¿La lista de invitados incluye también a los más pequeños? Si su respuesta fue “sí”, entonces deberán pensar en el menú especial para ellos, actividades para su edad, los espacios de diversión y, desde luego, los recuerdos de boda para niños. Si no les ocurre qué les pueden regalar, no se preocupen, les ofrecemos este listado en el que encontrarán recuerdos divertidos, originales y didácticos.

1. Juegos de arma todo

A estos juegos también se les conoce como juegos de Lego. Son una grandiosa opción como recuerdos de boda para niños pequeños que los pondrá a volar su imaginación. Pueden entregarle a cada niño un paquete de fichas y el diseño o manual de varias figuras que puedan armar, eso sí, tengan en cuenta las edades, pues algunos se recomiendan a partir de los 3 años.

2. Tatuajes temporales

¡Les encantarán! Los tatuajes que se quitan con agua se pueden conseguir fácilmente a través de comercios de internet o en jugueterías. Pueden encontrarlos de diferentes tamaños y colores. Para entregarlos a los niños, se pueden poner en una mesa o un punto de estación, con un aviso que indique que allí se encuentran los recordatorios para los más pequeños.

3. Cajas temáticas con dulces

Evalúen cuáles son los superhéroes o personajes de moda, y construyan cajas temáticas decoradas de acuerdo con esta tendencia. Pueden ser cajas de cartón decoradas con cada motivo, lo que los convierte en recuerdos de matrimonio para hacer en casa. Ahora, si prefieren un elemento más práctico, pues contenedores plásticos que luego puedan usar para jugar o guardar juguetes. Estas cajas pueden llenarlas con diferentes tipos de dulces y confeti.

4. Kit para armar pulseras y collares

Estos, además de ayudar a afianzar la motricidad de los más pequeños, son una grandiosa opción cuando se trata de entretenerlos. La idea es entregarle a cada niño o niña lo que necesita para armar collares y pulseras con bisutería de colores o incluso de letras. Se consiguen fácilmente en tiendas de juguetes, pero si cuentan con el tiempo suficiente, podrían buscar los insumos en tiendas mayoristas de bisutería y armar cada kit que incluya abalorios y resorte o nylon. 

5. Animales que crecen en el agua

Otra de las ideas que hacen parte de los recuerdos de boda para niños y que no suele fallar para entretener. Los encontrarán con diferentes formas y colores. Por lo general, se trata de animales marinos que vienen en tamaño pequeño, pero que al ser sumergidos en agua crecen. Incluso hay algunos que vienen en forma de huevo, y una vez están en el agua abren su cascarón. Este tipo de regalos son adecuados si, por ejemplo, se trata de una boda en el campo y durante el día, cerca a zonas húmedas, o en el que se puedan incluir alguna especie de peceras para sumergirlos.

6. Rompecabezas

Los tradicionales y ya conocidos rompecabezas son un pasatiempo que atrapa a grandes y chicos, así que entregarlos como recuerdos de boda para niños sin duda sería muy acertado. Pueden elegir los diseños con paisajes del mundo o imágenes de personajes de moda. También podrían mandarlos a hacer personalizados, con diseños inspirados en la decoración.

7. ¡Cajas sorpresa!

Las cajas sorpresa como regalo, abren la posibilidad de incluir dentro todo lo que se les ocurra: juguetes, juegos, dulces, y más… Podría ser como una piñata personal para cada niño, en la que, después de desenvolver de un empaque muy llamativo, encuentre pequeños detalles que los entretengan.

8. Cubos Rubik

Este rompecabezas mecánico y tridimensional sí que es un desafío para cualquiera. No hay una persona que lo tenga en la mano y no sienta ganas de resolverlo. Si bien el más conocido es el cubo, ya hay en el mercado otras figuras como pirámides y hexágonos. El número de fichas por lado también puede variar de un diseño a otro. Una idea que les vendrá bien si están buscando recuerdos para boda civil sencillos.

9. Camisetas para pintar

Entre los recuerdos de boda para niños, este tiene un gran significado, porque consiste en entregar una camiseta a cada niño con frases estampadas o imágenes animadas, que solo estén delineadas y puedan ser pintadas con marcadores o pintura para tela. Este obsequio podría estar acompañado de un espacio en la recepción para que los niños pinten sus camisetas. También podrían pensar en incluir dos camisetas por niño: una de su talla y otra de la talla del papá o la mamá, pues seguramente ellos se sentirán orgullosos de usar una prenda elaborada por su hijo.

10. Artículos que alumbran en la oscuridad

¿Tendrán un matrimonio al aire libre y nocturno? ¡Perfecto! Porque se prestaría para que los niños jueguen en la oscuridad. Estos artículos pueden ser accesorios como collares, pulseras o gorros hechos con pintura luminosa, pero también podrían ser figuras con formas de lunas o estrellas, que además servirían para que decoren los techos de sus cuartos. Si se trata de buscar opciones para la noche, también se podrían incluir las pintacaritas de neón.

11. Alcancías para pintar

Bien sea en forma de marranito, de superhéroe o algo similar, estas alcancías se consiguen en crudo (sin pintar) en tiendas de artesanías o manualidades. Allí mismo pueden conseguir las pinturas para acompañar cada alcancía. La idea es que los niños tengan un espacio para pintarlas y luego al final del evento las puedan llevar a casa para empezar a depositar en ellas sus ahorros.

12. Juegos de memoria

Son muy divertidos y didácticos. Los juegos de memoria también se consiguen fácilmente en cualquier juguetería o librería. De acuerdo con la edad de cada niño, se puede elegir el adecuado. Algunos incluso vienen en inglés, una buena forma de fomentar el aprendizaje del idioma extranjero. De igual forma, encontrarán diseños con dinosaurios, animales salvajes o superhéroes. ¡Ah! Y lo mejor es que podrán elegir si lo quieren en madera o cartón duro.

Dejen volar su imaginación y dejen que su alma de niños sea quien decida cuál sería el mejor regalo para los asistentes más pequeños a su cita nupcial. Es importante que tengan en cuenta a estos invitados especiales en muchos otros aspectos del matrimonio como, por ejemplo, la decoración o los ingredientes de las comidas, pues ninguno de estos debe representar un riesgo para ellos.