Ir al contenido principal
Matrimonios

12 textos y cuentos para lecturas para matrimonio civil

Agreguen magia y romanticismo a su ceremonia civil, leyendo uno de estos inspiradores textos de amor.

cuentos y textos para lecturas boda civil

cuentos y textos para lecturas boda civil

Tal vez por el lugar en el que se llevan a cabo algunos matrimonios civiles (notarías) o porque son un trámite legal, en ocasiones son considerados un poco serios, poco románticos e impersonales, pero esto no tiene que ser así.

Si decidieron tener este tipo de unión tengan en cuenta que disponen de múltiples formas para hacerla especial, amena, romántica e inolvidable, como deberían ser todas las uniones matrimoniales. Una de ellas puede eligiendo textos o cuentos para las lecturas de matrimonio civil.

1. Hagamos un trato - Mario Benedetti
2. Una carta de amor - Julio Cortázar
3. Cimientos del matrimonio - Regina Hill
4. El regalo del mar - Anne Morrow
5. Una historia de amor - Diane Ackerman
6. Desde siempre el puente al otro lado - Richard Bach
7. El país del matrimonio - Wendell Berry
8. El Matrimonio - Jalil Gibrán
9. Bendición del matrimonio apache
10. El arte del matrimonio
11. Canción de bodas esquimal
12. Una canción para Hiawatha

1. Hagamos un trato - Mario Benedetti

Hagamos un trato es uno de los mejores textos para bodas que se pueden incorporar en un matrimonio civil. Un escrito de Mario Benedetti el cual está compuesto por hermosas frases para expresar amor e incondicionalidad, a pesar de cualquier circunstancia.

“Compañera, usted sabe que puede contar conmigo,
no hasta dos o hasta diez sino contar conmigo.

Si alguna vez advierte que la miro a los ojos,
y una veta de amor reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar conmigo.

Si otras veces me encuentra
huraño sin motivo,
no piense que es flojera igual puede contar conmigo.
Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto quiero decir contar aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.

No ya para que acuda presurosa en mi auxilio,
sino para saber a ciencia cierta que usted sabe que puede contar conmigo”.

2. Una carta de amor - Julio Cortázar

Otro de los textos para leer en una boda civil que contienen letras perfectas para expresar de una forma diferente la sensación de compartir un “sí” con su persona favorita. Sin duda, uno de los más conocidos y especiales del escritor argentino Julio Cortázar.

“Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo,

como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía,

todo eso es tan poco,
yo lo quiero de vos porque te quiero.

Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina,

y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de la libertad”.

3. Cimientos del matrimonio - Regina Hill

Con estas historias de matrimonios para reflexionar ya sean reflejadas en cuentos o poemas, les impulsará a expresar sus sentimientos mientras intercambian las argollas en la ceremonia civil. En este texto encontrarán las palabras indicadas para entender lo que trae consigo la unión de matrimonio.

“Amor, confianza y perdón son los cimientos del matrimonio. En el matrimonio, muchos días traerán felicidad, mientras otros días serán tristes. Pero juntos, dos corazones pueden sobrellevar todas las cosas...

En el matrimonio, todos los momentos no serán excitantes o románticos, y algunas veces las preocupaciones y la ansiedad serán abrumadoras. Pero juntos, dos corazones que lo aceptan encontrarán consuelo.

Recolección de pasados gozos, dolores, y sentimientos compartidos será el cemento que sostendrá todas las cosas juntas durante los peores y más inseguros momentos.

Haber llegado a ser amigos, y convertirse en el confidente y compañero que el otro necesita, es la verdad bella y mágica de dos personas juntas.

Esto inspira en cada uno un sueño o un sentimiento, y teniendo fe en cada uno y no dándose por vencidos... aún cuando todas las probabilidades digan que hay que retirarse.

Esto permite a cada uno ser vulnerable, ser él mismo o ella misma, aún cuando las opiniones o pensamientos no estén en total acuerdo o exactamente lo que a ustedes les hubiera gustado ser.

Esto involucra y muestra interés en cada uno, realmente escuchando y estando disponible, la manera en que lo haría cualquier buen amigo”.

4. El regalo del mar - Anne Morrow

Un cuento escrito por Anne Morrow Lindbergh que expresa un hermoso punto de vista de lo que es el amor. ¿Qué tal si lo eligen como su texto para ceremonia de boda civil?

“Cuando tu amas a alguien, no lo amas todo el tiempo, exactamente del mismo modo, de momento a momento. Esto es imposible. Es aún una mentira pretenderlo y todavía esto es exactamente lo que en mayor parte nos demanda.

Nosotros tenemos tan poca fe en el flujo y reflujo de la vida, de amor, de relaciones. Nosotros brincamos en el flujo de la marea y resistimos con terror cuando mengua. Nosotros tenemos miedo que nunca vuelva.

