Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Es probable que al escuchar una canción hayan experimentado que describe aquello que sienten porque contiene las palabras precisas. La oyen y saben que alguien fue capaz de traducir en música todo eso que de otra forma no serían capaces de expresar. Así bien, sucede con muchos versos de poemas: se componen por todas esas frases de amor que representan lo que sienten por su pareja y que los llevó a tomar la decisión de comprometerse a través del anillo de compromiso. Se acerca el día de su enlace y aunque quieren decirse tantas cosas, expresarse tanto, el lenguaje se les resbala entre los dedos y no los permite encontrar esas letras necesarias que contengan todo su amor. Por ello, así como tal vez encontraron inspiración para las frases de sus tarjetas de matrimonio en la música o en la poesía, a lo mejor estos 15 versos de poemas para su ceremonia de boda tengan todo lo que buscaban.

Autores latinoamericanos

Visual Box Producciones

La poesía latinoamericana se caracteriza por su originalidad. La soltura en las palabras y la escritura que vinieron en este género literario posterior al modernismo le dieron la importancia que merecía a nivel internacional. En sus entrañas guarda frases de amor cortas inspiradoras, adecuadas para utilizar en la ceremonia del matrimonio. Aquí, hacemos una selección de versos de grandes exponentes como Manuel Acuña, Alfonsina Storni, Alejandra Pizarnik, Piedad Bonnett, Claribel Alegría, Mario Benedetti, Amado Nervo, Jaime Sabines y Rubén Darío.

  • 1. Te quiero (Mario Benedetti). Tus manos son mi caricia mis acordes cotidianos te quiero porque tus manos trabajan por la justicia // si te quiero es porque sos mi amor mi cómplice y todo y en la calle codo a codo somos mucho más que dos.
  • 2. Tú tienes todo lo que busco (Jaime Sabines). Tú tienes lo que busco, lo que deseo, lo que amo, tú lo tienes. El puño de mi corazón está golpeando, llamando. Te agradezco a los cuentos, doy gracias a tu madre y a tu padre, y a la muerte que no te ha visto.
  • 3. Me tienes en tus manos (Jaime Sabines). Me tienes en tus manos y me lees lo mismo que un libro. Sabes lo que yo ignoro y me dices las cosas que no me digo. Me aprendo en ti más que en mi mismo. Eres como un milagro de todas horas, como un dolor sin sitio.
  • 4. Ahora (Piedad Bonnett). Porque ahora paso mi mano sobre el envés de las hojas y sé leer su alfabeto y si cierro los ojos oigo correr un río y es tu voz que despierta // porque mi cuerpo comienza ahora en ti y acaba más allá de la lluvia donde alcanzan tus brazos y el miedo acuartelado no vigila y sé llamar las cosas de modo que éstas salten se desnuden y todo sea reciente para mis ojos que aman en tus ojos.
  • 5. Quien alumbra (Alejandra Pizarnik). Cuando me miras mis ojos son llaves, el muro tiene secretos, mi temor palabras, poemas. Sólo tú haces de mi memoria una viajera fascinada, un fuego incesante.

Hacienda Santa Catalina

  • 6. Pero te amo (Amado Nervo). Yo no sé nada de la vida, yo no sé nada del destino, yo no sé nada de la muerte; ¡pero te amo! Según la buena lógica, tú eres luz extinguida. Mi devoción es loca, mi culto, desatino. Y hay una insensatez infinita en quererte; ¡pero te amo!
  • 7. Amo, amas (Rubén Darío). Amar, amar, amar, amar siempre, con todo el ser y con la tierra y con el cielo, con lo claro del sol y lo oscuro del lodo; amar por toda ciencia y amar por todo anhelo. Y cuando la montaña de la vida nos sea dura y larga y alta y llena de abismos, amar la inmensidad que es de amor encendida ¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!
  • 8. Nuestro amor (Claribel Alegría). Es simple nuestro amor sin estallidos como una de esas casas con helechos y alguna que otra rana intempestiva.
  • 9. Poemas de amor VI. (Alfonsina Storni). Por sobre todas las cosas amo tu alma. A través del velo de tu carne la veo brillar en la obscuridad: me envuelve, me transforma, me satura, me hechiza. Entonces hablo para sentir que existo, porque si no hablara mi lengua se paralizaría, mi corazón dejaría de latir, toda yo me secaría deslumbrada.
  • 10. Amor (Manuel Acuña). Y es que el amor encierra en su forma infinita cuanto de bello el universo habita, cuanto existe de ideal sobre la tierra. Amor es Dios, el lazo que mantiene en constante armonía los seres mil de la creación inmensa; y la mujer la diosa, la encarnación sublime y sacrosanta que la pradera con su olor inciensa y que la orquesta del Supremo canta, ¡Y salve, amor! emanación divina…

Autores europeos

Ivan Díaz Photograpy

Hay versos clásicos que siempre pueden tener a la mano para utilizar en cualquier momento de su ceremonia. Algunas frases de novios no envejecen a pesar del paso de los años y aún están envueltas de todo ese romanticismo que quieren agregar para su gran día. Aquí dejamos algunas de Luis Cernuda, Víctor Hugo y Gustavo Adolfo Bécquer.

  • 11. Contigo (Luis Cernuda). ¿Mi tierra? Mi tierra eres tú. ¿Mi gente? Mi gente eres tú. El destierro y la muerte para mi están adonde no estés tú. ¿Y mi vida? Dime, mi vida, ¿qué es, si no eres tú?
  • 12. Amor eterno (Gustavo Adolfo Bécquer). Podrá nublarse el sol eternamente; podrá secarse en un instante el mar; podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal. ¡Todo sucederá! Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón; pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.
  • 13. Cuando dos almas se encuentran (Víctor Hugo). Cuando por fin se encuentran dos almas, que durante tanto tiempo se han buscado una a otra entre el gentío, cuando advierten que son parejas, que se comprenden y corresponden, en una palabra, que son semejantes, surge entonces para siempre una unión vehemente y pura como ellas mismas, una unión que comienza en la tierra y perdura en el cielo.
  • 14. Dime que sí (Rafael Alberti). Compañera, marinera, dime que sí. Dime que he de ver la mar, que en la mar he de quererte. Compañera, dime que sí. Dime que he de ver el viento que en el viento he de quererte. Marineara, dime que sí.

Inspiración adicional

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Existe una falsa creencia de que en la poesía china antigua el amor no era uno de los temas tratados. Sin embargo, en muchos versos puede verse expresado ese sentimiento. Si él buscaba mensajes bonitos para novia, en la sencillez con la que expresaban el amor estos poetas orientales, está todo lo que necesita. Aquí, un ejemplo de ello.

  • 15. Paseando borrachos por el lago Dongting (Li Bai). Cantando y remando desde el centro del lago regresamos a tierra mientras sale la luna. Las blancas gaviotas no nos dejan y juguetonas mientras vuelan muy bajo comparten con nosotros nuestra felicidad.

Después de leer estos versos es probable que se encuentren inspirados y puedan armar el guion para su ceremonia. Encontrarán la frase perfecta para dedicarse al momento de intercambiar las argollas de matrimonio y se sentirán llenos de ese sentimiento que los llevó a emprender este viaje camino al altar. Y con esta tarea resuelta, contarán con tiempo para terminar de definir la decoración para matrimonio.