En el gran día las mariposas en el estómago son más intensas, los nervios no los abandona ni por un instante, la emoción que se vive no se puede describir fácilmente. Lo importante es que disfruten al máximo de este precioso y mágico momento, que nunca se borrará de la memoria. 

Después de varios meses de preparación llega el día tan esperado y es el momento más emocionante del matrimonio, cuando los novios se ven por primera vez, existe el ‘agüero’ o tradición que, si se ven con el atuendo puesto antes de la ceremonia, es de mala suerte, pero los tiempos han cambiado y las creencias también. Hay algunas parejas que se encuentran minutos previos a la ceremonia y se toman algunas fotografías. 

La tradición

La novia y el novio están a la expectativa de versen por primera vez en el altar, ahí las miradas son únicas e imborrables y permanecerán en la memoria de cada uno por siempre. Por la expectativa del vestido que lucirán, que se desvelará en ese momento y por todos los preparativos que por meses los han desvelado.

En Colombia esta es la forma más usada por cultura, los novios pasan todo el día cada uno arreglándose y calmando los nervios para el gran momento y cuando se encuentran es para dar el sí acepto definitivo, es un día donde se juega un cúmulo incalculable de emociones. Es un instante mágico. Los invitados también están a la expectativa de ver como lucen los novios y conocer la reacción del primer encuentro. 

Encuentro previo

Algunas parejas están tratando de cambiar la tradición, imponiendo el first look, propio de la cultura anglosajona que consiste en que los novios elijen un lugar que les traiga lindos recuerdos y ahí se encuentran. La costumbre es que  llega primero el novio a esperar a la novia y se ubican los dos de espaldas y caminan en la misma dirección hasta encontrarse y al tiempo se dan la vuelta, otra opción es que el novio se cubre los ojos y  cuando llega la novia le retira la venda. La idea de este encuentro previo es que un fotógrafo registre el momento fantástico del primer encuentro antes de dar inicio a la ceremonia.

Otra opción que en ocasiones se usa, es que el novio visita a la novia cuando está por terminar de arreglarse y le lleva una joya o un regalo que tenga algún significado especial para los dos, se despiden y vuelven a encontrarse en la ceremonia. 

Ventajas

La forma tradicional permite que los invitados puedan presenciar la magia del primer acercamiento, es el momento más emociónate y esperado por todos, ver como sus ojos brillan y la alegría es protagonista en todo momento.  El encuentro previo es más íntimo, deja que los novios puedan disfrutar unos minutos antes a contraer nupcias, es una opción diferente  y permite que los novios lleguen al mismo tiempo a la ceremonia. 

¿Ya saben cómo será su primer encuentro? Esperamos que sea único, lleno de magia e inolvidable. Al igual que los momentos que les esperan después de dar el ¡Sí, acepto! como compartir junto a sus familiares y amigos o disfrutar a solas de su compañía como recién casados en su luna de miel.

Y para que puedan recordar esos instantes previos a la ceremonia, y que perduren a través del tiempo, soliciten a su fotógrafo de bodas que los acompañe para que no pierda detalle alguno y logre capturar la esencia de lo que quieren transmitir como pareja. Una vez dispongan del material fotográfico, podrán utilizarlo para realizar una decoración diferente en su nuevo hogar o compartirlas a través de su web de matrimonio para que quienes fueron partícipes de su enlace nupcial disfruten una vez más del día más feliz de sus vidas y conzcan otros detalles de la ocasión.