Nativo Latam

Hay elementos clásicos que sobreviven al paso del tiempo y se transforman en cada década para adaptarse a cualquier estilo de bodas, las flores son uno de ellos. Así como en los vestidos de novia el blanco siempre será la primera opción, a la hora de seleccionar un estilo para la torta de matrimonio, las flores son uno de esos complementos que no solo pueden combinar perfecto con la decoración para matrimonio, sino que son un must para cualquier diseño. Si bien en lo que va del siglo las tradicionales flores naturales fueron remplazadas por unas deliciosas versiones comestibles, lo orgánico ha vuelto para quedarse, en parte gracias a la aparición de los naked cakes, un estilo muy de moda en los últimos años. Les mostramos cómo pueden incluir los arreglos florales para boda en la pastelería, para que le den el sí a las flores naturales en su torta de matrimonio.

Estilos de decoración

Clásicas, románticas, frescas y fáciles de combinar, las flores son un elemento decorativo presente tanto en la decoración de matrimonios sencillos como en las más extravagantes. Sin embargo, las naturales fueron poco a poco remplazadas por versiones de azúcar que no solo tenían la ventaja de ser comestibles, sino que permitían el uso de cualquier especie sin importar si estaba fuera de temporada o sin las engorrosas medidas que deben tener en cuenta los pasteleros para manipularlas.

Pero, así como las técnicas pasteleras avanzaron para hacer flores comestibles de azúcar muy parecidas a las reales, los tiempos de elaboración se hicieron a su vez más largos, lo que aumentó los costos. Por otro lado, un movimiento que busca rescatar lo natural y lo orgánico ha venido trastocando diversos frentes de consumo, incluido el pastelero, en donde se hizo muy popular un estilo de torta “desnuda”, como respuesta a esta necesidad. Así, fueron aparecieron métodos menos invasivos para combinar la frescura de la naturaleza con todo tipo de diseño para tortas matrimoniales. Les contamos cuáles son los más populares.

Topper con flores

Bella Suiza

Esta es una de las opciones por la que optan la mayoría de parejas que quieren reemplazar las clásicas figuras de novios que van en la cima de su torta. Las opciones son infinitas y se adaptan a cualquier presupuesto o estilo. Pueden optar por arreglos florales para pastel de boda llenos de color o más sobrios, con flores muy tradicionales o exóticas, o incluso combinarlo con sus centros de mesa para boda, la decisión está en sus manos e inspiración no les faltará.

Por ejemplo, si quieren optar por una opción más moderna, una flor solitaria puede ser ese elemento que necesitaban o si son más tradicionales, quizás un arreglo floral completo sea la mejor elección para ustedes. Si, por otro lado, van a celebrar un matrimonio campestre, pueden optar por flores silvestres, que traerán ese aspecto rústico que están buscando. El límite lo ponen ustedes.

Flores en tres puntos o en capas

Visual Box Producciones

Este es un estilo muy versátil y también uno de los más populares. De lo que se trata es de seleccionar un punto de interés para cada piso del pastel para saber cómo colocar las flores naturales en la torta. En general, suele ser combinado con el topper y es alternado en los otros pisos bien sea ubicados en lados opuestos o en el mismo, dejando el centro libre.

Pueden personalizarlo a su estilo para que haga juego con su decoración de salón para matrimonio, y puede ser mezclado con distintos colores, texturas y técnicas. Por ejemplo, pueden elegir un solo tipo de flor para integrarla por toda la torta o combinar especies. Una buena idea es realizar una reunión entre su pastelero y su florista para seleccionar un tipo de arreglo que puedan usar en toda la decoración de su boda.

Flores en cascada

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Un estilo impactante y elegante, que al mismo tiempo conserva la sencillez lo que lo convierte en uno de los favoritos. Por lo general, los “naked cake” suelen valerse de esta técnica para incluir las flores, que combinan con follaje e incluso frutos en algunos casos. Es uno de los más usados para matrimonios al aire libre y es muy fácil de combinar con su entorno.

Por ejemplo, un truco por el que optan muchos novios es, terminada la ceremonia, ubicar el ramo de novia al final del pastel creando la ilusión de que las flores siguen descendiendo en uno de los extremos. Una alternativa que podrán utilizar también si prefieren que su florista elabore un bouquet de flores para la torta.

Flores como punto focal

Aquí de lo que se trata es de elegir un único arreglo floral en el que se concentrará la atención de su torta, por lo que es importante que sea un estilo que impacte y se destaque. Esta es una de las alternativas más modernas para usar flores naturales para decorar tortas y por lo general tiene un diseño arriesgado. Aquí pueden optar por utilizar una réplica del ramo de novia o irse por un camino completamente distinto, eso sí, recordando que debe resaltar.

Flores como pisos

El modelo más tradicional y quizás uno de los más famosos de finales del siglo XX. Este estilo elegante se ha modernizado y simplificado consolidándose como una alternativa que funciona hasta para las parejas más modernas. Aquí lo que opera es una ilusión de más pisos, creando unos subniveles que están compuestos por flores. Así, pueden tener un pastel más alto e imponente. Lo interesante de este estilo de torta no es solo el romanticismo que despierta, sino que el contacto de las flores con la pastelería es mínimo, lo que los permite jugar con arreglos más grandes y arriesgados.

Flores recomendadas para pastelería

Daniel Ruiz Foto

Existen dos tipos de categorías de flores que son aptas para ser utilizadas en repostería: las comestibles y las no comestibles. La diferencia es que, aunque ambas son permitidas para la decoración, las primeras no tendrán que ser retiradas al momento de partir la torta.

En el caso de las flores comestibles las más utilizadas en pastelería son: crisantemo, fucsia, gladiola, hibisco, lavanda, jazmín, lila, diente de león, primavera, violeta, por nombrar algunas. En caso de decidirse por alguna de ellas deben tener en cuenta que es poco el tiempo que resisten después de cortadas, por lo que ser un riesgo utilizarlas, puesto que se pueden dañar rápido.

Por otro lado, las flores no comestibles con la que suelen trabajar los pasteleros son: rosas, dalias, orquídeas, celosía, freesia, peonias y suculentas. Tomen en cuenta cuales son las flores más comunes en las temporadas de su matrimonio y traten de seleccionar alguna de ese tipo, puesto que así serán más fáciles de conseguir y estarán más frescas.

Alejandro Castaño Fotógrafo

Las flores son una opción de decoración que puede servirles para distintos aspectos de la boda, puesto que pueden incluirlas en el diseño de tarjetas de invitación, brindando así a sus asistentes un abrebocas del estilo de su enlace, como también pueden integrarlas en el look nupcial, por ejemplo, eligiendo algunas coronas florales, ideales para peinados de novia, o él llevarlas en el boutonnière y que a su vez puede combinar con su torta de matrimonio. ¡Atrévanse a jugar con este elemento de la naturaleza!