Clara Mendoza Fotografía
Clara Mendoza Fotografía

Los testigos de boda tienen un papel muy especial además de estampar su preciada firma en el acta de matrimonio. Deben acompañar a los novios en los preparativos y ayudarles en todo lo que necesiten. Es un papel parecido al de las damas de honor y los best men pero con menos protagonismo el gran día. Si quieren ser los perfectos testigos sólo deben tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Aportar ideas cuando empiecen a hablar de cómo será el matrimonio. Investiguen un poquito para poder dar su opinión y proponer cosas con una buena base. Eso sí, no se ofendan si las ideas no son aceptadas. 
  • Ser un apoyo en los momentos de mayor estrés y tensión. Ayudarles a aliviarlo saliendo por ahí, organizando una escapada sorpresa o echando una mano en lo que puedan. 
  • Organizar las despedidas de soltera y soltero respectivamente con todo el cariño y conociendo como conoces a los novios. Aprovecha para elegir lo que más les vaya a hacer disfrutar. Y en caso de que se estén encargando las damas de honor o best men, ofrecerse para echar una mano.
  • Prepara un discurso precioso o una lectura especial para algún momento del matrimonio y cuenta anécdotas divertidas pero no embarazosas. Que haga sonreír o llorar de emoción pero nunca ruborizarse por la vergüenza. 
  • Los testigos no son de piedra y para ellos también es un día emotivo y especial. No olvides reír y no evites llorar si lo necesitas o lo sientes así. Disfruta al máximo todo el día y ayuda a que los novios lo disfruten también.