Jennifer Lawrence reconocida por sus papeles en películas como: Los Juegos del Hambre y la más reciente que se estrenará en los cines del país: Dark Fenix o ‘X-Men: Fénix Oscura’, parece que dará el “sí” frente al altar de la mano de su pareja, el experto galerista de arte Cooke Maroney.

Una posible celebración

Los rumores de campanas de boda que rodean a la pareja surgen a raíz de que estuvieron, al parecer, celebrando su compromiso en un restaurante francés, de la ciudad de Nueva York, donde se la vio llevando un despampanante anillo de compromiso, aseguran medios como Page Six y People. Pese a no existir fotografías de la joya, las fuentes aseguran que "se trata de una enorme piedra".

Una relación y un compromiso discreto

Aunque no ha sido la pareja quien ha salido a confirmarlo -y mucho tememos que lo hagan-, fue el representante de la ganadora del Oscar quien lo comunicó. Ellos han llevado muy discretamente su relación (desde mitad del 2018), distinto de otras relaciones de celebridades quienes lo anuncian con bombos y platillos, prefieren estar alejados de los fotógrafos y redes sociales.

Habrá que esperar los detalles que vayan compartiendo este par de enamorados sobre su matrimonio.