Livity Boutique Creativa
Livity Boutique Creativa

Hay una gran diferencia a la hora de vestir para una ceremonia religiosa o una ceremonia civil, estas últimas son celebraciones mucho más informales, con un protocolo menos estricto en cuestión de etiqueta, lo que permite que las novias puedan jugar con su estilo y armar un look a su medida. Tomen nota de estos consejos que trajimos especialmente para ustedes.

  • Si la boda civil es por la mañana y a la luz del día, lo ideal es llevar un vestido corto. Debe tener el largo a la altura de la rodilla o un poco más corto, pero no de mini falda. Lo bueno es que los diseñadores se las han ingeniado bastante para presentar cada año vestidos muy originales con mangas, con encaje, transparencias, distintos escotes, todo para que escojas es que mejor te siente.
  • En caso de que la boda sea de tarde o noche el vestido debe ser largo. El blanco es el color por excelencia de las novias, pero el color marfil, rosa pálido o dorado no deja de ser una opción para el civil. Además, se suele optar por diseños más holgados, con faldas con caída y no muy voluminosas.
  • Para el atuendo civil podrás jugar más con los complementos… zapatos de color, aros llamativos, un tocado, una faja de color, un bolso de mano, un velo más atrevido. ¡Todo es posible!
  • Otro factor a tener en cuenta es el estilo de la boda. Si va a ser una ceremonia en el campo o un jardín en un hermoso día de verano, son más apropiados los vestidos ligeros y fresquitos, con telas vaporosas y colores alegres e incluso estampados. También podes agregarle una sombrilla haciendo juego. En cambio, si la boda civil es en invierno o dentro de un salón, podes elegir un vestido más recargado con un bordado de pedrería o con mangas, sino podes agregarle una chaqueta o bolero.