Dicen que el verde es el color de las bonitas, pues suele ser un color difícil de combinar y que no a todo el mundo le sienta bien, pero también es el color asociado a la suerte, y puesto que este 2013, Pantone ha elegido el verde esmeralda como el color del año, hemos decidido diseñar un look de novia en este color. Y para darle al outfit un toque de lujo y sofisticación hemos decidido combinarlo con complementos dorados. El resultado es un look sencillo y sofisticado, perfecto para asistir este otoño a matrimonio y eventos de tarde o noche.

La pieza central de este look es un vestido realmente sexy. Nos encanta su escote asimétrico, el juego de transparencias y el movimiento de su tejido. Los pies de nuestra invitada se vestirán con unos bonitos peep toes dorados. Se trata de un diseño de líneas sencillas que aporta luz y distinción a nuestro look. A juego con los zapatos nuestra invitada completará su outfit un precioso clutch dorado de Rosa Clará.

Las líneas sencillas y el color dorado seguirán siendo las claves para elegir el resto de complementos. Así nuestra novia lucirá una gargantilla rígida dorada de Mango (2) que le dará un toque muy chic al vestido, y en su muñeca brillará un original brazalete dorado también de Mango (5) que será el broche perfecto para este outfit.