D al Cubo

Si estás pensando en casarte, sabrás que una de las fechas más recordadas, incluso llegando a superar al día de la boda, es la pedida de mano. ¿Cómo planear esa fecha en la que anunciarás tu deseo de casarte por todo lo alto? Aquí te damos diez consejos para que evites los errores más comunes y para que logres que la antesala al ¡Sí quiero! sea un éxito.

1. Tu elección del día siempre cuenta

Eres tú quien hará que la fecha de tu pedida de mano sea la más indicada. Evita días en los que la noticia no sea su boda, como por ejemplo: fiestas patronales, desfiles multitudinarios, tomas presidenciales o incluso la llegada de alguna catástrofe natural. Recuerda que ese día los va a acompañar por siempre y que los protagonistas son los dos y nadie más. 

Holiday Inn Bucaramanga

2. Juega con el factor sorpresa, pero no te sobrepases

¡Una pedida de mano inolvidable es la que sorprende a la novia! Puedes apostar por el riesgo y proponer una actividad fuera de lo común, por ejemplo cualquier deporte de aventura que quieran practicar, pero es recomendable que se haga sin poner en peligro a ninguno y que, para evitar problemas, sea una actividad para ambos. Prácticas desaconsejadas: tirarse en paracaídas e intentar caer encima de la novia con dramáticos resultados, bucear hasta la futura prometida y tener un accidente o intentar dárselas de patinador y resultar lesionado mientras enseñas el anillo no son ejemplos reales de éxito. Busca algo apropiado para ti y para tu pareja.

3. Preparación y espontaneidad por partes iguales

Lo habitual en una pedida de mano es entregarle a la novia un anillo, si esa es tu idea, es recomendable que confirmes que el anillo es de la talla de tu novia y no una herencia que te has encontrado en el cajón. Si no está listo para el día que estabas pensando, es ideal que busques algo en su representación y que puedas dárselo con creatividad y cariño. Algunas pedidas de mano se hacen con anillos de papel o de tela y se vuelven inolvidables porque se entregan con todo el corazón. Lo importante es que la pedida de mano defina el tipo de persona que eres y que haga alarde de tus virtudes y detalles. ¡Aquí la espontaneidad cuenta, y mucho!

Magno Producciones

4. Piensa en los gustos de tu pareja y acertarás

Grandes pedidas de mano pueden terminar en fracaso si el novio no tiene en cuenta los gustos de su futura prometida, y esto, lejos de ser un descuido, puede terminar en una respuesta negativa por parte la novia. Es importante recordar que para una vegana el hecho de entrar a un restaurante de carne puede ser nefasto, o para una alérgica al pescado una marisquería no es un premio sino un castigo. Pregúntate con anterioridad: ¿En qué sitio se sentirá bien? ¿Qué tipo de ambiente y de menú le gustará más? Si dejas ver que tus gustos están por encima de los de tu pareja y decides llevarla a un partido de fútbol sabiendo que tú eres un fan y que a ella no le apasiona, la tarde puede terminar en reproche más que en celebración.

5. Unas goticas de prudencia nunca sobran

El error más frecuente de las pedidas de mano es que la novia se entera de que quieres pedirle matrimonio por terceras personas. Si toda la familia y amigos conocen tus intenciones, será imposible evitar que el rumor llegue a oídos de tu futura prometida. Elige a tus cómplices e invítales a que hagan parte de tu plan sorpresa para que el hechizo no se rompa.

Luxury Films Colombia

6. Elige el momento más adecuado

Pronunciar ¿quieres casarte conmigo? puede sobrepasar el umbral de nervios de muchos.  Procura soltar estas palabras en el momento preciso. Aquí tienes un ramo de ejemplos de situaciones no adecuadas: cuando están discutiendo y crees que con tu propuesta sellarás el enfado de ambos, en medio de un concierto en el que ella no te escuchará y tendrás que repetir tu pedida de mano, cuando sientes que no aguantarás a verla en el fin de semana y se te escapa en la conversación por teléfono, cuando uno de los dos está atravesando un mal día en el trabajo o ha tenido malas noticias, en medio de un cumpleaños o día familiar en el que el homenajeado no es ninguno ustedes y que puede llegar a desviar la atención de forma innecesaria.

7. ¿Quién se quiere casar, tú o tus amigos?

Un error frecuente a la hora de pedir matrimonio consiste en elegir emisarios para enviar el mensaje. Este acto refleja que estás más cerca de tus amigos que de tu novia. Si te casas tú el ideal es que seas tú quien pida la mano de tu pareja y que lo hagas de la forma más especial. Usar a tus amigos de escuderos puede resultar gracioso en algún momento, pero siempre será mejor que tú te hagas cargo de tu petición. Luego, en cuanto lo hayas dicho, ¡ellos podrán  hacerte los coros, servirte de mariachis o empezar la coreografía para acompañarte!

Olvídate de tu Evento

8. No hace falta que te arrodilles en lugares públicos

Muchas pedidas de mano se arruinan porque el novio decide arrodillarse en un centro comercial o en medio de una discoteca, y la novia, lejos de sentirse halagada, se abochorna al verse como el centro de todas las miradas. Evita que esto te ocurra si no quieres que tu pedida de mano termine en la huida de la que deseas que sea tu esposa. Arrodillarse no es necesario y mucho menos en medio de centenares de personas. Si tú quieres que ella sea quien reciba la propuesta de  matrimonio, piensa en ella y acertarás. 

9. Las mejores noticias se cuentan sobrio

Un clásico conocido a la hora de proponer matrimonio y que se ha podido ver en incontables ocasiones. Evita ser ese novio al que, zigzagueante y pasado de copas, decide gritar por todo lo alto en la calle que quiere casarse. Este tipo de salidas puede terminar en tragedia para ti y para tu novia porque le quita toda la belleza al acto de proponer matrimonio. Si quieres anunciar que quieres casarte, hazlo en todos tus cabales y, en cuanto tengas la respuesta, ya podrás brindar con tu prometida. ¡Si se trata de alcohol, el orden de los factores sí afecta el resultado!

Tiff Studio's

10. Si lo tuyo no es hablar, díselo con creatividad

Muchos novios prefieren pedir matrimonio sin anillos y sin pronunciar palabra. Si este es tu caso puedes desplegar tu imaginación para ese día. Si quieres elevar el romanticismo puedes enviarle tu propuesta en una camiseta estampada, hacerlo a través de un avión pancarta o enviando un regalo que para ambos sea significativo. También hay novios que prefieren hacerlo con jeroglíficos, publicando anuncios en el periódico o incluso escrito en una taza de capuchino con letras de caramelo. La creatividad siempre será una herramienta para anunciar tu propuesta de matrimonio, y si te resistes a ser un clásico, pon tu imaginación a volar.

Recuerda que ninguna pedida de mano es igual a otra, planea la tuya para que sea inolvidable y con estos consejos tendrás más posibilidades de escuchar un rotundo ¡Sí quiero!  Y para que luzcas impecable en el día más importante para ti y tu prometida, te recomendamos que tengas en cuenta los complementos que no te pueden faltar en el día de la boda para lograr el look perfecto, y dar un vistazo a las propuestas en trajes de novio para que puedas conocer las nuevas tendencias y elegir el que mejor se adapta a tu estilo.