Gustavo Figueroa Fotógrafo

Si han decidido formalizar su relación, ya sea con una ceremonia de tipo religioso o civil, y alguno de los dos tiene hijos o los tienen en común, pueden aprovechar la ocasión para compartir entre todos y trabajar en equipo. Un matrimonio con hijos no se trata solamente de un vínculo entre dos personas, son varias que colaboran y celebran una nueva vida juntos. Hay muchas formas en las que sus hijos pueden participar en los quehaceres del enlace como en la decoración para matrimonio o en la selección del menú. También pueden ayudar con otras tareas como en las tarjetas de matrimonio, dibujando y dando su toque propio en el diseño de tarjetas de invitación. A continuación, les daremos algunas ideas para tener en cuenta a sus pequeños ayudantes, tanto en la planificación como en la ceremonia.

Una labor de amor

Los niños siempre causan un gran impacto en las bodas y el involucrar a sus hijos le dará un toque más íntimo, tierno y bonito. El hacerlos parte de los preparativos y que tengan un rol activo en la ceremonia, no importa si son niños o más grandes, les aportará un sentido de pertenencia. De esta forma, todos tendrán un sentimiento de unidad, de hacer parte de algo grande y la ilusión del gran día no será algo exclusivo de los novios. Siendo esto así, la boda será una experiencia única y significativa que dará inicio a un nuevo núcleo familiar. En la actualidad es muy común que la novia ya sea madre o que el novio ya sea padre. Este tipo de situaciones son aún más frecuentes cuando los novios son separados, divorciados, viudos o tienen hijos de relaciones previas y quieren que estos participen en tan importante fecha. Además, cada vez hay más parejas que esperan a casarse después de haber tenido sus hijos.

Matrimonio de Andrés & Tatiana

Participando en los preparativos

Hay muchas formas en las que sus hijos pueden contribuir, por ejemplo: haciendo dibujos de la familia que podrán integrar en unas tarjetas de matrimonio originales y luego exhibirlas en casa o realizar un proyecto decorativo entre todos con unos bonitos centros de mesa para boda. En el caso de las niñas si es mayor puede ser la asesora para encontrar peinados elegantes, acompañar en las pruebas de maquillaje y ayudar a seleccionar los mejores vestidos de novia. Los niños igualmente pueden darle un apoyo al padre, ayudando a elegir el color del traje de novio, consultarles cómo queda mejor con barba o sin ella. De esta forma, podrán incluirlos en los preparativos de matrimonio y compartir con ellos un rato agradable en familia.

En el matrimonio

Si son pequeños

Si sus hijos están entre los 3 y los 8 años, podrán ser parte del cortejo nupcial, como pajecitos les pueden encargar llevar las argollas de matrimonio, las arras o acompañado de un adulto, acomodar a los invitados en el recinto. Las niñas pueden llevar las flores o anunciar la entrada de la novia.

D al Cubo

Si son más grandes

Si ya no son los bebés de la casa y por el contrario se encuentran en la etapa de la adolescencia, si desean incluir a los hijos en los preparativos del matrimonio, también existen tareas o pequeñas funciones para ellos. Por un lado, pueden acompañar a mamá al altar, ser parte del cortejo nupcial como una dama de honor. Como seguramente les guste la tecnología, podrán ser los encargados de documentar con fotografías lo que sucede ese día a través de Wedshoot y si no sufren de pena, son más arriesgados pueden ofrecer unas palabras para el brindis.

En la sesión de fotos

Qué mejor idea para conmemorar un evento tan importante en la vida de todos que con una gran foto familiar. Si es un matrimonio al aire librepodrán aprovechar la locación para obtener unas fotografías increíbles con el paisaje que dispongan a su alrededor. Hablen con el profesional para que puedan encontrar el mejor lugar para un momento fotográfico en familia.

Jorge Duque Fotógrafo

En la celebración

Los hijos pueden convertirse en un gran ayuda para los preparativos del matrimonio y más durante la celebración. Si lo desean, podrán colaborar repartiendo los recuerdos de boda, en un baile familiar donde sorprendan a los invitados. Si son más grandecitos ayudarlos a realizar laplaylistpara la hora loca o ubicarse juntos en una mesa presidencial especial durante el banquete.

Compartiendo en la luna de miel

Podrán organizar tanto una luna de miel en Colombia como en el exterior según sea sus preferencias. Si se deciden por la primera opción, los destinos para viajar con niños se encuentran las playas tanto de San Andrés, Providencia o Cartagena. Villa de Leyva en el mes de agosto se realiza el Festival del Viento y las Cometas o un viaje más natural, visitar Bioparques como el de Ukumari entre Cartago y Pereira. Por el contrario, si desean viajar fuera del país, destinos como Orlando, La Riviera Maya o Costa Rica.

Esperamos que tengan más ideas sobre cómo a los incluir hijos en el matrimonio. Recuerden que este es su gran día y podrán personalizarlo como quieran. Cualquiera de las opciones que escojan o decidan llevarán a que pasen una celebración inolvidable. Continuando con su planificación pasen a la siguiente tarea, a lo mejor deseen incluir frases de amor en sus invitaciones o para grabar sus argollas de matrimonio de plata.