Con el buen tiempo llegan los matrimonio, así que hoy vamos a proponeros un look de invitada muy juvenil, inspirado en una radiante mañana de primavera. Sin duda es un look perfecto para asistir a un matrimonio en el día.

En esta ocasión hemos elegido un alegre vestido, en un luminoso tono coral. Se trata de un vestido cocktail con cuello redondo y un espectacular cinturón en tono morado, que nos ha dado la clave para elegir el color de los complementos. Así que hemos apostado por unos preciosos y altísimos zapatos de fiesta de color lila, que hacen juego con un coqueto bolso de mano del mismo color.

Para las joyas queríamos algo más dulce y naïf, por eso hemos optado por una preciosa pulsera de Tous compuesta por perlas de río en tonos rosas, melocotón y blanco en la que destaca un pequeño osito dorado. A juego con la pulsera hemos elegido un juvenil anillo de oro y perlas de río.