Las argollas simbolizan la unión eterna, sellan el compromiso matrimonial y se llevarán como distintivo del amor por toda la vida. Por esto su elección se debe hacer de manera cuidadosa, teniendo en cuenta las alternativas, los gustos y personalidades de la pareja. 

En los últimos años además del tradicional oro en sus colores dorado, blanco, rosado y plata, los joyeros especializados en argollas nupciales, han propuesto el titanio como un material alternativo por su maleabilidad, belleza, resistencia y costo. Además, porque ofrece la posibilidad de combinarse en aleaciones con otros metales y se acoplan perfectamente al tipo de diseño o piedra preciosa deseada.

Para siempre

El titanio es un metal abundante en la naturaleza. Está presente en las rocas volcánicas envuelto en el fuego de la pasión, en las extensiones de agua e incluso en los seres vivos, por lo que simboliza precisamente eso fuerza, vida y amor. Fue descubierto en el siglo XVIII, y su nombre es un homenaje a los Titanes, gigantes de la mitología griega que gobernaban la tierra y personificaban a las fuerzas de la naturaleza.

Es un elemento de gran durabilidad y tan fuerte con el acero. No se deteriora ni deforma, soporta altas temperaturas y es resistente al agua, sudor y perfume.

Es antialérgico y muy liviano lo que lo hace ideal para joyería y en especial para las alianzas matrimoniales, pues es muy cómodo.

Su costo también es muy atractivo por ser menor al del oro y el platino siendo igualmente glamuroso. Además, está disponible en una amplia gama de colores desde su gris original, hasta opciones más claras, oscuras, brillantes o iridiscentes, dado que puede pintarse.

Diseño de expertos joyeros

Aunque es un metal que debe manipularse con cuidado, lo que puede aumentar el costo de la joya, el titanio permite ensamblarse con otros metales y luce fantástico con incrustaciones de piedras preciosas en especial diamantes pues su color hace un juego perfecto.

También hay una tendencia creciente a combinar este metal con material cerámico, obteniendo piezas únicas de creación exclusiva, especiales para las parejas amantes del diseño y la innovación. Debe tenerse cuidado de elegir modelos que no presenten formas en punta, pues el titanio no permite moldearse tan delgado.

Sofisticación y durabilidad

Las características del titanio hacen que las alianzas creadas en este material sean realmente joyas que perdurarán en el tiempo. Su belleza, lustre y refinamiento combinadas con las propiedades físicas inherentes al metal, permiten elaborar una joya muy personal, replicando un diseño único sin importar si la pareja prefiere algo sencillo o muy elaborado.

Por su bajo peso, extrema resistencia y belleza lo convierten en una de las mejores alternativas al momento de decidirse por la argolla que se intercambiaran los novios al momento de los votos nupciales, sellando su pacto de compromiso y amor por toda la vida.