DZuleta

Muchas parejas deciden celebrar su unión por fuera de la ciudad, en un lugar campestre que les dé la intimidad y familiaridad que buscan y en esta planeación discuten sobre la posibilidad de alquilar un bus para ponerlo a disposición de los invitados simplificando el transporte y la logística que acarrea. Por esto queremos contarte las ventajas de este servicio y ayudarte a tomar la mejor decisión

1. Tranquilidad

Tanto para tí, como para los invitados, el tener un autobus que cubra la ruta desde un lugar en la ciudad hasta el recinto de la ceremonia hará que se disminuyan dificultades y riesgos.

No hay necesidad de que cada uno calcule el tiempo que tardará o que deba interpretar el mapa y pedir ayuda al GPS. El conductor previamente instruido realizará esas funciones, mientras tus familiares y amigos pueden dedicarse a disfrutar el paisaje, conversar y empezar la fiesta desde la ruta.

2. Logística

Tener un transporte unificado para las personas que van a acompañarte en la boda, te ayudará a controlar los horarios pues todos llegarán en el mismo momento y se irán al tiempo.

Mi Evento Campestre

3. Seguridad

Saber que no tienen la responsabilidad de manejar de vuelta, hará que muchos de los invitados puedan disfrutar de los cocteles y la carta de licores que ofrecerás en la fiesta sin restricciones ni riesgos.

4. Regalo y agradecimiento

Tener un transporte contratado para la fiesta, constituye un bonito detalle de agradecimiento para las personas que te acompañarán en tu gran día, pues les ahorrarás en gasolina, peajes, parqueaderos y gastos extra que puedan presentarse en el camino. Aprovecha esta oportunidad para poner algo de decorado en el bus y porque no, tener una pequeña tarjeta de bienvenida en cada puesto.

Visual Box Producciones

5. Conversaciones en el camino

El hecho de que vayan todos juntos ayuda a que la socialización se dé incluso antes de llegar a la ceremonia. Seguro, mientras van en la ruta, tus invitados entablarán charlas y se conocerán mejor, lo que hará que el ambiente festivo comience desde temprano.

6. Sin espacio extra

Muchos de los lugares disponibles para celebraciones nupciales, especialmente los ubicados fuera de la ciudad, tienen problema de espacio limitado para parqueo o alto costo por el servicio del valet parking, con el bus te evitas estos dos inconvenientes y puedes sacarlo de tu lista de pendientes del plan de bodas.

Más Que 1000 Palabras

7. Divertido

Inventar algún juego para la ruta o contratar un “guía turístico” que haga un recorrido por la historia de la pareja puede ser una bellísima manera de romper el hielo, poner a todos en la mejor disposición y ánimo para la celebración y hacer que el tiempo del viaje se haga increíblemente corto.

8. Momento de descanso

Luego de la fiesta, con todas las emociones, los cocteles, el baile y la hora loca, que mejor que tus invitados puedan tener todo el recorrido para relajarse, comentar e incluso dormir mientras llegan a casa. Seguro que van a agradecer el no tener que manejar.

OkColombia Travel

9. Ecología

En este mundo no hay mucho que explicar, pero si son una pareja amante de la naturaleza y por esto eligieron un lugar campestre para celebrar y están en pro de cuidar el medio ambiente, tener un solo autobús y no muchos carros el día de la boda, es su granito de arena.