Insistimos en la permanencia, en la duración, en la continuidad; cuando la única continuidad posible, en la vida como en el amor, es el crecimiento, en la fluidez- en libertad, en el sentido en el que los bailarines son libres, casi sin tocar como ellos pasan, pero compañeros en el mismo modelo.

La única seguridad real es no dominar o poseer, no demandando y esperando, agudeza en la esperanza, igual.

La seguridad en la relación descansa en no mirar atrás nostálgicamente, ni hacia adelante con temor y anticipación, sino viviendo en la presente relación y aceptándose como es ahora.

Las relaciones deben ser como islas. Uno debe aceptarlas porque hoy están aquí y ahora, dentro de sus límites- islas, rodeadas e interrumpidas por el mar, y continuamente visitadas y abandonadas por las mareas”.

5. Una historia de amor - Diane Ackerman

Este cuento para lecturas de matrimonio civil fue escrito por Diane Ackerman, y habla sobre todo lo que esconde la palabra amor…

“Amor. Qué pequeña palabra usamos para una idea tan inmensa y poderosa que ha alterado el flujo de la historia, calmó monstruos, encendió trabajos de arte, animó al desamparado, volvió personas duras en sentimentales, consoló al esclavo, llevó fortaleza a mujeres desquiciadas, glorificó al humilde, alimentó con petróleo escándalos nacionales, declaró en quiebra a los barones amigos de lo ajeno, y ha hecho picadillo a reyes.

¿Cómo puede la amplitud del amor ser transportada a los estrechos confines de una sílaba?...Amor es un antiguo delirio, un deseo antiguo como la civilización, con raíces principales alegadamente profundas en la oscuridad de los misteriosos días...

El corazón es un museo viviente. En cada una de sus galerías, no importa cuán estrechas o débiles sean, preservadas para siempre como diatomeas maravillosas, están nuestros momentos de amor y son disfrutados”.

6. Desde siempre el puente al otro lado - Richard Bach

Y con este texto de Richard Bach, el cual narra el significado de encontrar la tan anhelada alma gemela, podrían hacer un sentido intercambio de argollas.

“Un alma gemela es alguien quien tiene cerraduras que encajan en nuestras llaves, y llaves que encajan en nuestras cerraduras.

Cuando nos sentimos lo suficientemente seguros para abrir las cerraduras, nuestra confiable personalidad sale y nosotros podemos ser completamente honestos con quienes somos; podemos ser amados por quienes somos y no por lo que pretendemos ser.

Cada uno muestra la mejor parte para el otro. No importa qué es lo que esté mal con nosotros, con esta persona nosotros estamos seguros en nuestro paraíso.

Nuestra alma gemela es alguien que comparte nuestros más profundos anhelos, nuestro sentido de dirección. Nuestra alma gemela es la persona que hace que la vida venga a la vida”.

7. El país del matrimonio - Wendell Berry

Otra de las lecturas para bodas civiles que pueden incorporar a su ceremonia viene de la mano de este escritor estadounidense. Un extracto del texto El país del matrimonio.

“...nuestra vida me recuerda a una selva en la cual hay un gracioso descampado y en este una casa, un huerto y un jardín, con agradables sombras y flores rojas y amarillas en el sol, un patrón hecho en la luz. Por la luz para volver.

La selva es mayormente oscura, esa es la forma de haber hecho, día tras día, la oscuridad más abundante que la luz y más bendecida, puesto que permaneceremos lo suficientemente valientes para seguir”.

8. El Matrimonio - Jalil Gibrán

Dentro de las lecturas para bodas civiles también pueden incluir fragmentos de grandes poetas como este del autor libanés que habla sobre lo que debería ser una relación de pareja en la unión de matrimonio. Que en definitiva expresa que el amor de pareja también es tener individualidad.

“Nacieron juntos y juntos para siempre.
Estarán juntos cuando las alas blancas de la muerte esparzan sus días.
Sí; estarán juntos en la memoria silenciosa de Dios.

Pero dejen que los vientos del cielo dancen entre ustedes.
Ámense el uno al otro, pero no hagan del amor una atadura.

Que sea, más bien, un mar movible entre las costas de sus almas.
Llénense el uno al otro sus copas, pero no beban de una sola copa.

Dense el uno al otro de su pan, pero no coman del mismo trozo.
Canten y bailen juntos y estén alegres, pero que cada uno de ustedes sea independiente.

Den su corazón, pero no para que su compañero lo tenga,
porque solo la mano de la vida puede contener los corazones.

Y estén juntos, pero no demasiado juntos,
porque los pilares del templo están aparte.

