Ruby Santa Fotografía

Las argollas de matrimonio, serán aquellas joyas que se encargarán de simbolizar la unión de la cual ustedes han sido participes y que quedará para el resto de sus vidas y ante el resto del mundo, esta pieza con un fuerte significado sentimental implícito aumentará su valor en todos los aspectos, si se han decidido por incluir diamantes en ellas, por lo que se convertirán en una de sus posesiones más valiosas, así que requerirá de todos los cuidados del caso, ya que cada joya requieren una atención especial de acuerdo a su composición, por ejemplo, un anillo de oro con un rubí va a requerir de diferentes atenciones a uno de plata con una esmeralda, por eso les dejaremos esta recomendaciones que les servirán para cuidar de su diamante y que este dure toda una eternidad, consejos que les servirán también a aquellas parejas que están en la etapa de pedida de mano y entrega de anillos de compromiso por si el resultado de esta fue un solitario con un bello diamante.

1. Sin riesgo de pérdidas

Para realizar la limpieza en casa, deben escoger con cuidado el lugar donde efectuarlo, muchas personas optan por hacerlo en el lavamanos o incluso en el lavadero de la casa, lo recomendable es utilizar un recipiente, de esta forma evitarán sustos de que se vaya por el desagüe, nadie querrá perder tan preciada joya de esta forma.

Jissy Cuéllar Fotografía

2. Limpieza en casa

En su nueva vida de pareja tendrán que organizar diferentes actividades diarias para contribuir al orden y limpieza del hogar, ya ha quedado atrás la etapa de dónde se pone el anillo de compromiso, y se vive la ilusión de los preparativos. Una de las tareas que deberán incluir en el que hacer casero es el de realizarle la debida limpieza a las argollas de matrimonio en oro con diamantes cada dos o tres semanas, para esto deben preparar una solución con agua tibia y jabón (para manos delicadas) y nada más, descartar por completo el uso de límpido o líquidos que contengan cloro en su composición, ya que esto puede ocasionar un blanqueamiento de la piedra además de decolorar los anillos y restarles brillo. Dejar en remojo por 3 minutos, para desprender la grasa o la suciedad, pasó seguido, usar un cepillo de cerdas muy suaves para barrer con los residuos que puedan quedar y por último proceder al secado con un paño suave.

3. Precaución con las tareas diarias

Les recomendamos quitarse las argollas de matrimonio en oro blanco y en general cualquier tipo de joya, para realizar actividades caseras como lavar los platos, jardinería, limpieza del baño y cualquier tarea que exponga la pieza a cualquier producto corrosivo.

Diana Hernández

4. Shine bring like a diamond

Y si lo que quieren es que su joya brille como lo dice Rihana en su canción "brillar como un diamante", frotar suavemente la piedra preciosa con un paño de gamuza remojada con unas gotitas de alcohol de 90° lograrán regresarle el brillo como el del primer día en la pedida de mano y compromiso.

La Fotografía Inc

5. Limpieza profesional periódica

Cada 6 meses o mínimo una vez al año, les recomendamos acudir a la joyería donde adquirieron sus argollas. Dejarlas en manos profesionales para que puedan realizar una limpieza profunda para que queden como nuevas.

6. Guardarlos como el tesoro que son

Para guardarlos lo mejor será cubrirlos bien y evitar que se rocen entre sí o con otras joyas, pues esto podría ocasionarles rayones. Intenten no usar servilletas de papel o tejidos afelpados, prefieran la seda o el algodón.

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

En definitiva, respecto al cuidado de joyas con diamantes, lo más importante es tratarlas con cariño y dedicarle las atenciones que corresponden para asegurar su duración por muchos años. Así como esta pieza requiere de todos los cuidados y esmeros, de igual forma deberán cuidar su relación, recuerden dedicarse frases de amor y pequeños detalles que nutran y permitan mantener intacta su unión para que perdure al igual que sus diamantes.