Si están en la etapa donde aún no saben cuáles de los estilos de boda elegir para que puedan marcar la pauta para los demás detalles de la celebración, les compartimos esta guía rápida con la que podrán inspirarse y tomar la mejor decisión para su matrimonio. 

1. Clásico

Si desde siempre han soñado con un matrimonio solemne y regido por el protocolo, este es el estilo para ustedes. En la decoración predominarán los tonos blancos y las rosas serán las indicadas para sus arreglos con flores. Un salón será la locación más adecuada para este tipo de celebración.

Sus trajes también deben ser elegidos según el estilo de boda, por ejemplo, una opción que les puede funcionar serán: para la novia, un clásico vestido con corte princesa y una larga cola, completando el look con un velo estilo catedral. El novio un chaqué con levita negra u oscura y zapatos oxford también en negro.

2. Romántico

El amor se respira en cada detalle. Los matrimonios románticos se caracterizan por tener muchas flores, generalmente en tonos cálidos y pasteles. Si van a celebrar su matrimonio en la noche las velas no les podrán faltar.

Las instalaciones de diminutas luces también les ayudarán a crear un ambiente acogedor. Y en cuanto a su estilismo nupcial, para ella un vestido de encaje y telas delicadas y para él, un traje en tono pastel como el beige o incluso los azules como el marino completarán el estilo de este matrimonio.

3. Campestre

Este estilo es ideal si ustedes son de los que aman la naturaleza, los paisajes verdes y naturales. Una hacienda o una finca serán los lugares ideales. Dentro de este estilo de boda podrán apoyarse en materiales como el yute, la madera y las flores silvestres. Para el banquete, ensaladas frescas y alimentos autóctonos de la región para ofrecer a los invitados.

La novia podrán optar vestidos minimalistas sin muchos detalles y con telas vaporosas y cómodas. El ajuar del novio puede estar enmarcado por accesorios como corbatines, tirantes, chalecos, zapatos clásicos como los derby, y pantalón de tejido suave en tonos como el café o el gris. 

4. Boho chic

Para los novios hippies y bohemios. En este caso huiremos de todo protocolo buscando la libertad de la naturaleza y la espontaneidad en la celebración del matrimonio. Lo más importante será partir del lugar, siempre en plena naturaleza, y darle ciertos toques con flores silvestres o recipientes de colores que bien pueden ser reciclados. 

El look de pareja tiene una influencia de los años sesenta. La novia boho viste un vestido con blondas y unos zapatos cómodos, incluso puede ir descalza. El cabello muy natural, adornado con una cinta o una corona de flores. El novio puede tener su punto desenfadado sin caer en lo desaliñado. Puede optar por tonos grises, azules o más coloridos. Los estampados también están permitidos, sin recaer en el exceso, bastará, por ejemplo, con que su corbata tenga algún motivo llamativo.

5. Urbano

Es un estilo de bodas moderno. Estos matrimonios se celebran en estructuras donde el concreto y la urbe acompañarán como pareja citadina. Tendrán varios escenarios para celebrar la boda, por ejemplo, en una biblioteca como Carrie Bradshaw de Sex an The City, el salón de un hotel, la azotea de un edificio emblemático de la ciudad o un restaurante moderno que evoque este estilo. Decoración en grises combinados con tonos cálidos, el backing del photocall con edificios y automóviles. Ella con un vestido vanguardista y él con un look muy cosmopolita.

6. Industrial

Similar al estilo urbano, el industrial va a resaltar el lado futurista, cosmopolita, espacios amplios podrían usar como salón de banquetes una fábrica abandonada, un gran local o un sótano. Se respirará un ambiente vanguardista, los acabados serán de tipo desgastado, usando una paleta de colores en tierras, metálicos o fuertes que son muy típicos de un matrimonio estilo industrial.

7. Shabby chic

El estilo shabby nace en Gran Bretaña, inspirado en esas grandes casas de campo. Elijan un jardín con mucho verde como lugar de celebración. Al igual que en el estilo vintage, el shabby chic emplea muebles antiguos restaurados, aunque premiando siempre los estampados florales y los tonos blancos acompañados de rosa, azul y verde pastel. Las peonías son las reinas de las flores en este estilo.

La novia pueden inspirarse en vestidos románticos con encajes (sobre todo de formas florales), pero muy vaporosos, unas flores en el cabello y parecerán princesas paseando en un bonito jardín. Los novios pueden emplear trajes clásicos, pero con colores claros, como el azul celeste o los tonos nude o beige.

8. Vintage

El estilos de boda vintage se encargará de transportarlos a épocas como los años veinte, treinta o cincuenta. El mobiliario antiguo, estolas y tocados para los invitados en la hora loca, colores empolvados (rosa palo, verde, celeste o amarillo nada fuerte) o con apariencia envejecida. Muebles restaurados y decoración con elementos de estas décadas pasadas.

Ambos podrán lucir los trajes heredados de sus padres, abuelos o familiares, o lucir diseños que los haga viajar en el tiempo y sentirse en la fiesta de The Great Gatsby al igual que los pajecitos que también estarán en contexto con este estilo de completo auge entre las parejas próximas a casarse.

9. Temático

¿Quieren llevar un estilo de bodas diferente? Así tendrán todas las posibilidades de jugar con lo que más les guste o diferencie, por ejemplo: casino, circo, movie film, disco, griego, golden party, un cuento famoso o cualquier tema que se les ocurra valdrá para hacer un matrimonio con el concepto que hayan elegido y así celebrar su gran día. Para las bodas temáticas cada detalle es importante y debe hablar por sí solo del argumento que los identifica.

10. Mezcla de estilos

Como el universo matrimonial no deja de sorprender, ahora lo que marca tendencia es el incluir un poco de esto y otro poco de aquello. Si ustedes son de las parejas que no quieren seguir al pie de la letra un solo estilo y, por el contrario, les gusta un poco de cada uno, este es perfecto para ustedes. Con creatividad y sutileza podrán lograr una mezcla que logre sofisticación y de paso marquen tendencia.

Tienen un amplio abanico de posibilidades, definan los detalles de acuerdo con el lugar donde quieren realizar su celebración, analicen qué elementos dispone y que les ayude a darle vida al estilo ideal: ¿Árboles? ¿Techos altos? ¿Un gran jardín? ¡Sáquenle partido a cada rincón!