4. Estar pendiente del celular en la ceremonia

Nos encontramos en la era de la información, de grandes avances tecnológicos e inundados por las redes sociales. Si eres de los que no puede evitar estar pendiente de tu celular aunque sea por un momento, lo mejor será lo apagues por ese instante para que permitas a los novios celebrar su ceremonia de manera tranquila. Es un momento íntimo y solemne que requiere de respeto.

5. Llamar a los novios el día anterior

Los novios estarán muy ocupados finiquitando aspectos importantes para el día en el que darán el sí quiero o simplemente tomándose un descanso de lo que conllevó los preparativos del matrimonio. Si te surgen dudas sobre el evento y quieres resolverlas, lo mejor será que contactes con la persona encargada de todos los detalles de la boda o comunícate directamente con los novios siempre y cuando lo hagas a tiempo, es decir, al menos una semana de anterioridad. De lo contrario intenta no interrumpirlos.

 

Gustavo Figueroa Fotógrafo

6. Presentarse con copas de más

Si vas a una celebración tan importante como lo es un matrimonio, y si aprecias a los novios, evita presentarte bajo los efectos del alcochol. No sería un bonito gesto hacerlo, cuando ellos han querido que hagas parte de esa fecha especial y compartas con ellos toda la emoción y felicidad que les produce haber decidio unir sus vidas en un acto tan solemne.

7. Ser el borracho de la fiesta

Así como se debe evitar presentarse con copas de más, es importante que durante el banquete se controle el límite con las bebidas que hayan disponibles. Si se llega al punto de no dominar la situación puedes hacer pasar un mal rato a los novios y al resto de los invitados. Recuerda que es una ocasión fraternal para pasarlo bien y en armonia.

8. Acaparar a los novios

Todos los invitados durante la celebración quieren compartir un rato con los anfitriones. Permíteles que puedan interactuar con los demás asistentes. Evita tratar de retenerlos de manera constante. Recuerda que no solo hay amistades presentes, también sus familiares desean darles la enhorabuena y comentar algunos de los momentos más significativos. 

 

9. Intentar colarse en la fila del bufet

Seguramente haya un orden y unas indicaciones durante el bufet. No intentes pasar por encima de los demás invitados si hay una fila para tomar los platos.  Los novios han planificado con esmero el menú y la cantidad suficiente para que ninguno de sus seres queridos y amigos se queden sin su porción, su intención es que todos puedan disfrutar de la comida. Asi que no desesperes y aguarda tu turno

10. Hablar mal de los invitados con otros invitados

Evita realizar cualquier tipo de comentario y más si lo único que contiene es negatividad. No conoces a los demás asistentes y puedes estar dirigiéndote a la persona menos indicada. Desconoces la relación que puedan tener con los novios. Además podrías herir susceptibilidades o amargar la fiesta a alguien. Estás para compartir la felicidad de los novios y disfrutar de los detalles que ellos han preparado para la celebración.

11. Agresividad para ganarse el ramo

Si deseas ser la gran afortunada que reciba el ramo, procura no lastimar a las que están a tu alrededor. Es un momento agradable que no debe estar empañado por la agresividad. Diviértete y ponte en una buena posición para que puedas agarrar el ramo sin ninguna contrariedad.

12. Incomodar al discjockey -DJ

Seguro la persona responsable de la música ha planificado una playlist para garantizar que todos la pasen bien y ofrecer melodías variadas para todo el tipo de público que asistirá. Pedirle de manera constante canciones como si se tratara de una discoteca, podría incomodar e interrumpir el orden que se ha programado para cada uno de los momentos. Puedes solicitarle de la mejor manera que tenga en cuenta alguna de tus sugerencias y aguardar tu turno hasta que el Dj vea conveniente incluirla es su listado.

13. Pasar por conquistador 

Si eres un invitado evita ser el “don juan” con las invitadas solteras tratando de conquistarlas. Puedes importunar y ser una pesadilla durante la fiesta. Límitate a disfrutar de la buena compañía, de la música, de la comida y de todos los detalles que planificaron los novios para ti y los demás asistentes.

14. Discursos inesperados

Robarse el micrófono y decir unas palabras que no están dentro de la programación se convertiría en una situación poco agradable para los novios. Si no tienes algo significativo para compartir, mejor resiste las ganas de querer ser el centro de atención.

Esteban Ruíz

15. Bailar muy insinuante con los novios

Recuerda que ahora son casados y debes ser respetuosa/o con la pareja que acaba de unirse para siempre. Baila con ellos, pero mantén la distancia y guarda respeto. En ocasiones por querer pasar por gracioso/a lo que se genera es un malestar. Y harás que la próxima vez los novios se lo piensen dos veces antes de salir a bailar contigo.

Son normas básicas para considerar al ser invitados a una celebración tan vailosa como lo es un matrimonio. Encontrarás que algunas parejas de novios ponen sus propias condiciones que vienen indicadas a veces junto las invitaciones de boda, para que puedan disfrutar de su momento tranquilos y sin impertinencias.

No te sientas aludido/a o lo tomes como algo personal, comprende que se trata de una ceremonia que merece todo el respeto y que la pareja protagonista sólo desean pasar un día placentero. Asi que comparte y disfruta junto a ellos ese momento irrepetible y maravilloso.