La variedad de diseños de anillos de compromiso permite tener una mirada más amplia en cuanto materiales, formas y precios. Si te encuentras buscando esta preciada joya para sorprender a tu pareja, más allá de pensar cuál es el mejor anillo, debes tener en cuenta cuál es su estilo y personalidad, solo así podrás tener el único para tu amor. Pensando en ello, te explicamos cuáles son modelos de anillos de compromiso, en qué se pueden diferenciar unos de otros y, por supuesto, los materiales en los que se elaboran.

Según su montura

Antes de aventurarte en la compra del anillo de compromiso, debes saber que existen diferentes joyas engastadas con una o más piedras. Por ejemplo, el solitario, es el más común para anillos de pedida, se llama así porque trae engastada una sola piedra central. Sin embargo, no es el único, encontrarás el solitario de canal, el cual se acompaña de una piedra central y varias más a los laterales que se conoce como piedras de acento.

Por otra parte, entre los diseños de anillos de compromiso también se encuentran los solitarios de halo, que se caracterizan por tener una piedra central redonda o cuadrada, que está rodeada de otras piedras más pequeñas.

Los anillos de compromiso de bisel permiten tener una piedra en el centro que es sujeta por un borde del mismo material del anillo, a diferencia de otras joyas que se enganchan con 'garras' que sostienen la piedra, lo que lo hace una joya perfecta para quienes tienen mucha actividad en su día a día.

En la selección de imágenes apreciarás también aquellos diseños de tres piedras conocidos como tríos o trilogía, los cuales se distinguen por contar con tres piedras que pueden ser del mismo tamaño o que la central sea de mayor tamaño que las demás, ideal para combinar con otros tipos de piedras de colores.

El diseño de estilo pavé lo reconocerás porque cuenta con varias piedras pequeñas que dejan ver lo más mínimo del metal en la superficie, dando un brillo permanente. En cuanto a su diseño puede elaborarse solo la mitad del aro o de manera completa. 

Otros de los favoritos son los anillos tensión, se le conoce de esta manera porque las bandas del anillo sujetan la piedra por los lados, dando la sensación que está como flotando en el aire. Y hablando de anillos modernos, si tu pareja prefiere aquellos menos convencionales, entonces el diseño abierto puede gustarle, son aquellas joyas que no están cerradas por completo y que pueden tener en sus terminaciones formas florales u otras piedras.

Los metales en los anillos de compromiso

Los diseños de anillos de compromiso de oro amarillo y los de plata continúan acumulando seguidores, son los metales que, por tradición y durabilidad, han acompañado la elaboración de esta sortija.

Por su parte, los diseños de anillos de compromiso en oro blanco también están a la orden del día, además, es uno de los metales preferidos gracias también a su precio asequible. 

El titanio y el platino no se quedan atrás, el primero se caracteriza por su bajo coste, por ser un material hipoalergénico, ligero y resistente. El segundo es más pesado, brillante y resiste más al desgaste.

El oro rosa (la aleación de oro, plata y cobre), es un tono muy sofisticado que se combina de manera estupenda con otros metales, ideal para quienes quieren darle a su joya una tonalidad distinta y resaltar su diseño.

Flores, corazones y otras formas

¿Quieres algo más que una piedra central redonda o cuadrada? Los nuevos diseños de anillos de compromiso sugieren otras figuras y cortes en las piedras, por ejemplo, en forma de corazón, de pera u ovalados. De igual manera, también aparecen modelos florales, otros más arriesgados en los que se agrega una figura a la piedra central, luego están aquellos que se apilan entre sí y que pueden usarse todos juntos o por separado.

Lunas, estrellas, piedras en bruto o geométricas, con bandas más finas otras más anchas, no hay duda que existe un diseño para cada tipo de persona. Así que, anímate a explorar las diferentes opciones sin alejarte de los gustos de tu pareja.