Y, ni el roble crece bajo la sombra del ciprés ni el ciprés bajo la del roble”.

lecturas para matrimonio civil

9. Bendición del matrimonio apache

Más que un cuento para las lecturas del matrimonio civil, este texto esconde frases que se narran como secretos para una vida feliz: enfocarse en lo bueno, mantenerse fuerte en las adversidades y tratarse con amor y respeto.

“Ahora ustedes sentirán que no llueve, porque cada uno de Uds. será el amparo del otro. Ahora Uds. no sentirán el frío, por que cada uno de de Uds. será el abrigo del otro.

Ahora Uds. son dos personas, pero allí es solamente una vida después. Vayan ahora a su lugar de morada para ingresar en los días de su vida juntos. Y quizás sus días sean largos y buenos sobre la tierra.

Tratarse a sí mismos y al otro con respeto, y recuerden Uds. a menudo que los ha unido. Den la mayor prioridad a la ternura, gentileza y bondad que su unión merece.

Cuando la frustración, la dificultad y el temor asalten su relación - como aquello que amenaza toda relación tarde o temprano - recuerden focalizar que es lo correcto entre Uds., no solamente la parte que se ve equivocada.

En este camino, Uds. pueden cabalgar lejos de las tormentas cuando las nubes oculten la cara del sol en sus vidas - recuerden que aún si Uds. lo pierden de vista por un momento, el sol aún sigue allí.

Y si cada uno de ustedes. se responsabiliza por la calidad de vida juntos, serán marcados por la abundancia y el gozo”.

10. El arte del matrimonio

Amar es un arte, y llevar un matrimonio en calma, paz y prosperidad, podría decirse que también… ¿Qué tal este cuento para las lecturas del matrimonio civil con una bella apreciación de lo que es el amor en pareja?

“Las pequeñas cosas son las grandes cosas.
Nunca se es tan viejo para sostenerse las manos.
Es recordar decir 'Te amo' al menos una vez al día.

Es nunca ir a dormir enojados.
Es nunca hablar con el otro solo por ser condescendiente;
el cortejo no debería terminar con la luna de miel,
debería continuar a través de los años.

Es tener un sentido mutuo de valores y objetivos comunes.
Es pararse juntos enfrentando al mundo.
Es formar un círculo de amor que se alimenta en la familia toda.
Es hacer cosas para el otro, no en la actitud de servicio o sacrificio,
sino en el espíritu de gozo.

Es hablar con palabras de apreciación y demostrar
gratitud de maneras consideradas.
Es no esperar que el esposo use una aureola o que la esposa tenga las alas de un ángel.
Es no buscar la perfección en el otro.

Es cultivar la flexibilidad, la paciencia, el entendimiento y el sentido del humor.
Es tener la capacidad de perdonar y ser perdonados.
Es dar al otro un ámbito en el que pueda crecer.

Es encontrar espacios para las cosas del espíritu.
Es una búsqueda común del bien y la belleza.

Es establecer una relación en la cual la independencia sea por igual, la dependencia mutua y las obligaciones recíprocas. No es solamente casarse con la pareja perfecta, es ser la pareja perfecta”.

11. Canción de bodas esquimal

“Tu eres mi esposo
Mis pies correrán por tu causa,
Mis pies danzarán por tu causa,
Mi corazón latirá por tu causa,
Mis ojos verán por tu causa,
Mi mente pensará por tu causa,
Y yo te amaré por tu causa”.

12. Una canción para Hiawatha

“Únanse a nosotros en la celebración, aquellos que aman la salida del sol sobre la pradera.

Quienes aman la sombra de la foresta,
amar el viento entre las ramas y los palacades de los pinos,
y el trueno en las montañas con sus innumerables ecos aleteando las alas como las águilas en sus lagos.

Escuchen esta canción de casamiento. Como, desde otra tribu y país viene un hombre joven, “dame como mi esposa esta virgen, y nuestras manos se agarrarán más fuertemente, y nuestros corazones serán más unidos.

De ese modo, nos deja nuestra hija, aquellos que amamos y aquellos que nos aman. Cuando un joven agita sus plumas haciendo señas a la hermosa virgen.

Desde el cielo el sol comienza a buscarlos a través de las ramas, diciéndole a ellos, 'oh, mi niño la vida es matizada con sombras y brillo de sol'.

Las dos figuras hombre y mujer paradas mano con mano, con sus manos tan agarradas que ellos parecen uno. Y las palabras de ese modo representadas son, 'yo veo tu corazón dentro de ti'....

Exactamente tres cosas deben ser recordadas en un matrimonio si este es un lazo mutuo o compartido, cuidado, y amado a través de la vida: amor, confianza y perdón”.

Inspírense con estas lecturas para bodas civiles y no duden en incluirlas en su ceremonia. Y recuerden que si no los convence, se vale ajustarlas a su historia o escribir su propio cuento de amor, para ser leído el día de su encuentro nupcial.