Erkom Edna Ramos Wedding Planner
Erkom Edna Ramos Wedding Planner

Hoy hemos querido destacar aquellos momentos que merecen una atención especial por ser claves en el gran día. A esos momentos imprescindibles deberás dedicarle más atención durante la organización de la boda. Toma nota de estos tips.

  • Los preparativos. Es un momento que seguramente compartirás con tus seres queridos. Estarás peinándote, poniéndote tu vestido de novia, las joyas, y muchas cosas más. Con el apoyo de tus familiares y amigos vivirás un momento mágico… con miradas cómplices, abrazos, lágrimas y risas.
  • La llegada de la novia. Es el momento más esperado por todos los invitados y será una sorpresa para todos ver a la novia vestida de blanco por primera vez. Para el novio es muy especial ver como el amor de su vida se acerca a él vestida como una princesa. Habrá muchos nervios, emociones y mucha felicidad.
  • El momento de las argollas. El intercambio de los anillos representa la unión de la pareja ante el mundo, por eso es un momento que no debe faltar.
  • Los votos matrimoniales. Pueden escribir sus propios votos y leérselos en voz alta a su pareja. Será un momento precioso lleno de palabras de amor. También son importantes los votos que se recitan en la ceremonia religiosa, allí se prometerán cuidado, respeto mutuo y amor para siempre.
  • El preciso instante del "sí acepto" y el primer beso es un momento soñado. Seguro será uno de los momentos más hermosos de sus vidas.
  • La salida de los recién casados de la ceremonia y el festejo con una lluvia de arroz es un momento muy alegre. Todos sus familiares y amigos estarán esperándolos para abrazarlos y desearles mucha felicidad.
  • El primer baile o el vals, es un momento para la pareja. Concéntrense en ustedes, disfruten de la música y díganse todo lo que desean como si estuvieran a solas. Lo más difícil ya ha pasado y sólo resta disfrutar de los festejos.
  • El lanzamiento del ramo. Es una tradición muy bonita y un momento que no puede faltar, todas tus invitadas se reunirán para atrapar el ramo y ver quién es la próxima en contraer matrimonio.