Si aterrizaron aquí es porque se encuentran gestionando todos los detalles de la recepción y, además, están buscando ideas sobre cómo agradecer a sus invitados por asistir a su cita frente al altar. Tal vez, su intención sea entregarles un regalo que puedan aprovechar o que le saquen todo el gusto, pues bien, las galletas para boda son lo que necesitan. Y no solo son perfectas para entregarlas a familiares y amigos junto con algún mensaje de cariño, también como alternativa para su mesa de dulces.

Galletas como recordatorios comestibles

Si son de los que prefieren recuerdos de boda útiles o gastronómicos, las galletas decoradas para boda son una excelente opción. Deliciosas y fáciles entregar a los invitados, incluso, podrán recordar su matrimonio a través de un sabor especial.

Las galletas pueden ser entregadas en bolsitas individuales, en cajitas personalizadas o de aspecto más rústico con materiales como el yute, aunque también podrán dejarlas sobre el plato que corresponde a cada invitado. 

Para el bufé de matrimonio

En el caso de que no tengan muy claro qué postre ofrecer a sus amigos y familiares, encontrarán en las galletas para boda unas grandes aliadas. Pueden colocar en su mesa dulce o candy bar un espacio para organizarlas por diferentes colores, formas y sabores, eso sí, dejando un pequeño letrero para que, al tomar una, tengan presente qué ingredientes tienen. 

¿Contarán con invitados más pequeños? A los niños/as les encantarán, al igual que en el ejemplo anterior, pueden destinar una mesa solo para ellos y allí dejar las galletas y vasitos de leche. Una opción ideal si se decidieron por un matrimonio en el campo.

Personalizarlas: sabores y formas

Aquí las alternativas se multiplican. Para comenzar, en cuanto a formas pueden ser corazones, cuadradas, galletas de novios para boda que imitan el vestido de novia o el traje de novio, también las hay redondas y más sencillas. Pensando en los niños y niñas que asistan al matrimonio, pueden contar con divertidas formas: pulpos, estrellas, animalitos, superhéroes, entre otros.

Por otro lado, en cuanto a sabores pueden ser: de brownie, chocolate con nueces, de mantequilla de maní, de fresa, rellenas de naranja, con chips de chocolate, de limón, de canela, entre otros. Imaginando estas delicias ¿se les hizo la boca agua? ¡Seguro que sí!

Incluir opciones veganas y también libres de gluten

No solo deberán pensar en cómo entregarlas, servirlas y tener opciones para los más pequeños, también en aquellos invitados que tienen restricciones alimenticias o cuidan de su salud. Para ellos, vale la pena que incluyan recetas, por ejemplo: de avena, de plátano, con granola, etc. Lo importante es que sean ingredientes naturales.

¿Y cómo saber si sus invitados tienen alguna restricción? Pueden hacer una encuesta desde su Web de Matrimonio para que puedan expresar cuáles son sus limitaciones y ustedes puedan tener una boda muy inclusiva. Y si todavía no crean su web pueden empezar haciendo clic aquí.

Un delicioso detalle para decorar el pastel de boda

Qué tal si a su torta de matrimonio le dan un toque extra con galletas. Les pueden ser útiles como cake toppers o para adornar alguno de los pisos del pastel. Hablen con su proveedor para conocer de qué manera pueden personalizarlas y dónde ubicarlas para que hagan un buen acompañamiento.

El sello personal no solo lo pueden incluir en las galletas para boda con el sabor o las formas, también seleccionando algunas frases para que su proveedor la escriba con una manga pastelera en la superficie de esta delicia gastronómica. ¿Les suena la idea?