pareja en la recepción de boda con bonita decoración
Haus

Las parejas se han visto en la tarea de transformar sus matrimonios en reuniones más íntimas, simbólicas y familiares. Razón por la cual las bodas boutique están en furor: celebraciones con menos invitados, más exclusivas y donde priman los detalles personalizados que aumentan la experiencia de los asistentes. 

¿Qué es el matrimonio boutique?

Un matrimonio boutique es una boda pequeña en la que se olvida la lista infinita de invitados, se flexibiliza la organización al no llevar más tiempo que una celebración tradicional y donde prevalece más la calidad que la cantidad. Sin duda, la parejas apuestan cada vez más por esta opción relajada, creando una cercanía y un valor simbólico entre los asistentes gracias a su exclusividad y delicadeza. Son bodas en las que se comparte más tiempo de calidad junto a esas personas que tienen un valor importante en sus vidas.

Un nuevo formato de boda 

ceremonia al aire libre de estilo boho
Hacienda Mi Villa de Leyva

El formato de las bodas se ha ido renovando y adaptando con el paso de los meses, de ahí que entre las tendencias en matrimonios aparezcan ideas como la de optar por celebraciones con menos protocolos, bodas pequeñas al aire libre y zonas dentro de la recepción donde los invitados puedan relajarse, pues la apuesta es por la espontaneidad y lograr tener una experiencia más natural. Por ello, las bodas boutique no solo permiten esto también que sea una evento más íntimo donde el brindis se realice con las personas más cercanas.

Bodas pequeñas y elegantes con pocos invitados

No hay un número exacto de asistentes a las bodas boutique, por lo general, a esta celebración pueden asistir desde cinco o hasta 50 personas dependiendo del objetivo de la pareja. Lo que sí está claro es que esta ceremonia tiene un filtro minucioso, que termina en la mayoría de las ocasiones en los mejores amigos y el núcleo familiar.

Decoración para matrimonios boutique: discreta y acogedora

mesa de boda elegante con velas y follaje
Haus

Este tipo de celebración casi siempre se lleva a cabo en lugares acogedores: bodas pequeñas en jardín, en una finca, espacios coloniales o una boda pequeña en la playa. Por ello, al ser lugares íntimos, se hace indispensable contar con el distanciamiento entre las mesas y las medidas de bioseguridad del caso.

Las flores, velas y la decoración vintage son predeterminantes en estas celebraciones. Pueden además sorprender a sus invitados con kits de aseo que servirán como suvenires y espacios tranquilos con una alta carga de naturaleza.

Una opción para festejar el amor desde la virtualidad

Las nuevas tecnologías y la ceremonia de boda virtual se han convertido en las mejores aliadas de las parejas que desean compartir este momento con sus seres queridos. Es así como muchos novios optan por hacer una transmisión en vivo desde su Facebook, Zoom y diferentes plataformas. Esta es una forma de celebrar el amor con las personas que aman y de ahorrar dinero en ceremonias costosas compartiendo un momento exclusivo y cálido.

Una celebración dedicada al detalle

mesa de boda decorada con frutas y velas
Wink Arquitectura de Eventos

Según cómo se mire o el objetivo que tengan en pareja, las bodas boutique pueden ayudar aminorar gastos para evitar caer en excesos, pues al elegir lugares más acogedores, sitios familiares pequeños, el presupuesto puede reducirse. Sin embargo, también es la oportunidad para dejar de lado algunos detalles y centrarse en otros que les interese destacar, por ejemplo: invertir más en la comida, en la contratación de un grupo o banda en vivo o, incluso, sus trajes nupciales.

Si se deciden por una ceremonia de boda religiosa y contarán con pocos invitados recuerden tener en cuenta los protocolos para el maestro de ceremonia en bodas, además de las medidas de bioseguridad. Es importante siempre manifestar el amor desde diferentes formas y qué mejor que hacerlo cuidando a sus seres queridos.